Entre judíos y samaritanos

Después de los reinados de David y Salomón, el pueblo judío se dividió en dos reinos: Judá o Reino del Sur, con su capital en Jerusalén; e Israel o Reino del Norte, con su capital en Siquem (que más tarde se trasladó a Samaria)… Cada uno de los dos reinos sufrió el exilio en distintas ocasiones: Judá a manos de Babilonia; e Israel a manos de Siria… la diferencia entre ambos es que los habitantes de Judá lograron restablecerse sin mezclarse con otras razas, mientras Israel se unió con otros pueblos al regresar del exilio…

Esto fue motivo de escándalo para los habitantes de Judá, quienes dejaron de considerar a los samaritanos como judíos auténticos… De igual manera, los samaritanos dejaron de considerar obligatorio el culto en el Templo de Jerusalén, dando culto a Dios en el monte Garizim…

Los samaritanos creían en Yahvé como único Dios… consideraban a Moisés como el profeta por excelencia y observaban la Ley de la Toráh… pero no reconocían el Talmud (tradición oral judía), ni los Profetas (Nevi’im), ni los libros escritos (Ketuvim)…

Todos sabemos que en el tiempo de Jesús, las relaciones entre judíos y samaritanos eran tensas y conflictivas, llegando hasta el odio y la intolerancia en muchas ocasiones… pero hay tres pasajes muy interesantes que me gustaría mirar brevemente…

Inhospitalidad de los samaritanos (Lucas 9, 51-56)
Samaria quedaba entre Galilea y Jerusalén, de manera que para ir de uno a otro era necesario pasar por Samaria, de otra manera había que dar una gran vuelta para evitar la región… y cuenta Lucas que en uno de sus viajes, Jesús envió mensajeros delante de Él a un pueblo de Samaria para que le prepararan posada… los samaritanos de ese pueblo se negaron a recibirle, porque iba hacia Jerusalén (por tanto, era judío)… y Santiago y Juan (por algo les llamaban “los hijos del trueno”) le preguntaron: «Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?»… pero Jesús les reprendió por tal pensamiento y siguió hacia otro pueblo…

La samaritana, en el pozo de Sicar (Juan 4, 1-42)
En esta ocasión Jesús va de Judea hacia Galilea y se detiene en Sicar (en Samaria)… mientras los discípulos van a comprar comida, Él se queda junto al pozo conversando con una mujer samaritana… el diálogo entre ambos es hermoso y de gran profundidad teológica… lo primero que debemos comentar es la sorpresa de la mujer: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?»… Jesús le responde haciendo alusión al «Don de Dios» y le ofrece «agua viva»… esas dos referencias son al Espíritu Santo… luego Jesús le habla de un nuevo culto que no estará sujeto al Templo de Jerusalén ni al Monte Garizim, sino que «llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad»… el relato sigue diciendo que Jesús le habló sobre todo lo que ella había hecho durante su vida… y ella, sorprendida, corrió al pueblo a contárselo a todos: «Venid a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿No será el Cristo?»… dice Juan que Jesús se quedó dos días en Sicar… y «fueron muchos más los que creyeron por sus palabras, y decían a la mujer: “Ya no creemos por tus palabras; nosotros mismos hemos oído y sabemos que éste es verdaderamente el Salvador del mundo.”»

Parábola del buen samaritano (Lucas 10, 25-37)
Todos hemos escuchado la parábola del buen samaritano… un doctor de la Ley que, para poner a prueba a Jesús, le pregunta qué debe hacer para tener en herencia la vida eterna… Jesús devuelve la pregunta, preguntando qué es lo que dice la Ley… “Amar a Dios y amar al prójimo”, responde el legista… inconforme con el giro de la conversación, vuelve a preguntar a Jesús que quién es su prójimo (los judíos solamente consideraban como “prójimo” a otros judíos)… esto le da pié a Jesús para contar la parábola del hombre que va de Jerusalén a Jericó y caen en mano de ladrones que le dejan mal herido a la orilla del camino… a su lado pasan un sacerdote y un levita judíos, y ambos siguen de largo sin ayudarle… finalmente, pasa un samaritano que le socorre, cura y cuida… la parábola concluye con un pequeño diálogo entre ambos: Jesús le preguntó, «¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores? Él dijo: El que practicó la misericordia con él. Díjole Jesús: Vete y haz tú lo mismo.»

Veamos… en el primero de estos tres pasajes, Jesús rechaza la actitud de odio y violencia de Santiago y Juan –y los judíos en general– hacia los samaritanos… actitud que hubiera estado bien vista, según las relaciones reinantes entre judíos y samaritanos pero que se opone con el mensaje del Evangelio de amar al prójimo (incluyendo a los “enemigos”)… en el segundo, Jesús no sólo conversa con la samaritana, sino que le ofrece el «Don de Dios», que no es otra cosa que Dios mismo… en adición, se queda entre los samaritanos dos días, anunciándoles el Reino… o sea, que además de hablar con los samaritanos, Jesús se interesa por su salvación y les trata con respeto y misericordia… por último, Jesús utiliza a un samaritano como ejemplo para mostrarle a un legista judío que “prójimo” no es el que comparte mis ideas o mi fe, sino todo aquel que necesite ayuda…

~*~*~*~*~*~*~*~

Pues la actitud de algunos hermanos evangélicos hacia los católicos se parece a la actitud que existía entre judíos y samaritanos: está llena de reproche y condena por el sólo hecho de ser católico… fíjense, en ocasiones he comentado que algunos hermanos evangélicos tienen más respeto y cortesía para con un musulmán o un budista que para un católico… ¡lo vemos aquí mismo en algunos temas!!!

Los valores del Evangelio son humildad, mansedumbre y renuncia… y estos valores nos deben llevar a amar a Dios y al prójimo (y “prójimo” son todos)… no con un amor cualquier, sino con el Amor mismo de Cristo… con un amor tan perfecto, que no deja espacio para nada más…

A ti, hermano evangélico o de otra denominación que me lees…
Cuando veo la actitud que tienes hacia los católicos, no veo el Amor de Jesús reflejado en tus palabras… al contrario, en lugar de humildad, veo soberbia y prepotencia… en lugar de mansedumbre, veo intolerancia y odio… en lugar de renuncia, veo insulto, burla y desprecio… y no se trata de que creamos lo mismo o estemos de acuerdo en todo… pero de la misma manera que los católicos respetamos la manera de pensar de otras iglesias –cristianas y no cristianas– de esa misma forma esperamos que se nos respete nuestra fe…

No sé tú… pero yo no puedo imaginarme a Jesús enviando fuego del cielo para acabar con una ciudad de Samaria… sin embargo, tú nos condenas sin pensar que esa actitud de juicio/condena es rechazada por Dios…

No sé lo que tú piensas… pero mientras Jesús se sentó a dialogar con la mujer samaritana, abriéndole su Corazón para poder alcanzar el de ella… tú te limitas a disparar tres o cuatro textos bíblicos, sin importar lo que yo pueda decir o pensar al respecto… no te interesa escucharme porque ya me has juzgado por lo que te dijeron… y no te interesa conocerme para saber lo que de verdad creo y pienso…

No sé tú… pero cada vez que leo uno de tus comentarios incendiarios, no puedo dejar de preguntarme si alguna vez has pensado que yo soy “tu prójimos”, al igual que tú eres el mío… y que de la misma forma que yo respeto tu fe, también espero que tú respetes la mía…

Entiendo que tú creas que estás por el camino correcto… pero de verdad te digo, lo que tú crees de los católicos… lo que te han dicho o lo que crees haber visto… ¡está equivocado!… yo soy tan cristiano como tú… adoró a Yahvé, él único Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo… y guardo su Palabra con celo apostólico… tan así, que no sólo guardo su Palabra escrita, sino que guardo todo aquello que dijo e hizo Jesús y que no se escribió (como explica Juan al final de su Evangelio)…

No espero que cambies tu forma de pensar o sentir… cada cual es libre de elegir el camino que desea recorrer… y cada cual será responsable de darle cuentas a Dios por sus acciones (o la falta de ellas)… pero igual que tú eres libre, también lo soy yo… y si nuestro Padre respeta la libertad de ambos, ¿por qué no puedes tú respetar la mía?

A pesar de tus palabras y reproches, créeme, te amo como a mi hermano y oro a Dios por ti… no para que te cambie… o te convierta… o te salve… sino para que Su Voluntad se cumpla total y completamente en tu vida … y sobre todo, oro pidiéndole a Dios que te bendiga con su Amor y te conceda esa Paz que viene de morar dentro de su Corazón…

Y tú, hermano católico que me lees…
No permitas que estas actitudes afecten tu relación con Dios o tu forma de ver al prójimo… Lo digo porque a veces pienso que podemos caer en lo mismo… juzgando y condenando, cuando eso solamente le compete a Dios… Si nos insultan o calumnian o difaman… respondamos con caridad y respeto… mostremos la Verdad de nuestra fe… amemos y oremos!!!

Recuerda que Jesús predicó en muchas sinagogas… y levitas y fariseos rechazaron, unos tras otros, el Mensaje de Salvación que se les ofrecía… pero a pesar de eso, algunos oídos oyeron… y algunos corazones acogieron la Palabra… y por esos pocos es que hoy vive nuestra Iglesia… Sembremos la semilla del Evangelio con nuestras palabras… pero sobre todo, con nuestro ejemplo de vida… seamos como Jesús… y el Espíritu Santo se encargará de tocar los corazones que Él desee tocar…

Dios me los bendiga a TODOS… y María Santísima, Madre del Salvador y Madre nuestra, nos acompañe por el camino hacia Jesús…

Romualdo

Comparte...

    20 comentarios en Entre judíos y samaritanos

    1. Amen con lo que escribe. Todos somos evangelicos ya q usamos los evangelios y cristianos porque segimos a Cristo.. Jehova o Yahve son nombres de Dios. Pero son lo mismo al final Dios te bendiga

      willy
    2. Querido Oswaldo… quisiera que fijáramos la atención en el pasaje donde Jesús es tentado en el desierto y que tú mismo has señalado… como bien has dicho, el diablo usa las Escrituras para tentar a Jesús… le cita pasajes específicos, a los que Jesús responde utilizando también la Escritura…

      ¿Qué nos enseña esto…? Que la Escritura, por sí sola, puede ser sacada de contexto y usada para desviar a las personas del buen camino… tal y como pretendió hacer Satanás… por eso es que necesitamos una autoridad que nos ayude a comprender cuál es el sentido correcto de los textos que leemos… en la primera comunidad, esa autoridad eran los Apóstoles… autoridad que se ha transmitido por la sucesión apostólica dentro de la Iglesia… es por eso que Pablo dice que la Iglesia, no la Biblia, es «columna y fundamento de la Verdad»…

      La misma Biblia es un ejemplo de lo que te estoy diciendo… en los primeros siglos del cristianismo circulaban una serie de escritos relacionados con la vida de Jesús… así como cartas a las distintas comunidades… pero, ¿cómo saber cuáles de esos escritos eran inspirados por Dios y cuáles no…? Fue la Iglesia quien decidió cuales serían los libros que se incluirían en el Canon Bíblico… dicho de otra manera, la Iglesia discernió para ti y para mí cuáles escritos provienen de Dios… es en la Iglesia –columna y fundamento de la Verdad– donde radica la autoridad… cuando Jesús dijo que escudriñáramos las Escrituras se refería al Antiguo Testamento, que era lo que existía en su tiempo… pero su exhortación sigue siendo vigente para toda la Biblia… con la particularidad de que ha sido la Iglesia, movida por el Espíritu Santo, quien decidió que escritos comprenderían esas Escrituras…

      Por último, debo recordarte que todas las denominaciones cristianas, sean las Iglesias Protestantes Históricas, las Iglesias Evangélicas en sus muchas denominaciones o las sectas seudo-cristianas, todas son producto de las Reforma Protestante… eso significa que la Iglesia de los Apóstoles, la que tiene la autoridad, la que nos dejó la Biblia, es la que lleva 20 siglos y puede seguir sus orígenes hasta las palabras de Jesús: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro (Cefas), y sobre esta piedra (cefas) edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos»… creo que sabes a cuál Iglesia me refiero…

      Me despido reiterándome en las Palabras de Jesús que tú marcaste el comienzo de tu comentario: «HÁGASE SU VOLUNTAD»… hacer la Voluntad de Dios implica hacer todo lo que el dejó, en la Biblia y a sus Apóstoles… hacer la Voluntad de Dios significa acudir a los sacramentos: «a quienes les perdonen sus pecados les serán perdonados, a quienes se los retengan les serán retenidos»… hacer la Voluntad de Dios significa hacer como el «discípulo amado» y recibir a María, la Madre del Señor, como madre nuestra… pero sobre todo, hacer la Voluntad de Dios significa comer su Cuerpo y bebe su Sangre, verdaderas comida y bebida de vida eterna, o sea, la Eucaristía…

      Que Dios te bendiga este y todos los días de tu vida… y el Espíritu Santo que ha sido derramado en nuestros corazones, te guíe por el camino de la Voluntad de Dios…

      Romualdo

      Romualdo
    3. Enseńanos a orar dijieron sus discípulos al maestro; padre nuestro que estas en el cielo… HAGASE TU VOLUNTAD… contesto el maestro. Cuando hacemos la voluntad de Dios es cuando la base de nuestra Fe es la Santa Biblia, no olvidemos la tentación de Jesus: ESCRITO ESTA, ESCRITO ESTA, y Satanás mismo dijo ESCRITO ESTA… por tanto Dios en su soberanía dejo plasmada la palabra para hablarnos atravez de ella, lo Oral suena lógico pero puede, puede cambiar o trasformarse diferente después de los años, nosotros como humanos lo podemos moldear a nuestra conveniencia. Mas lo escrito se registro – se plasmo y no lo podemos cambiar. Cristo nos manda: ESCUDRIŃAD LAS ESCRITURAS POR QUE A VOSOTROS OS PARECE QUE EN ELLAS TENÉIS LA VIDA ETERNA Y ELLA SON LAS QUE DAN TESTIMONIO DE MI. ( jn 5:39) Que el Dios de paz nos ilumine y nos de el entendimiento de su bendita y Santa palabra. Y hagamos la Voluntad de Dios no la nuestra. Bendiciones a todos Amen.

      Oswaldo
    4. Querido Juan José… el chiste es simpático, pero es solo eso, un chiste…

      Fíjate, si lo analizas te das cuenta que está cargado de prejuicios en contra de la Iglesia… comienza cuestionando la moral católica al hacer un contraste entre un cura “bebedor” y un pastor abstemio… luego repite el planteamiento a la inversa cuando presenta la familia del pastor y el cura solitario… en ambos casos se está presentando un estereotipo incorrecto del sacerdocio católico…

      La Iglesia enseña que todos los excesos son malos, no solo en la bebida sino en todos los aspectos de la vida… emborracharse es un acto irresponsable que afecta la percepción de los sentidos y nubla el razonamiento, llevando a la persona a conductas distintas a lo que normalmente haría… pero tomar una copa de vino con la cena o en una reunión social no es emborracharse…

      Tal vez no recuerdas las palabras de Jesús, en todo caso te las copio aquí: «Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: “Demonio tiene”. Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Ahí tenéis un comilón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores”»… en otro pasaje dirá: «Oídme todos y entended. Nada hay fuera del hombre que, entrando en él, pueda contaminarle; sino lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre. Quien tenga oídos para oír, que oiga»… me parece a mí que presentar una un chiste cargado de prejuicios y mofándose de la Iglesia es más dañino ante los ojos de Dios que tomar una copa…

      Sobre el argumento de la familia… supongo que el chiste se refiere a que el pastor tenía esposa e hijos… sin embargo, la familia es mucho más que eso… las personas tienen padres, hermanos, sobrinos… ellos también son nuestras familias… y en el caso de los curas, su comunidad parroquial es una gran familia… no sé si conoces muchos curas, pero en nuestra comunidad tratamos a nuestros curas como si fueran nuestra familia de sangre… y de hecho, en Cristo lo son…

      Fíjate, aunque el celibato sacerdotal no es necesariamente bíblico (sabemos que algunos Apóstoles tenían sus esposas)… sí es recomendado por Pablo y por el mismo Jesús… así que la Iglesia ordena como sacerdotes aquellos que tienen ambas vocaciones, la vocación al sacerdocio y la vocación al celibato…

      Pablo le dijo a los Corintios: «Mi deseo sería que todos los hombres fueran como yo (célibes); mas cada cual tiene de Dios su gracia particular: unos de una manera, otros de otra. No obstante, digo a los célibes y a las viudas: Bien les está quedarse como yo»… con esto reconoce que la mejor manera de atender una comunidad es entregándose, por amor, por completo a ella… si Pablo hubiera estado casado y hubiera tenido hijos, su corazón hubiera estado dividido entre la predicación del Reino y el bienestar de su familia…

      Pablo también reconoce que el celibato no es para todos: «Pero si no pueden contenerse, que se casen; mejor es casarse que abrasarse»… quienes no tienen esta vocación (al celibato), pueden servir en la Iglesia de muchas maneras distintas al sacerdocio… por ejemplo, yo soy un laico casado y con hijos… y hago mi parte en la edificación del Reino, sirviéndole a Dios y a su Iglesia de muchas maneras, esta página es una de ellas…

      Jesús, hablando sobre la indisolubilidad del matrimonio, añade: «No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido. Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda»…

      En el Antiguo Testamente encontramos varios pasajes que prefiguran la unión entre Dios y su pueblo como una unión matrimonial… luego, en el Nuevo Testamento, encontramos muchas imágenes de la Iglesia como la esposa de Jesucristo… estos textos también sirven de inspiración al sacerdote, que en su celibato están realmente aceptando esa vocación de ser esposos de la Iglesia… velando por todos sus hijos con el cariño y entrega que Cristo lo hace…

      Antes te dije que la Iglesia escoge los sacerdote entre aquellos que tienen ambas vocaciones: sacerdotal y célibe… si entiendes esto, entenderás también que el celibato no es una obligación ni una imposición… quien no esté de acuerdo o crea que no puede con esa carga, no tiene la obligación de ordenarse… pero aquellos que sí sienten el llamado lo ofrecen con gusto y alegría… reconociendo que en esa entrega se asemejan un poco más a Cristo… y esa debería ser la meta de todos los cristianos…

      Dios te bendiga…

      Romualdo

      Romualdo
    5. un cura y un pastor evangélico, por propósito de dios llegan a sentarse juntos en un avión y se hicieron amigos, cuando vino la azafata les ofreció bebidas, el cura pidió una cubata y el pastor un zumo y el cura vuelve a pedir otra cubata y le ofrece al pastor, el pastor le dice que no gracias, el cura le respondió: no sabes lo que te pierdes. Ya llegando al aeropuerto,al pastor le recibe su familia y al cura nadie, el cura le dice al pastor esa es tu familia ? y el pastor le responde:-que si-. Y el mismo pastor le pregunta al cura y la tuya? el cura responde: que no tiene familia, el pastor le dice: que no sabes lo que se pierdes entonces aquí quien queda mal?.

      juan jose
    6. Romualdo; Dios lo bendiga ne da triztesa que alguien de la iglesia Evangelica o mejor dicho un hermano en Cristo se portara mal con usted ya que yo grasias a un hermano cristiano pentecostes me entregue a mi Cristo siendo catolico por mas de treinta anos y oy estoy contento ya no tomo ni fumo ni soy maldiciente como era antes perdonenos,y DIOS LO BENDIGA SANTIAGO DIAZ SU SERVIDOR.

      SANTIAGO
    7. Dios le Bendiga no necesariamente todos los cristianos tendemos a juzgar o criticar a las demas denominaciones religiosas.Todos somos hijos de Dios unos para salvacion y otros para perdicion ya que lamentablemente se ve como viven una vida liberar la cual el Senor nos deja dicho en su palabra que Sin Santidad nadie vera al Senor uno debe de vivir una vida macula tanto por fuera como por dentro. Que el Senor los continue bendiciendo.

      ana
    8. esto enseña lo de la biblia y asi aprenden mas de la biblia

      luz maria
    9. GRACIAS!!!!!!! que cancion una vez mas me hiciste llorar!!! mentiras! creo q estoy limpiando mi alma con esas lagrimas

      Dios te Bendiga y gracias por ocuparte de que el mensaje llegue a mi…

      claudia
    10. Querida Claudia…

      Una amiga dice que en Dios no hay coincidencias sino “dios-cidencias”… esa misma amiga cita siempre a Pablo en Romanos 8, 28: «en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman»… son dos formas de decir que el Señor está detrás de cada una de las cosas que nos suceden, bien como causa directa o indirecta… y si somos dóciles y nos dejamos guiar… Él nos conducirá por el camino de la santidad…

      Sabes… hoy en día la gente no quiere ser “santa”… ni siquiera se lo plantea… porque piensan que eso es algo difícil de alcanzar… pero la santidad no es otra cosa que hacer la Voluntad de Dios en nuestra vida… aunque la mayoría de las veces somos nosotros mismos quienes luchamos en contra de los planes maravillosos que Dios tiene para nosotros…

      Quiero compartir algo contigo… además de tengoseddeti, también tengo un pequeño blog de oración… es un rinconcito íntimo donde a veces me escapo para hablar con el Señor… te confieso que hace tiempo lo tengo abandonado… no al Señor!!!!, al blog… pero mientras escribía esto recordé – ¿o habrá sido Él quién lo trajo a mi mente? – una video que una vez puse allí y que siento que debes escuchar…

      Déjate

      Que el Señor te envuelva en su Amor… y te conceda las gracias para re-encontrarte con Él…

      Romualdo

      Romualdo
    11. Hola Romualdo perdon si no te respondi antes, pero realmente no pense que me fueras a responder y entre por casualidad a retomar algo de la pagina y encontre tu respuesta que me conmovio hasta las lagrimas…….. no sabia ni que pensar, solo le pido a mi padre celestial que me de el discernimiento y que yo haga y cumpla los propositos que tiene para mi, en este momento me encuentro confundida pero agradecida por que estoy segura que El me ama muchoooooooo; en ocasiones creo que no merezco tanto amor pero igual lo recibo, si te contara como es el Senor conmigo que mas me demoro en pedirle algo que El en concedermelo yo me quedo impresionada, bueno aunque aveces me haga esperar no es muy frecuente.

      Solo te pido que cuando ores eleves al Cielo una oracion por mi para que esta Hermana tuya en la Fe encuentre o retome el camino

      Un millon de gracias por tomarte el tiempo para responderme, fue otra de las senales que como de costumbre mi Padre me envia, por que estoy convencida que no por casualidad estoy ahora escribiendote

      Gracias a Dios y a ti por tus palabras

      Claudia

      claudia
    12. Querida Claudia…

      Siento mucho que hayas pasado por una mala experiencia y que, por esto, te hayas alejado de la Iglesia… pero no creo que esto sea cosa de Dios: “Dios me puso cosas en frente de mis ojos, escritos, comentarios en la radio y muchas otras manifestaciones de que a lo mejor estaba en el camino equivocado”…

      Fíjate, Dios quiere «que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad»… fue para eso que se quedó con nosotros en la Iglesia y en los Sacramentos… es Él quien obra a través de sus ministros… es Él quien perdona… es Él quien se ofrece como alimento en la Eucaristía… la Iglesia no es un sacerdote, la Iglesia somos todos nosotros, unidos como un solo cuerpo: el Cuerpo de Cristo… Dios no solamente desea esa unidad, sino que Jesús mismo la pide cuando ora al Padre pidiendo que todos sean uno y que a través de esa unidad, el mundo crea… por eso, Dios no saca a nadie de su Iglesia… somos los hombres los quienes –por muchas razones– nos alejamos de ella y de Él…

      No puedo hablar sobre tu caso específico porque no conozco los detalles… pero he visto algunos católicos que viven situaciones irregulares y que se han acercado al Sacramento de la Reconciliación… lamentablemente, para que el Sacramento sea válido deben darse algunas condiciones, especialmente deben haber arrepentimiento y propósito de enmienda… esto lo que quiere decir es que si una persona vive una situación irregular, debe estar arrepentida por ello y debe tener el propósito de cambiar su vida… si estas dos cosas no están presentes, el sacerdote no puede dar la absolución… recuerda que no es el sacerdote quien perdona o retiene los pecados, sino Cristo mismo: «vete y no peques más»…

      No voy a negar que hay sacerdotes que en ocasiones han faltado a la caridad o han errado en su juicio… son humanos y cometen errores como tú y como yo los cometemos… pero hay muchísimos sacerdotes que son vivo reflejo de Jesús… y estoy seguro que cualquier otro –si ese hubiera sido tu caso– hubiera estado dispuesto a escucharte y, de ser necesario, a explicarte que las razones…

      Dios es Misericordia, como tú bien señalas… Él se compadece del pecador y sufre el dolor que el alma arrepentida siente… en el pasaje del hijo pródigo vemos a un padre que sale al encuentro de su hijo… y observamos cómo le abraza aún antes de que el hijo pueda manifestarle su arrepentimiento… así también es Dios… ve el arrepentimiento en nuestro corazón y sale a nuestro encuentro… y nos abraza y nos perdona, aún antes de que nosotros abramos nuestros labios… pero en esa parábola, aunque no lo dice explícitamente, entendemos que el hijo cambió su forma de ser… cambió su vida, para vivir la vida del padre… así también nosotros… Dios nos perdona, pero espera que cambiemos y no sigamos pecando… fíjate, en el pasaje de la institución del Sacramento, Jesús dice: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Juan 20)… Jesús mismo nos dice que aunque Dios es Misericordioso, habrá pecados que serán retenidos…

      Por último… la liturgia de hoy nos presenta dos pasajes muy interesantes que creo se aplican a nuestra conversación: el pasaje de Naamán (2Reyes 5) y el de los 10 leprosos (Lucas 17)… en ambos pasajes vemos cómo se acercan, Naamán a Eliseo y los leprosos a Jesús, buscando la sanación… ni Eliseo ni Jesús imponen manos u oran por ellos… solamente les dan una instrucción… y la sanación viene a través de la obediencia… esta es una enseñanza muy poderosa en nuestro tiempo… nuestra sociedad nos lleva a relativizar todo acomodándolo a nuestra conveniencia y capricho, pero Dios nos dice que tenemos que ser obedientes: a su Palabra y a aquellos que Él ha puesto para guiarnos…

      En el caso de Naamán, la obediencia le alcanzó la sanación física… y más tarde, al Eliseo rehusar su regalo… recibió una sanación aún mayor, porque comprendió que Yahweh es el único Dios… de la misma forma, los leprosos que se encontraron con Jesús fueron sanados de su lepra… pero solamente aquél que regresó donde Él, recibió la mayor y más importante de todas las sanaciones, la del alma…

      Hermana… nuevamente te digo que no conozco las razones que tuviste tú o el sacerdote… pero estoy seguro que el Señor nunca quiso que te alejaras de su Iglesia… por eso, de la misma forma que una vez pensaste que Él te hablaba a través de las cosas que ponía frente a sus ojos… piensa si no te estará hablando ahora, pidiéndote que regreses a su Casa…

      Que el Señor ilumine tu caminar y te muestre cual es su Voluntad…

      Muchas bendiciones…

      Romualdo

      PD– En la sección de Reconciliación hay varios artículos sobre el Sacramento de la Confesión que pueden ayudarte a comprenderlo mejor…

      Romualdo
    13. Hola hasta hace algun tiempo, era una activa miembro de la iglesia catolica pero en una ocasion, me acerque al sacramento del perdon y el sacerdote, con una actitud equivocada y cruel me dijo que no me podia dar el perdon cosa que no creo sea correcta ya que Dios en rico en misericordia y si en verdad lo conociera no me hubiese dicho tal cosa……… en ese momente creo q Dios me puso cosas en frente de mis ojos, escritos, comentarios en la radio y muchas otras manifestaciones de que a lo mejor estaba en el camino equivocado; de igual manera sigo haciendo el bien, leo mi biblia trato de ser el mejor ser humano solo que ya no voy a la iglesia ni creo en la infalibilidad del papa, y algunas otras cosas mas ; en fin solo me dieron ganas de comentarle este cambio de una catolica a cristiana sin templo
      gracias y muchas bendiciones super interesante el blog consultando algunas cosas encontre su pagina se nota el amplio conocimiento de la Biblia
      mil gracias de nuevo

      Claudia

      claudia
    14. Gracias, Inés, por tus historias… que siempre nos motivan y nos inspiran a ser mejores personas…

      Muchas bendiciones para ti y los tuyos!!!

      Romualdo

      Romualdo
    15. Hola, amiguito Romualdo,y a todos los amiguitos, de la página, ésta es una buena página Religiosa, en la que hablamos de la Virgen, de los santos, de los sacerdotes,sacramentos, etc, no podemos rechazar y decir, hablemos de cosas más constructivas porque que más constuctivo, que todo esto, que son el alma y prioridades en nuestra vida espiritual, porque nos enseñan a valorar el amor de Dios y a ser mejores cada día con sus ejemplos, y siempre va a ver más, porque estos amores son el estímulo que todo nuestro ser necesita, querido amiguito, porque son la fuerza que necesitamos para nuestro cambio hacia el amor de Dios. Este es otro mensaje, que encontré. El título es: Amor, Riqueza, Exito. Una mujer salió de su casa y vió a tres viejitos de largas barbas, sentados frente a su jardín. Ella no los conocía y les dijo: No creo conocerlos, pero deben tener hambre, por favor, entren a mi casa para que coman algo. Ellos preguntaron : ¿Está el hombre de la casa? Nó, respondió ella, no está. Entonces no podemos entrar, dijeron ellos. Al atardecer, cuando el marido llegó, ella le contó lo sucedido. Entonces diles que yá llegué e invítalos a pasar! La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa. No podemos entrar a una casa los tres juntos, explicaron los viejitos. ¿Porqué ? quiso saber ella. Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó: Su nombre es Riqueza, luego indicó hacia el otro, su nombre es Exito, y yo me llamo Amor. Ahora ve adentro y decidan con tu marido a cual de nosotros tres uds. desean invitar a vuestra casa. La mujer entra a su casa y le cuenta a su marido lo que ellos le dijeron. El homre se puso feliz: iQue bueno y yá que así es el asunto, entonces invitemos a Riqueza, dejemos que entre y llene nuestra casa de riqueza. Su esposa no estuvo de acuerdo. Querido, ¿ porqué no invitamos a Exito? La hija del matrimonio estaba escuchando desde la otra esquina de la casa y vino corriendo con una idea: ¿No será mejor invitar a Amor? Nuestro hogar entonces estará lleno de amor. Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su mujer, ve afuera e invita a amor a que sea nuestro huesped. La esposa salió afuera y le pregunta a los tres viejos: ¿Quién de ustedes es Amor? Por favor, que venga para que sea nuestro invitado. Amor se puso de pie y comenzó a caminar hacia la casa. Los otros dos también se levantaron y lo siguieron. Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y Exito :Yo solo invité a Amor, ¿Porqué uds, tambien vienen? Los viejos respondieron juntos: Si hubieras invitado a Riqueza o Exito, los otros dos habrían permanecido afuera,pero ya que invitaste a Amor, donde sea que el vaya, nosotros vamos con él. Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito. Bendiciones para todos amiguitos.

    16. Mi querida María…

      Dicen que el Señor obra por caminos misteriosos… y nosotros somos un vivo ejemplo de la manera cómo Él se vale de los instrumentos más débiles e indignos para realizar sus obras… fíjate, si 10 años atrás me hubieran dicho que estaría llevando el mensaje de Salvación por Internet, te confieso que me hubiera echado a reír… sin embargo, el Señor tenía otros planes y aquí estamos, poniendo nuestro granito de arena…

      Sobre los hijos… lo importante es sembrar la semillita de la fe en sus corazones… nosotros no podemos vivir la vida por ellos, pero sí podemos darles el ejemplo y orar para que el Señor haga germinar eso que nosotros sembramos… recuerda que así de mucho como nosotros los amamos, el Señor los ama con un amor más puro y perfecto aún… y Él se encargará de mostrarles el camino cuando sea el tiempo preciso…

      Un abrazo MUY GRANDE en los corazones de Jesús y María…

      Romualdo

      Romualdo
    17. Hola Romualdo, hasta hora vengo a ver este comentario….. y, si he quedado muy admiarada al saber que no eras un sacerdote, pues en tus escritos me dabas a entender que sabes mucho de mi fe catolica, me encanto el enlace que colocastes de Maria, mi compañera de viaje hacia Jesus.
      Te cuento que como tu, tengo 2 hijos, uno mayor de 18 y una de 10 años, y, con el mayor trato de buena manera que me acompañe por el camino de mi fe, pues ya tiene ideas infundidas por sus amistades y, ya me cuestiona mucho de mis creencias; de la de 10 años todavia me acompañia a las eucaristias y aun no me hace ninguna cuestion, pero asì era el mayor. Por eso yo ingreso a este medio para poder descansar con tus comentarios y para poder encontrar mas fortaleza en mi fe catolica.
      Mil pero mil gracias por todo. Y la sorprendida he quedado yo por que aun hay laicos que defienden su fe y la transmite con amor.

      Maria Rosalba
    18. Querida María,

      Me alegra que este humilde esfuerzo que hacemos sea de bendiciones para ti y los demás hermanos que nos leen… sin duda alguna, es el Espíritu Santo que siempre suple nuestras carencias!!!

      Te confieso que me siento alagado porque pienses que soy sacerdote… pero solamente soy un laico que trata de hacer su parte en la edificación del Reino… casado, con un hijo, seis perros e infinidad de defectos!!!

      Noemí, mi esposa, es conversa de la iglesia evangélica y su experiencia está en la sección de testimonios: María, mi compañera de viaje hacia Jesús… es su conversión la que nos inspira a crear esta web donde poder compartir con ustedes un poquito de nuestras experiencias con la esperanza de que les ayude a conocer y amar más la Iglesia Católica…

      Dios te bendiga MUCHO!!!

      Romualdo

      Romualdo
    19. Padre Romualdo, cordial saludo, siempre he querido agradecerle por todos sus comentarios y me encanta la forma como me da conocimiento de mi Dios a traves de sus escritos y comentarios.
      Que Dios siempre lo bendiga y le siga dando mas discernimiento para que nos transmita su palabra.

      Maria Rosalba
    20. Estimado…estoy totalmente de acuerdo con este comentario…lo que más me molesta es que, cada vez que te das el tiempo de escuchar a uno de ellos, siempre se afanan en destacar las diferencias: Los curas, La virgen, Los Sacramentos, los Santos…una cuestión que ya no da para más. Por qué no hablan de cosas más constructivas…los que nos une como hijos de un mismo Padre, las enseñanzas del Maestro…Si insisten en lo mismo pierden su tiempo…nunca llegaremos a un acuerdo en aquello que nos separa….mejor buscar los puntos de encuentro…

      Mario Rivas

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Últimos comentarios