El camino a Belén

El viaje a Belén no debe haber sido fácil para José y María… la llegada del Niño estaba cerca… y el camino desde Nazaret era largo y pesado… sin embargo, la alegría reinaba en sus corazones… y no había ningún obstáculo, por grande que pareciera, que ellos no pudieran salvar con la gracia de Dios… sus miradas se cruzarían con las de muchas personas… y algunos de ellos podrían ver más allá, más profundo… algunos, incluso, podrían ver muy dentro de sus corazones… y allí encontrarían la sonrisa de Dios… sonriéndoles… y anunciándoles que algo grande y maravilloso estaba por acontecer…

El camino a Belén

Nuestra vida es como el camino a Belén… encontraremos muchas pruebas y dificultades… se pondrá escabroso y empinado en algunas partes, mientras que en otras será llano y llevadero… pero sin importar la condición del sendero, tenemos que recorrerlo completo… con gozo y alegría… como María y José… llevando la sonrisa de Dios a todas las personas que se crucen en nuestro camino… y anunciándoles la Buena Nueva de Jesús…

Que estos últimos días de Adviento nos ayuden a abrirnos más y más a la gracia de Dios… para asear el establo de nuestro interior y preparar el pesebre de nuestro corazón… y así, cuando finalmente llegue Jesús, lo encuentre preparado, limpio y calientito para acogerle… y que ÉL pueda poner en nosotros su morada…

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios