Artífice de las cosas imposibles

Ayer decíamos que para muchos católicos el Espíritu Santo es “el gran desconocido”… es el aliento de vida que nos mantiene unidos a Dios… el “Abogado”… el “Consolador”… el “Paráclito”… sin embargo, nos cuesta relacionarnos con Él…

Podemos hablar del Espíritu Santo diciendo que Él es “Amor”, el Amor del Padre y del Hijo que se desborda sobre todos nosotros… o podemos hablar de lo que hace en nosotros –nos “santifica”– pero esto nos lleva a pensar en Él como una “fuerza” y no como una “Persona” viva…

También podemos identificarle con los siete dones que nos concede: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios… o por su acción en la Iglesia, en la Palabra y en los Sacramentos… pero siempre nos quedamos cortos ante su Misterio…

Hoy les traigo otra hermosa oración… esta la encontré hace años en un libro que escribió el sacerdote y teólogo italiano P. Stefano De Fiores… es una de mis favoritas… ¡y es hermosa!

Oración al Espíritu Santo,
artífice de las cosas imposibles

Espíritu del Padre y del Hijo, no conozco tu rostro, pero sé que eres Amor, Comunión, Éxtasis. Arco iris infinito, unes indisolublemente el cielo y la tierra, la eternidad y el tiempo, la Trinidad y la historia. Eres aliento de vida y paloma de la paz, fuego abrasador y agua purificadora, brisa ligera y viento impetuoso.

Tú solo, Fuerza de Dios y Poder del Altísimo, haces posibles las cosas imposibles. Aleteando sobre las aguas conviertes el caos en cosmos. Cubriendo con tu sombra a María de Nazaret, la haces Theotokos, capaz de engendrar el Verbo de Dios en estirpe humana. Irrumpiendo sobre el cuerpo exánime de Jesús en el sepulcro, le infundes una vida nueva e imperecedera. Irradiando como llamas de fuego sobre los apóstoles en el Cenáculo, les das testimonio ardoroso de Cristo resucitado.

Tú solo arrancas del hombre pecador el corazón de piedra y lo mudas por un corazón de carne, más fiel a la alianza, más sensible a las miserias humanas. Tú solo transformas la sociedad, languidecida por la mediocridad, atrapada en la corrupción y en los círculos diabólicos, en reino de Dios.

Ante Ti estamos, Espíritu de verdad y de amor, como tierra reseca, porque Tú la haces fecunda. Hombres de miras cortas a los que dilatas su horizonte hacia la vida eterna, cristianos débiles y falibles a los que guardas del mal y les das el Evangelio vivo.

Espíritu Paráclito, introdúcenos a todos en el misterio de Dios para que podamos vivir en perenne perijóresis* en Cristo y en el Padre. Amén.

* El término “perijóresis” se refiere al estar recíproco de las tres Personas de la Trinidad, cada una morando en las otras dos como en una única substancia sin mezcla ni confusión entre ellas.

Comparte...

    2 comentarios en Artífice de las cosas imposibles

    1. creo que en este pentecostes y espero 19 de mayo 2010 derrame el Padre su rocio de amor sobre los hombres y se quedaran con El los hijos que se lo hayan pedido y es verdad es el mas grande desconocido y delicado campo santo en el que se puede entrar no lo conozco pero creo que lo conocere por la gloria de la gloriosa Gracia que me sustenta .

      julio
    2. Es lamentable que halla tanta ignorancia al respecto, pero de esto somos culpables nosotros que a pesar de conocerlo no lo hacemos conocer por otros. Gracias a Dios por ustedes que se han motivado a utilizar lña tecnologia como medio de evangelizacion. El señor los bendiga. saludos.

      ADRIANA

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios