Celebremos la Misa: la Oración Colecta

La semana pasada hablábamos sobre el Gloria, ¿recuerdas? Pues inmediatamente después del Gloria viene la Oración Colecta y te digo la verdad, es tan rápido que si no estamos muy pendientes se nos puede pasar. Lo que sería una lástima porque esta oración es una parte importantísima de los ritos iniciales y de toda la Misa.

la Oración Colecta

Verás, “colecta” viene del latín “colligere”, que significa “recoger”. Durante la Oración Colecta el sacerdote recoge las intenciones de la comunidad y se las presenta a Dios. Padre Jaume González Padrós, en su libro “Los ritos iniciales de la Misa”, lo explica de una manera hermosa: “esta oración pretende recoger los anhelos que palpitan en el corazón de cada uno de los que forman la comunidad orante”.

Al comenzar, el sacerdote hace una invitación a la oración: “Oremos”… seguido de unos segundos de silencio para poner alguna intención por la cual se ofrecerá el sacrificio de la Misa. En la mayoría de los casos, las personas se limitan a esperar, pero se supone que este sea un “silencio activo”, o sea, que aprovechemos ese tiempo para poner también nosotros alguna intención por la que ofrecemos la Misa. Luego, el sacerdote eleva una sola plegaria en nombre de todos.

Esto nos lleva a otra pregunta, ¿qué significa eso de ofrecer la Misa por algo? ¡Asómbrate! Nosotros, en nuestra pequeñez, no tenemos nada digno que ofrecerle a Dios Padre. Entonces Jesús se pone de nuestro lado y se nos entrega, para que nosotros podamos ofrecerle al Padre lo más querido por Él, la vida de su Hijo. Por eso decimos que Jesús es a la misma vez sacerdote y víctima.

El día de hoy, cuando escuches al sacerdote que dice “Oremos”, preséntale al Padre tu intención y ofrécele a cambio el sacrificio de su Hijo. Luego, te unes a la plegaria que el sacerdote hace en nombre de todos… y te adelanto que en este día, XIV domingo durante el año, el sacerdote le pedirá al Padre que nos conceda el don de la verdadera alegría.

¡Feliz domingo y feliz Eucaristía!!!


Estas pequeñas cápsulas están inspiradas en el app iMisa y el libro “La misa: antes, durante y después”, ambos del Padre José Pedro Manglano.
Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios