El tesoro más grande del mundo

La Eucaristía no sólo es un gran tesoro, podríamos decir que es el tesoro más grande del mundo. Mucho más importante que el oro o las piedras preciosas. Vale más que todo el universo con todas sus estrellas y galaxias. Vale más que los ángeles y que todos los santos, incluida la misma Virgen María, porque la Eucaristía es Jesucristo, el Dueño, Señor y Creador de todo lo que existe.

Sin embargo, hay quienes no entienden que al hablar de la Eucaristía no estamos hablando de un pan bendito o de una cosa buena, sino de Alguien, de una persona, ¡de Jesús! Por eso, quizás no lo valoran lo suficiente y su fe es demasiado pequeña para reconocerlo bajo la apariencia de un pequeño pedazo de pan.

Muchos católicos no lo aman, no le dan importancia y para ellos Jesús Eucaristía es como si no existiera, porque no se aprovechan de su presencia cercana en este sacramento. Es lo que les pasaba a tantos judíos del tiempo de Jesús, que lo tenían muy cerca, pero no creían en Él o simplemente no se daban tiempo para ir a oír sus palabras o visitarlo.

Los Reyes Magos hicieron un largo y peligroso camino para encontrar a Jesús y quedaron felices de haberlo encontrado. Había valido la pena todo su esfuerzo porque al fin lo encontraron y descubrieron que Él era su Dios. Fueron los primeros no judíos que lo reconocieron como Dios y lo adoraron. Los pastores también hicieron un esfuerzo para ir en plena noche a visitarlo, llevándole algunos regalos y no quedaron defraudados. ¿Y nosotros? ¿No valdrá la pena hacer cualquier esfuerzo para visitar a Jesús? ¿No valdrá un poco de nuestro tiempo? ¿O acaso nuestra fe es tan escasa que no creemos que verdaderamente en la hostia consagrada está el mismo Jesús de Nazaret, el mismo Jesús, que nació en Belén y murió en la cruz?

Si supiéramos que en una isla perdida hay un gran tesoro y nos dieran la oportunidad de ir a encontrarlo con la garantía de que sería todo para nosotros, ¿no valdría la pena arriesgarse para encontrarlo y ser ricos para toda la vida? Y Jesús, ¿no es el tesoro más grande del mundo? La isla del tesoro no está muy lejana, no necesitamos viajar a países lejanos y desconocidos. Jesús está muy cerca, en el sagrario de nuestra iglesia, pero hay que tener fe para verlo con los ojos del alma, con los ojos de la fe.

Comparte...

    5 comentarios en El tesoro más grande del mundo

    1. La santa Eucaristia es lo mas importante que existe, miren si Jesus es Amor que viene a morir por nuestros pecados y despues se queda con nosotros en ese pedasito de Pan y Vino sagrados para quedarse con nosotros para siempre, Te adoro , te Amo por siempre Amen.

    2. Querido Hydekyle…

      Tal vez ahora no lo entiendas… pero un día vas a mirar atrás y verás como todas las cosas que ahora valoras y tienes por importantes son sólo una ilusión… lo único verdadero… lo único que perdura… y lo único que realmente importa es Dios… especialmente cuando comprendas el Amor incondicional de un Dios que se apoca y se esconde en un pedacito de pan y un poco de vino, para que sus amigos puedan alcanzarle…

      Dios te bendiga y te conceda el maravilloso don de la fe…

      Romualdo

      Romualdo
    3. ¡Dios mío! Leer estas cosas en pleno siglo XXI… ¿es que la mentalidad humana no ha cambiado nada en 2000 años?

    4. Saludos a todos los que visitan este medio, este tema para mi me cae como anillo al dedo por que soy una de las catolicas que, tengo mi duda en la Santa Eucaristia, pero estoy orando mucho para que mi fe aumente y pueda adentrarme en esta Gran Verdad, y quisiera llegar hacer como estos Reyes Magos que encontraron a Jesùs y se alegraron por ello.
      Muchas Bendiciones de Dios para todos, Rosalba.

      Maria Rosalba
    5. muy lindo!!

      Heidy

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios