Carta a mi hijo que se encontró con Dios

Llega la décima carta de Padre Jorge… y si la carta al hijo ateo era mi preferida, les confieso que esta me ha dejado con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos: la historia que cuenta Padre Jorge en esta carta bien podría ser la mía. Un día también Jesús salio a mi encuentro después de años huyendo de ÉL y leyendo la reflexión volví a vivir aquel primer encuentro con el Señor. No se me hubiera ocurrido mejor forma de entrar en la Semana Santa que esta.

Carta a mi hijo que se encontró con Dios

Carta a mi hijo que se encontró con Dios:

Ha llegado la Semana Santa. Un tiempo muy especial. ¡Hasta un eclipse la ha acompañado! Sin embargo, la luna nunca, con toda su belleza, eclipsará el brillo del sol. Como nunca los “fulgores del mundo” ocultarán el amor de Dios.

Para mi será siempre una semana muy recordada. Después de tanto andar buscando de distintas formas y lugares… has encontrado a Dios. Siempre tuve la esperanza de que llegaría momento en que Él se te descubriera.

Con paciencia y, no te lo niego, con dolor, vi como ibas tratando de llenar un vacío que sólo podía ser colmado con Dios. Trataste de llenar tu ansia en fiestas, tragos, drogas, amores, filosofías, luchas políticas, sin embargo, tu sed continuaba. Decías que Jesús había sido un gran maestro, pero no el Hijo de Dios; que la Biblia era invento de hombres, pura literatura fantástica; que la religión era el opio del pueblo; que nosotros, los creyentes, éramos una parvada de ilusos, tontos, engañado por toda clase de curas, monjas y pastores.

Oré mucho por ti en esos días, que se convirtieron en años. Le pedía a Dios que tú pudieras encontrarlo, pero fue Él quien se te reveló a ti. Los hombres, creemos que somos quienes encontramos a Dios cuando es Él quien se hace el encontradizo.

Y mis oraciones fueron escuchadas… Llegaste el domingo con tu ramo de palmas en la manos. Después de tantos años alejado del Señor habías regresado para alabarlo, gritarle ¡Hosanna!, decir que era tu Mesías, tu rey. Pero lo primero que pensé, al verte llegar con las ramas en tus manos fue que venías a burlarte de mí. Tal vez sólo me traías lo que había dejado en el carro…

Sin embargo, me contaste algo que todavía me deja asombrado: que fuiste de paseo con tus amistades al Viejo San Juan. Que pensabas pasar otro día de sol, playas, bebidas y diversión, pero caminando por las calles adoquinadas te topaste con la procesión del Domingo de Ramos. Viste a muchos llevando en sus manos ramas de palmas y aclamando a Jesús como su rey. Te reías de ellos: “la banda de pobres fanáticos religiosos”. Pero de momento, me contabas, un rayo de sol te cegó. Era el sol de mediodía que fustigaba a los transeúntes sanjuaneros. Te tropezaste con algo en la acera y te caíste en la calle. Me decías que quien te levantó fue el joven que hacía de Jesús en la procesión y no tus amigos del jangueo. Te dio una rama de palma. Y seguiste con ellos hacia la catedral. Participaste de la misa. Sentiste una alegría y una paz que hacía mucho tiempo no experimentabas. Por eso me dijiste emocionado “papá, me encontré con Dios”.

No fuiste tú quien lo encontraste, sino Él quien te salió al paso. Hoy por eso doy gracias a Dios y le pido que, aunque puedas de nuevo por los avatares de la vida a perder el rumbo, Él salga siempre a tu paso, que en verdes praderas te haga descansar, a las aguas tranquilas te conduzca, te de fuerzas y te lleve por el camino recto, haciendo honor a su nombre.

Te quiere,

Papá

P. JSC 15/04/2014

Comparte...

    3 comentarios en Carta a mi hijo que se encontró con Dios

    1. Haci espero que mi hijo Reinaldo encuentre a Jesus en su camino, para que tenga una vida tranquila,llena de paz, armonía y mucha unión familiar especialmente con su pareja,que sea responsable y que resuelva todo tranquilamente y sin dificultades para el, Jesus te lo pongo en tus manos poderosas,

      Lili
    2. HERMOSA CARTA ,ME LLENO DE ILUSION Y FE ,POR EL MISMO DESEO DE VER A MI FAMILIA ACUDIR A LA CASA DEL PADRE ME LO HA CONCEDIDO EL AÑO PASADO QUE MI NIETA RECIBIO EL DIVINO SACRAMENTO PRIMERA COMUNION SIENDO YO SU MADRINA .QUE PARA GLORIA DEL PADRE ENTRE CAMINANDO CON ANDADERA POSTCIRUGIA . Y PROMESAS DE QUE IRIAN -IRIAMOS A MISA CADA SEMANA .PUES NADA DE ESTO TRISTEMENTE RECIBO NEGACIONES DE MI HIJA Y MI ESPOSO . ESPIRITUALMENTE SE SIENTE UNO FUERA DE LA FE QUE SEMBRAMOS EN NUESTRAS FAMILIAS . MAS AFIRMO FIELMENTE Y COMO TESTIMONIO ” QUE DIOS SE HACE EL ENCONTRADIZO Y QUE JAMAS SE CANSA DE BUSCARNOS ” Y ESPERO EN EL SEÑOR QUE LOS SIGA TOCANDO EL ESTA A LA PUERTA QUE ABRAN SUS CORAZONES LO RECONOZCAN TAL COMO ES NO COMO EL MUNDO LO DICE AMEN .GRACIAS .FELICES DIAS SANTOS .

    3. Wow, sencillo pero profundo mensaje

      claribel

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios