El granito de trigo

El granito de trigo

Érase una vez un granito de trigo, pequeño y sencillo, que quería ser santo y llegar hasta el cielo. Así que se ofreció a Dios… y se puso en sus manos de buen sembrador. El Señor, de inmediato, con mucho cariño, lo colocó en tierra buena y lo cuidó como a un niño.

Pero el granito, gritaba…, pasaba las noches a oscuras, solo, con miedo y con frío, muriendo a sí mismo. Pero, sin saberlo, renacía a una vida más hermosa y bella.

Y empezó a crecer como espiga, débil y temerosa, azotada por las lluvias y mecida por los vientos. Y fue creciendo y creciendo y creciendo acariciada por el sol, y soñaba y soñaba… y pedía y oraba.

Cuando estuvo madura, un día de estío se presentó el segador. La espiga, alarmada, gritaba y decía: “A mí no, porque yo estoy destinada a ser santa y elevarme hasta el cielo”. Pero el hombre, tal vez distraído, metió la hoz, despiadado, y quebró sus ensueños de oro.

“Oh Señor”, clamó entonces la espiga, “ya no puedo llegar a tus brazos. Sálvame mi Señor, que me muero”. Pero el Señor, cual si nada escuchase, respondió con un largo silencio… Y aquel hombre, tomando la espiga, bajo el trillo la puso al momento… Y los granos crujieron… y cual sarta de perlas preciosas, por la era rodaron deshechos.

Y vinieron más hombres y metieron los granos de trigo en un saco viejo, llevándolos luego al molino, donde finísimo polvo se hicieron. Y la harina seguía llorando. Mientras, arriba en el cielo, seguían callando… y aquí abajo, seguían moliendo.

Y, ¿por qué callaría Jesús? Y, ¿por qué, si era pura e inocente, le negaba el consuelo? Pero ella obediente, seguía sufriendo… Y Jesús preparaba la harina. Y una hostia bellísima hicieron… por fin el grano, espiga, harina, en Jesús se fundieron.

Comparte...

    4 comentarios en El granito de trigo

    1. Muchas gracias por compartir tus historias con los que buscamos encontrar un concejo en lo que leemos que el señor te siga bendiciendo grandemente

      Vanessa García
    2. José César, mi querido amigo… ya venimos caminando un tiempo juntos y no me molestan las cosas que me dices… pero hay muchas formas de llevar el mensaje de Jesús… mira por ejemplo a san Pablo, un predicador incansable que recorrió el mundo de los paganos predicando un sinsentido, un Cristo crucificado… una de las características de Pablo es que inventaba palabras para explicar los conceptos que quería transmitir… imagínate tú, todo un teólogo educado a los pies de Gamailel inventando palabras “paganas” para predicar a Cristo…!!!

      Fíjate, en Jesús mismo encontramos un ejemplo magnífico… esa fue su gran novedad… les hablaba a la gente en palabras que entendían… les daba ejemplos de su vida cotidiana… por eso les decía que el Reino era como un sembrador… o como un grano de mostaza… o como el rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos… o como la levadura en la masa de la harina… por eso también les hablaba sobre el Pastor bueno… o sobre la moneda que perdió la mujer… o sobre el hijo pródigo… son pequeñas historias que la gente podía entender… no hay nada malo en eso…

      El Evangelio es Jesús… Él es la Buena Noticia, Él es el Reino que está dentro de nosotros… pero la vida del cristiano se nutre de otras cosas… tenemos que cultivar las virtudes… necesitamos que crecer en nuestra vida de oración… es importante que nos desbordemos en amor al prójimo… claro, todo esto lo hacemos por amor a Dios… pero no hay nada malo en usar historias que nos ayuden a comprender el camino que debemos seguir…

      Hermano, hay diferentes llamados… conozco personas que dan clases de Biblia, es lo que el Señor les ha pedido… ayudan a otros a comprender la Palabra, a hacerla vida en ellos… eso también lo hemos hecho aquí en ocasiones… también hay otros que gustan de la apología y buscan razones bíblicas para creer lo que creemos… y debaten y defienden y afirman con la Escritura las razones de Dios y de la Iglesia… y eso está muy bien, también lo hemos hecho aquí muchas veces… pero ninguno de esos es mi llamado… esta página existe porque el Señor un día me dio una Palabra… me dijo, “consuela a mi pueblo”… y eso es lo que trato de hacer… llevar consolación a los corazones atribulados… llevar esperanza al que sufre… llevar misericordia al que se siente perdido… y perdón al que ya no puede levantarse… puede que muchas veces no tenga todas las respuestas… pero trato de mostrar el Rostro misericordioso de Dios a los que tienen a bien leernos… es más, creo que por eso fue que empezaste a seguirme tiempo atrás… porque tú también has necesitado de esas palabras que he dejado escritas en este blog…

      Sé que tú eres un hombre de mucha oración… alguien que ha sufrido y sufre en carne propia su parte de la Pasión del Señor… y que la ofrece por aquellos que necesitan… te pido que ores por mí… para que pueda seguir llevando el mensaje de santidad y de salvación de la forma como Dios quiera… y para que estas humildes palabras e historias que salen de este rinconcito de la Internet, puedan llegar a los corazones que más las necesiten…

      Un abrazo y que Dios te colme de bendiciones…!!!

      Tu amigo y hermano, Romualdo

      Romualdo
    3. Yo ahora nose por donde empezar.Le cuento yo en mi vida pasada fuy cazador, y aprendi a conocer el campo muy bien, y el az de cevada en tú anuncio lo has confundido con trigo, asi comienzas siempre metiendola patita. eso que esibes en cebada no es trigo.En la santa Misa en este acto se trasforma la Ostia en el espiritu de Jesús. para que asi lo coman los cristianos
      cuando comulgan es un milagro, donde todos ingieren en commemoracion de la ultima cena de Jesús con sus apostilel. Es una forma que Jesús nos dejo para asi estar dentro de nuestra alma
      unidos espiritualmente con sus seguidores, y darle gracias y pedirle lo que mas necesitamos.
      apesar de que Jesús ya lo sabe todo lo que nos pasa y necesitamos.Tero todo esto estando en gracia libre de pecados. Ami no me gustan los cuentos predica la verdad del evangelio la enseñanza vivA de Jesús.Es un sacrilejio el hablar de la vida de Jesús imbentando un cuento. Me das pena que no te paras apensar cual es tu mision en esta vida. Piensa un poco, no ves el escandalo las formas de perder la Fé alos que te leen . Escucha al Papa, lo que esta mandando alos mal frmados Sacerdotes y Pastores. Escucho a; http://www.serafin contreras.com y aprende. Le ruego que me perdone por mis formas de hablarle.
      Pero nose como decirle las cosas para que se corrija. Perdoneme.
      Reciba un abrazo en Cristo José Cesar.

      Jose Cesar
    4. Soy Mariana y Dios no le respondió porque tenía los planes perfectos para ella.

      Soy Tatiana y se convirtieron en el Cuerpo de Cristo, finalmente su sueño se hizo realidad.

      Es una historia muy bella bonita y encantadora.

      Gracias tiitos.

      MARIANITA. y TATIANITA.

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios