La alegría del perdón | Los santos y el perdón 4

La alegría del perdón | Los santos y el perdón 4

En la vida de SAN ANTONIO MARÍA CLARET existe un episodio trágico, pero consolador. Este santo fundador había sido consagrado obispo en la catedral de Vich el día 6 de octubre de 1850. Regresando de esta ciudad, pasó por el pueblo de Villafranca del Panadés y le rogaron fuera a asistir a bien morir a cuatro reos condenados a muerte. Los cuatro condenados rechazaban la confesión. San Antonio María Claret fue al instante a la cárcel, estuvo con los cuatro reos, les habló con aquel celo y amor que él poseía y logró convertirlos.

Los cuatro condenados fueron conducidos al patíbulo. Ya en él, nuestro santo les preguntó, según la fórmula del ritual, si perdonaban a todos aquellos que les hubieran ofendido. Uno de los condenados se adelantó al santo obispo y con voz clara, que fue oída por la multitud, le dijo: Yo perdono a todos, excepto a mi madre, ella es la causante de que yo haya venido aquí a acabar mi vida en trance tan horrible, por no haberme corregido cuando debía. La multitud que presenciaba la escena quedó presa de honda emoción.

El santo se puso de rodillas junto a los pies del condenado, se inclinó y se los besó. Le suplicaba con toda dulzura y vehemencia perdonase a su pobre madre; que lo hiciera por amor a Jesucristo. Lloraba la gente, conmovida por la actitud humilde de san Antonio María Claret, y el desgraciado reo repetía insistentemente: A usted, padre, nada tengo que perdonar, en nada me ha ofendido; mi madre es la responsable de todo.

La ejecución no podía retrasarse por más tiempo. El santo obispo oraba fervoroso por la conversión de aquel hombre. El verdugo esperaba a cumplir su oficio. Por fin, aquel criminal, un momento antes de la ejecución, se reconcilió con su madre y la perdonó, pudiendo así encontrar la paz y la alegría del perdón antes de morir.


Del libro “La alegría del perdón”, por el Padre Ángel Peña… puede descargar este y otros de sus libros en autorescatolicos.org/angelpena.
Comparte...

    1 comentario en La alegría del perdón | Los santos y el perdón 4

    1. Amigos mios porque dia tras dia nos contais unas tragedias tras otras trajedias de mujeres y jovenes y malechores es que no se os ocurre contarnos lo que Jesús
      nos esplica lo que devemos hacer en los evangelios. Jesús nos a esplicado todo lo que nuestro Padre Ceseltial desea de nosotros y Jesús vino a enseñarnos todo lo que devemos hacer y decir y esto diariamente nos lo podeis esplicar de voca del sacerdote y no de sus libros.Jesús es nuestro unico maestro el nos a enseñado el Padre Nuestro para rezar y no sirven las oraciones delos hombres ya Jesús nos a enseñado como rezar y nadie tiene que imbentar otras oraciones solo lo que Dios quiere.Diariamente ablar de un evangelio y lo que Jessús nos esta enseñando para asi cumpirlo y ser como Dios quiere que seamos.
      Ya esta bien de imbentos y tragedias para que Solo nos deve de importar lo que Jesus con sus paravolas se esforzo en decirnos como devemos de ser. Nadie puede ni deve embendarle la plana. Solo que Jesús que nos quiere mucho nos dice como devemos de pensar y hacer. Fijaros si nos quiere que dio su vida por nosotros. ahora que devemos hacer…. seguir a Jesús al pie de la letra y nada mas, no mas historias y trajedias que no nos sirven mas que lo que Jesús nos enseña cambiar vuestro hacer solo el estudio del evangelio que s lo que Jesús nos enseña para cumplir con el deseo de Dios.Recibir un abrazo en Cristo de José Cesar.-

      Jose Cesar

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios