Estad alegres… el Señor está cerca

El tercer domingo de Adviento se conoce como “Gaudete”, una palabra en latín que significa “regocijaos”, “alégrense”, “estad alegres”. Se le ha puesto este nombre por ser la primera palabra de la antífona de entrada, que también marcará la tónica de nuestra celebración. Esta antífona está tomada de la carta de San Pablo a los Filipenses (4, 4.5), que dice: “Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. El Señor está cerca.”

El Papa Francisco hablaba sobre esto en el Ángelus de hoy,

Estamos llamados a dejarnos involucrar por el sentimiento de júbilo: este júbilo, esta alegría […] La Navidad está cerca, los signos de su aproximación son evidentes por nuestras calles y en nuestras casas; también aquí en la Plaza ha sido puesto el Pesebre con el árbol al lado. Estos signos externos nos invitan a recibir al Señor que siempre viene y llama a nuestra puerta, llama a nuestro corazón: para acercarse a nosotros. Nos invitan a reconocer sus pasos entre aquellos de los hermanos que nos pasan al lado, especialmente los más débiles y necesitados.

Hoy estamos invitados a alegrarnos por la venida inminente de nuestro Redentor, y estamos llamados a compartir esta alegría con los demás, donando consuelo y esperanza a los pobres, a los enfermos, a las personas solas e infelices. La Virgen María, la “sierva del Señor”, nos ayude a escuchar la voz de Dios en la oración y a servirlo con compasión en los hermanos, para llegar listos a la cita con la Navidad, preparando nuestro corazón a recibir a Jesús.

Con el gozo de saber que el Señor está cerca, les deseo un feliz domingo y una muy feliz Eucaristía.

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios