El rosario de Madre Teresa

Jim Castle estaba cansado cuando abordó aquel avión la noche de 1981. Después de una semana llena de reuniones y seminarios, ahora deseaba descansar tranquilo en su asiento, agradecido de regresar a su casa en Kansas City.

Mientras más pasajeros abordaban el avión, más se oía el murmullo de sus conversaciones mezcladas con el sonido de los equipajes de mano que iban guardando en los compartimientos. De repente, todo quedó en silencio…

Jim volvió su cabeza para ver que pasaba y quedó boquiabierto. Caminando por el pasillo, venían dos monjas vestidas en hábitos blancos con un borde azul. Él reconoció esa cara a la primera mirada. Piel arrugada y ojos cálidos. Era la misma cara que estaba en la portada de la revista TIME, y que siempre aparecía en el noticiero de televisión. Las dos monjas se detuvieron junto a él y Jim se dio cuenta que su compañera de vuelo sería nadie más que la propia Madre Teresa.

En cuanto los pasajeros estaban acomodados, Madre Teresa y la otra monjita sacaron sus rosarios. Cada decena de cuentas tenía un color diferente.

“Cada decena representa varias áreas del mundo”, le dijo. “Rezo por los pobres y moribundos de cada continente”, añadió.

Comenzó el vuelo y las dos monjas comenzaron a rezar, dejando oír solo murmullos.

Aunque Jim no se consideraba un católico practicante y no solía asistir a la Iglesia, sin pensarlo se encontró envuelto en el rezo. Cuando hubieron terminado, Madre Teresa se volvió hacia él. Por primera vez Jim entendió a qué se refiere la gente cuando hablan acerca de un “aura”. Una sensación de paz lo envolvió.

“Joven”, le dijo, “¿rezas el rosario frecuentemente?”

“No acostumbro”, admitió él.

Ella tomó la mano de Jim y mirándolo a los ojos, sonrió.

“Bueno, lo harás de ahora en adelante”, replicó, mientras dejaba caer su rosario en la palma de la mano de Jim.

Una hora más tarde, Jim llegaba al aeropuerto de Kansas City donde le aguardaba su esposa. Jim le contó sobre el encuentro a Ruth, quien miraba sorprendida el rosario que su esposo sostenía en su mano.

Nueve meses más tarde visitaron a Connie, una amiga de hacía mucho tiempo. Connie les contó que tenía cáncer en los ovarios.

“El doctor dice que es un caso muy difícil pero voy a luchar, no me daré por vencida”, les dijo esperanzada.

Jim buscó en su bolsillo y sacó el rosario que Madre Teresa le había dado. Después de contarle la historia a Connie, le dijo:

“Quédatelo, puede que te sirva.”

A pesar de que no era Católica, Connie acogió con cariño las cuentas de colores de aquel rosario entre sus manos.

“Gracias”, le dijo en voz baja, “espero poder regresártelo.”

Paso más de un año antes que Jim volviera a ver a Connie. Esta vez, tenía el rostro radiante. Poniendo el rosario en las manos de Jim, le dijo:

“Lo he tenido conmigo todo el tiempo. Tuve cirugía y he estado recibiendo tratamiento de quimioterapia. El mes pasado los médicos volvieron examinarme y el tumor ha desaparecido. ¡Completamente! Es momento de devolverte el rosario.”

En el otoño de 1987, Liz, la cuñada de Jim, cayó en una gran depresión después de su divorcio. Liz le pidió prestado el rosario a Jim y lo colgó en el respaldar de la cama. Cuando se sentía deprimida, lo tomaba en sus manos y rezaba.

“Me sentía tan sola y temerosa”, contaba ella, “pero cuando sostenía el rosario era como si una mano amorosa me consolaba.”

Gradualmente, Liz mejoró su vida y le regresó el rosario a Jim.

Una noche de 1988, Ruth recibió una llamada de teléfono. Un amigo que tenía a su mamá en coma pedía prestado el rosario. Esta familia tenía la esperanza que con este rosario, su mamá pudiera morir en paz.

“La enfermera nos dijo que un paciente en coma aún puede escucharnos, así que puse el rosario en las manos de mamá y le expliqué que este era el rosario de Madre Teresa. De pronto fue como si su rostro se relajara, lo sostuvo un rato y minutos después falleció.”

Algunos se preguntarán, ¿es que acaso hay algún poder especial en el rosario de Madre Teresa? Es solamente un rosario sencillo gastado por el tiempo, sin ningún valor material. El poder está en la fe de las personas que lo rezan y el amor que Dios derrama sobre ellos.

La vida de Jim ha cambiado desde el día que se encontró con Madre Teresa. Como ella, aprendió las cosas que verdaderamente tienen valor en la vida. Y aunque guarda un gran tesoro en la bolsita que siempre lleva consigo, sabe que su mayor riqueza es poder compartir su fe con otras personas y ser instrumento del amor de Dios para aquellos que el Señor pone en su camino.

Comparte...

    8 comentarios en El rosario de Madre Teresa

    1. Mis íntimas alegrías son ser católico y rezar el rosario todos los días

      Juan
    2. Mabel, saludos y bendiciones!

      Nosotros también tenemos una sección completa dedicada al Santo Rosario, donde se explica su historia, las promesas asociadas a él y otras cosas, incluyendo la forma cómo se reza.

      Lo que Yaritzy pregunta no es sobre la forma de rezar el Rosario en sí, sino el Rosario de Madre Teresa como se menciona en el artículo, donde ella reza cada decena por los pobres y moribundos de cada continente (él Rosario tenía un color diferente para cada decena simbolizando los 5 continentes).

      Si consigues esa forma específica, te agradeceré que nos las compartas y la podemos publicar en la sección del Rosario.

      Gracias… y que Jesús y María te acompañen siempre!!!

    3. YARITZI PAGAN: Rezar el Rosario es muy fácil. Aquí hay un enlace donde lo explica, aunque hay muchos sitios web que lo hacen: http://webcatolicodejavier.org/comorezarelRosario.html

      Lo fundamental es poner el corazón en cada PADRENUESTRO y en cada AVEMARÍA, que son oraciones celestiales. El Padrenuestro nos lo enseñó el mismo Señor Jesús. El Avemaría está compuesto por el saludo del Arcángel Gabriel a la Virgen María en la Anunciación y la segunda parte es el saludo de Santa Isabel a la Virgen y la tercera es nuestro propio ruego.
      Por último el GLORIA que es la perfecta alabanza a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
      Verdaderamente trae mucha paz rezarlo con calma y pensando bien cada misterio. Te animo a que lo hagas, si no puedes entero todos los días, al menos un misterio por día. Verás que luego no querrás dejarlo. Y puedes ayudar a muchas personas rezándolo por las intenciones y necesidades de todos. También por tus propias intenciones.

      Mabel
    4. alguien me puede decir como se reza ese rosario

      Yaritzy Pagan
    5. Bendito Rosario nos da paz en nuestras angustias tu estas conmigo Mamita linda

      Benitaherrerahueto
    6. Rezo el Santo Rosario lo mas seguido que puedo es hermoso.

      Benitaherrerahueto
    7. cada vez que veo alguna estampita con su imagen, siento una emocion muy grande y lo mismo cuando pienso en ella , y veo la grandeza de Dios , en su figura diminuta /
      Estoy segura esta descansando en los brazos del padre.

      elizabeth
    8. Rezar el rosario es algo maravilloso, entrega tus angustias, problemas, cansancios, al Señor por medio del Bendito Rosario y por intersecion de nuestra madre María Santisima, es un arma poderosa contra el demonio.

      nely maría ramos macías

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios