Y tú, ¿conoces al Pastor?

Al final de una gran cena en un castillo inglés, un famoso actor de teatro entretenía a los huéspedes declamando textos de Shakespeare. Después de un rato, se ofreció a que le pidieran alguna pieza extra, por lo que un tímido sacerdote le preguntó si conocía el Salmo 23.

El actor respondió de inmediato:
– “Sí, Padre, lo conozco, y estoy dispuesto a recitarlo con una condición… que después lo recite usted.”

El sacerdote se sintió un poco incómodo, pero accedió a la condición. El actor hizo una bellísima interpretación, con una dicción perfecta: “El Señor es mi Pastor, nada me falta…”

Al final, los huéspedes aplaudieron vivamente, elogiando la interpretación.

Entonces llegó el turno del sacerdote… este se levantó muy despacio y, tras un momento de silencio, cerró los ojos y recitó lentamente las mismas palabras que momentos antes pronunció el actor.

Esta vez, cuando terminó el sacerdote, no hubo aplausos, sólo un profundo silencio llenó la sala mientras algunas lágrimas comenzaban a brotar.

El actor se mantuvo en silencio unos instantes, después se levantó y dijo:
– “Espero que se hayan dado cuenta de lo que ha sucedido aquí esta noche… yo conocía el Salmo, pero el sacerdote conoce al Pastor.”

En este día, deseo que cada palabra que salga de tus labios lleve impresa el aroma de Jesús… que cuando alguien te escuche, en su corazón pueda exclamar como aquellos de la historia: realmente conoce al Pastor…!!!

Comparte...

    3 comentarios en Y tú, ¿conoces al Pastor?

    1. sabes, me gusto mucho esto, ahora que le he puesto mas atención y he meditado este salmo me doy cuenta de algo, que me gustaría conocer al pastor, porque en mi familia soy el único que me he alejado de él si es que alguna vez lo conocí, pero ahora el salmo tiene mucho sentido, te agradezco mucho, y quisiera hablar con él con toda mi confianza, y amarle, pero no ser un fanático, sino amarle de verdad, te agradezco, y pues, el señor nos acompaña, gracias de verdad

      José
    2. Cada día, a pesar de mis debilidades y pecados, pienso en que hacer para seguirle a Él, leo para saber de Él y pido a Dios para conocerle y creer más en Él. Si asi lo hago, tengo la esperanza de poder hablar, sentir y ser, con toda mi mente, con todo mi corazón y con todas mis fuerzas, un fiel seguidor del Buen Pastor. Este sitio que he encontrado y al cual llegue a traves de facebook, me alegra, entusiasma y fortalece. Adelante, el señor nos acompaña.

      Mauricio Francisco
    3. Bendiciones desde Nicaragua, esta muy bueno el portal, mis oraciones

      Mario

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios