Esta Cuaresma: hablemos con Dios

Cuando Noemí aceptó ser mi novia y luego mi esposa, yo me encontraba rebosante de alegría. A todos mis amigos les hablaba de lo hermoso que era estar enamorado y la maravillosa compañera que el Señor me había regalado… pero aunque disfrutaba hablar sobre ella y sobre ese amor que nos unía, lo que más quería en el mundo era pasar tiempo a su lado.

Esta Cuaresma: hablemos con DiosLos cristianos, especialmente los que nos envolvemos en alguna forma de evangelización, corremos el riesgo de pasar más tiempo hablando DE Dios que hablando CON Dios. Podrá parecernos casi lo mismo, pero hace un mar de diferencia. Nuestro mayor anhelo y aquello que disfrutamos más, TIENE que ser la oración… pasar tiempo con el Amado, amándolo y dejándonos amar por ÉL. Si no lo hacemos, nuestras palabras podrán sonar bonitas, pero en el fondo estarán vacías y faltas de substancia…

Esta foto que recuerda el primer año del retiro de Benedicto XVI nos ofrece ese mismo mensaje. Es importante hablar a las gentes de Dios, pero más aún es hablarle a Dios de las gentes: de nuestra familia, de nuestros amigos, de las situaciones que pasan en nuestra comunidad, en nuestro país y en el mundo……… ¡tantas cosas que hay para hablar con ÉL y casi no lo hacemos…!!!

Estamos por comenzar la Cuaresma y si solamente pudiéramos hacer un propósito para estos 40 días, que sea dedicarnos a hacer más oración profunda, sin prisa, sumergiéndonos en el Corazón mismo de Dios… para amarle sin medida, de la misma forma que ÉL nos ama. DTB!

Comparte...

    1 comentario en Esta Cuaresma: hablemos con Dios

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios