El camino de Cuaresma 1

no presumas
no te pongas por encima de los demás,
sino a su servicio

Comenzamos la Cuaresma reconociendo que la verdadera vocación cristiana es el servicio. Jesús mismo nos dice que Él viene a servir, no a ser servido. Y nosotros, sus discípulos, aquellos que tenemos la intención de seguirlo, debemos hacer lo mismo. El camino de Cuaresma comienza en la humildad de los hijos de Dios.

Hoy te invito a rezar con esta oración de San Francisco de Asís…

Señor, hazme un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo armonía,
donde hay error, ponga yo verdad,
donde haya duda, ponga yo la fe,
donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo la luz,
donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh, Señor, que no me empeñe tanto
en ser consolado como en consolar,
en ser comprendido como en comprender,
en ser amado como en amar;
porque dando se recibe,
olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
y muriendo se resucita a la vida eterna.

Amén.

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios