El privilegio de dar

«Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme» (Mateo 25, 34-36)

Es hermoso lo que el Señor nos dice en esta Palabra… al final de todo, cuando venga en Su Gloria, nos juzgará por el amor… ¿Saben?, este siempre ha sido uno de mis pasajes favoritos… inclusive, he utilizado el “principio” que expresa en muchas ocasiones… “porque necesité pon (un aventón) y me llevaste”… “porque no entendía y me explicaste”… tienen la idea, ¡¿verdad?!

Esto es lo que el Señor espera de nosotros, sus hijos… que amemos a nuestros hermanos como Él nos ama a nosotros… Bien lo dijo San Pablo en su primera carta a los Corintios, «aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy»… y la caridad es precisamente eso, volcarse en amor hacia el hermano que me necesita…

Desde el principio de mi conversión comprendí que TODO es un don de Dios… desde el aire que respiramos, hasta el último bocado de comida que llevamos a nuestra boca: ¡todo lo recibimos de Dios! Cuando comprendemos esto, comprendemos también que todo debemos ponerlo a la disposición de Ese que nos lo ha dado… es ahí cuando nuestra vida comienza a cambiar, dejamos de hacer por nosotros y para nosotros, y nos convertimos en siervos del Señor…

Pero cuando hablamos de tener caridad o hacer caridad, la mayoría de las personas piensan en los bienes materiales… esto es culpa de nuestra cultura moderna, donde todo queremos medirlo en dólares y centavos… Aunque es cierto que el dinero hace falta, yo me refiero a mucho más que esto… Cuando digo que debemos ponerlo todo a la disposición de Ese que nos lo ha dado todo, me refiero a nuestros medios económicos, pero también a nuestros talentos, a nuestra disposición y capacidad para servir, en fin, a nuestra vida entera… Somos criaturas y le pertenecemos a nuestro Creador…

En nuestro caso, Noemí y yo le entregamos al Señor nuestro esfuerzo y nuestro trabajo a través de esta página… pero además le servimos en nuestra parroquia y en una capilla que frecuentamos… También hay dos hogares de niños(as), huérfanas unas y de escasos recursos los otros, que nos han robado un pedacito del corazón…

No les cuento esto por vanagloria, muy al contrario, el Señor conoce nuestra indignidad para servirle… Les cuento para que les sirva de ejemplo y si el Señor puede valerse de instrumentos tan inútiles como nosotros y hacer obra, imaginen lo que podría hacer en ustedes si le dieran la oportunidad…

Cerca de ti hay alguien que necesita… puede ser un vecino, un familiar o alguien que ni siquiera conoces… puede que no necesite tu ayuda económica, pero puede necesitar una mano amiga, o una palabra de aliento, o un hombro donde llorar… Lo que sí puedo asegurarte es que si ves su necesidad es porque Aquel que te creo lo está poniendo en tu camino y cuenta contigo… Tú veras a Cristo es ese hermano que te necesita… y tu hermano le vera en ti… ese es el “privilegio de dar”, poder llegar a ser el Rostro de Dios…

Comparte...

    2 comentarios en El privilegio de dar

    1. ”BIENAVENTURANZAS” Y” HAZME UN INSTRUMENTO DE TU PAZ” ESTAS DOS ORACIONES ME ENCANTATAN BAN MUY BIEN DE LA MANO, EN LO PERSONAL ME AN GUIADO MUCHISIMAS VECES PARA SEGUIR EL CAMINO CORRECTO.SIEMPRE CUANDO EMPRENDO MI DIA LE PIDO AL SENOR SU SANTO ESPIRITU, PARA QUE ME DE LA OPORTUNIDAD DE MIRARLO CUANDO ME LLAMA POR MEDIO DE MI PROJIMO DE TODO LO QUE ME RODEA. SIN OLVIDAR NUNCA EMPEZAR CON MI FAMILIA PRIMERO.LE PIDO QUE ME DE EL DON DEL AMOR Y LA DISPONIBILIDAD. Y HE SENTIDO EN CARNE PROPIA EL GOZO QUE SE SIENTE DAR SIN ESPERAR RECIVIR,PERO ESO SI,HAY QUE ESTAR ALERTAS PORQUE ESAS OPORTUNIDADES LLEGAN AVECES SIN QUE CASI UNO SE DE CUENTA Y CUANDO MENOS PENSAMOS YA NO HICIMOS SENTIR A ALGUIEN QUE PASO POR ESE DIA POR TU VIDA QUE SE SINTIERA BIEN AL IGUAL QUE ALLUDARLO.AHORITA ESTOY PRESISAMENTE RECORDANDO UNA VEZ PASO ALGUIEN POR CASA DE MI CUNADO Y PIDIO UN VASO DE AGUA EL HOMBRE NO TENIA ZAPATOS Y LE DIJERON AHI ESTA LA LLAVE DE AGUA EN EL GARDIN YO FUI Y LE TRAJE UN VASO DE ADENTRO CON AGUA EN ESO SE FUE EL HOMBRE Y MI ESPOSO IBA LLEGANDO , NO LO DEJE BAJAR DEL CARRO LO HICE QUE LO BUSCARA Y LE DIERA PARA UNOS ZAPATOS GRACIAS ADIOS LO ENCONTRE, SI NO , LLONO HUBIERA OLVIDADO JAMAS ESA OPORTUNIDAD QUE YO IBA A PERDER, CUANDO UNO REALMENTE TRATA DE ESTAR DEL LADO DELQUE TODO NOS DA NO PUEDES DEJAR PASAR TANTA INJUSTICIA SIN SENTIR Y DEJAR DE HACER ALGO A CAMVIO

      Anna Mendoza
    2. es terrible no comprender que todo viene de Dios, al que vamos dejando por un lado, muchas veces por caprichos, otras por inconformidades o tal vez por pura vanidad, es importante que mientras tengamos tiempo (vida) volvamos al camino de El, lo reconozcamos como el centro de nuestras vidas y reconozcamos los pecados por los que le hemos ofendido, haciendo lo anterior, llega a nuestra vida una inexplicable paz, que tambien trae consigo un compromiso mayor de no volver a ofenderle…. en resumen debemos buscar la luz de Dios y salir de la obscura vida que a veces llevamos y que tontamente creemos que es perfecta al lado de tanto materialismo…amemos y valoremos a quien Dios nos ha dado para que nos acompañen en nuestra vida y nunca lo excluyamos a el como piedra angular de todo lo que hacemos.

      Frisley

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios