El camino de la fe | Día 20

El camino de la fe | Día 20

«A un hombre mezquino no le conviene la riqueza: ¿para qué le van a dar muchos bienes a un avaro?… El hombre que siempre está ambicionando es un malo; no le interesan las personas, desprecia a los demás. El hombre insaciable no está nunca satisfecho, la codicia le seca el corazón» (Eclesiástico 14, 3.8-9).

Día 20 | Hoy pídele a Dios el don de la generosidad

“Si Dios te ha bendecido con el éxito… Si él te ha bendecido con la inteligencia… si además te ha bendecido con la prosperidad, entonces no seas avaro, no tengas miedo de darte a ti mismo y de dar, pues sólo así encontraras profunda paz y vida eterna.”

— Padre Gustavo Jamut

San Pablo fue una persona muy especial… nació en Jerusalén… se instruyó con Gamaliel, un famoso rabino de su época… fue fariseo… y conocemos el gran celo que tenía por la Ley de Moisés… tanto que le llevó a perseguir con saña a los cristianos… hasta que un día tuvo un encuentro personal con el Señor y su vida cambió… de seguro recuerdas el texto… dice que Pablo cayó al suelo cegado por una brillante luz… y escuchó una voz que le decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?»… sorprendido preguntó: «¿Quién eres, Señor?»… «Yo soy Jesús, a quien tú persigues»… de ahí en adelante, Pablo es consistente en reconocer una y otra vez la misma cosa… todo cuanto ha recibido, todo cuanto a caminado, todo cuanto posee y todo cuanto él es, es don de Dios… recibido por pura gracia… sin merecerlo…

Lo mismo sucede en nuestras vidas… tienes aptitud para la música, la pintura o la poesía, eso de don de Dios… tienes habilidad para los deportes, eso es don de Dios… tienes inteligencia… un familia hermosa… una profesión exitosa… una vida espiritual plena… eso también es don de Dios… nuestra vida… nuestros talentos y aptitudes… nuestros recursos económicos… todo lo que tenemos y somos lo hemos recibido del Señor… y como en la parábola de los talentos, Él espera que los pongamos a producir…

Por ejemplo, yo tengo cierta habilidad para el arte gráfico, así que me ofrecí de voluntario para hacer el boletín dominical de mi parroquia… otros leen en las Misas… otros participan en los coros… otros ayudan manteniendo los jardines… todos podemos hacer algo para ayudar en nuestra comunidad parroquial…

Pero eso no basta… hay ancianos que están solos, sin que nadie los visite… tal vez conoces a uno… o una persona enferma que no tiene quien le acompañe a sus citas médicas… siempre hay quien necesita una mano amiga, un hombre sobre el cual llorar o alguien que escuche… el tiempo también es un don de Dios… y muchas veces lo desperdiciamos en lugar de dar la mano a aquellos que tenemos cerca…

Finalmente… todos nosotros hemos sido bendecidos con bienes materiales… no es que seamos “ricos”, pero siempre hay alguien que tiene menos y pasa necesidad… Dios espera que seamos solidarios… y compartamos con ellos eso que Él tan generosamente ha tenido a bien darnos… pero sabes que es lo maravilloso de todo esto… en cada persona que sufre, que padece, que se siente sola, que pasa necesidad… en cada una de ellas está Dios esperando encontrarse con nosotros…

Fíjate, Dios te creo único e irrepetible… y puso en ti un pedacito de si mismo… pero debemos ser receptivos a sus dones… tenemos que cooperar con su gracia… y la mejor forma de cooperar es compartiendo lo mucho que Él nos ha dado… seamos sinceros con nosotros mismos… nos gusta recibir… nos gusta que nos den regalos… pero luego nos cuesta dar las gracias… o peor aún, nos cuesta compartir con otros eso que hemos recibido… te tengo una noticia… ha llegado el momento de cambiar…

Por eso hoy quiero que fijemos nuestra atención en María… ella recibió el mayor de todos los dones… a Jesús: Dios mismo que se iba formando en su vientre… ella no se quedó indiferente ante tan grande gracia… no se quedó encerrada en su casa, adorando al Dios que crecía en sus entrañas… al contrario… se puso en marcha… y salió dispuesta donde su pariente Isabel… decimos que fue a “visitarla”, pero esa visita era mucho más… Isabel era una mujer anciana y María imaginaba los trabajos que estaba pasando en sus últimos meses de embarazo… ella fue a ayudar… a poner a la disposición de Isabel todo cuanto había recibido del Señor… y dando, se dio…

Y es que no podía ser de otra forma… cuando recibimos a Jesús… cuando lo tenemos por dentro… cuando somos conscientes del maravilloso don de su Presencia… no podemos quedarnos quietos… TENEMOS que salir al mundo… y queremos gritarle a todos nuestra alegría… nuestro gozo… “Dios está aquí, conmigo… y quiero que también tú experimentes la felicidad de encontrarlo”… hoy no te quedes a Dios para ti solo… llévalo a otros… y comparte generosamente todo lo que Dios te ha dado…

Comparte...

    2 comentarios en El camino de la fe | Día 20

    1. José César… ir a Misa los domingos es obligación y responde a la necesidad de dar culto a Dios… este es el segundo mandamiento…

      Los evangélicos no celebran Misa, sino un culto donde se lee la Biblia y se predica… las Iglesias Protestantes Históricas (Luteranos, Anglicanos, Episcopales, etc) tienen una celebración similar a la Misa… pero ellos no creen en la Eucaristía como nosotros… para ellos el pan y el vino son simbólicos… nosotros creemos que se transforman en el Cuerpo y la Sangre de Cristo…

      Ir a un culto evangélico o a una “misa” protestante no satisface el precepto de ir a Misa los domingos… debes ir a una Misa Católica… la Misa de los sábados por la noche, la vigilia del domingo, tiene el mismo valor que la Misa dominical…

      Durante la Misa de domingo se leen 4 lecturas de la Biblia: una del Antiguo Testamento, un Salmo, una del Nuevo Testamento y el Evangelio… en las Misas de entre semana se leen tres lecturas… un católico que vaya a Misa todos los días termina leyendo o escuchando casi toda la Biblia en 3 años… a diferencia de los cultos evangélicos, donde el pastor escoge de qué va a predicar y busca una lectura que le sirva como “pié de amigo” en su predicación…

      Todos dicen que su iglesia es la verdadera… cada iglesia evangélica (no es “una” iglesia evangélica, sino muchas, cada una independiente de la otra) reclama la verdad… las iglesias protestantes históricas, cada una aparte, reclaman tener la verdad… las sectas pseudo-cristianas (mormones, testigos de jehová, creciendo en gracia, las iglesias de la prosperidad, etc) reclaman que tienen la verdad… pero Dios no puede revelar “verdades” distintas y todas ellas creen en cosas parecidas, pero diferentes… o sea, que no todas pueden ser “verdaderas”… la Verdadera Iglesia de Jesucristo es la que tiene Sucesión Apostólica y puede seguir su historia desde el presente hasta el tiempo de Jesús… y eso solamente lo puede hacer la Iglesia Católica…

      Espero haberte ayudado… DTB!

      Romualdo
    2. Espero que me escuches yo tengo una duda. La Misa de los domingos, es obligacion de ir y oirla sí ó no. Y la Misa que hace un sacerdote Catolico esl a mas importante delante de Dios y la Misa que hace un sacerdote evangelista es igual una que la otra. Los evangelistas comen pan normal y veven vino rojo y cren que esta combertido en la sangre de Jesús.El pan corriente que comen es el cuerpo de Cristo. AUNQUE LO HACEN EN CONMEMORACION DE JESÚS. uN SACERDOTE CATOLICO ESTA ORDENADO COMO SACERDOTE Y SOLO ÉL PUEDE HACER LA MISA Y EL EVANGELISTA ES LA MISMA PERSONA Y PUEDE HACER LA MISA IGUAL. Los evangelistas creen que los catolicos no estudian la Biblia bien para hacer lo que hacen y ellos dicen estar poseidos de la verdad. Tú que dices que piensas de todo esto
      es importante que me espliques todo esto bien sin alargarte y asi estaremos bien informados todos y asi puedo mandarselo a una misionera evangelista y que todos sepamos la verdad. Esto es muy importante para todos los evangelistas que se consideran que ellos son los verdaderos delante de Jesús.Esperamos muchos una buena explicacion
      todos estamos falta de ver la verdad de amar a Jesus, como Él lo desea. Con migo son muchas personas que no sabemos la verdad, no hemos estudiado para saber lo que Jesús
      quiere.sobre la MisaLos evangelistas dicen que ellos estan combertidos a la verdadera religion. Gracias y que Dios te ilumine y nos cuentes la verdad José Cesar.-

      Jose Cesar

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios