La alegría del perdón | Perdonar es una decisión (1)

Con frecuencia, creemos que debemos sentir algo positivo en nuestro interior para poder perdonar de corazón. Pero para perdonar de verdad, no es necesario sentir algo bonito dentro de nosotros, sólo es preciso tener la voluntad de hacerlo, aunque todavía tengamos sentimientos negativos y sintamos rechazo a quien nos ha hecho daño. Perdonar, es una decisión de la voluntad. Y esta decisión la podemos y la debemos tomar para evitar que el odio y el rencor destruyan nuestra vida.

Por supuesto que, muchas veces, es muy difícil perdonar a quien nos ha hecho mucho daño a nosotros o a nuestros familiares. Pensemos en quien ha matado o ha violado a nuestro ser más querido. Ciertamente que, humanamente, parece algo imposible. Por eso, el mismo Jesús ya nos avisó que sin Mí no podéis hacer nada (Jn 15, 5). En cambio, podemos decir con fe, como san Pablo: Todo lo puedo en Aquel (Cristo) que me fortalece (Fil 4, 13).

La alegría del perdón | Perdonar es una decisión (1)

Jesús nos dice que debemos perdonar siempre, hasta setenta veces siete (Mt 18, 22). Y, a continuación, Jesús explica la parábola de aquel hombre que debía a su señor 10,000 talentos, una cantidad extremadamente grande, y como no podía pagarle, el señor le perdonó toda su deuda. Y éste que ha sido perdonado, al ver a su compañero, que le debía la pequeña cantidad de 100 denarios, lo mete en la cárcel hasta que le pague. Entonces, el señor llama al que había sido perdonado y le dice: Yo te perdoné tu deuda, porque me lo suplicaste. ¿No debías tú tener compasión de tu compañero como yo la tuve contigo? E irritado, lo entregó a los torturadores hasta que pagase toda la deuda. Y añade Jesús: Así hará con vosotros mi Padre celestial si no perdona cada uno de corazón a su hermano (Mt 18).

El odio es un veneno, que nos va pudriendo por dentro y no nos deja vivir en paz, llevándonos a la violencia y a la desesperación. Hay personas que van mucho a la iglesia o tienen su casa llena de estampas religiosas, pero su corazón está duro, porque no quieren perdonar. Es como si dijeran: A Dios lo amo con todo mi corazón, pero al que me ha hecho daño, lo odio con todo mi corazón. Y eso es una contradicción. No podemos decir: Yo amo a Jesús, pero odio a mi hermano. Yo rezo a Jesús, pero no rezo por mi hermano. Por esto, sería bueno preguntarnos alguna vez: ¿Cuánto amo a Jesús? La respuesta es: Lo amo tanto como amo a mi peor enemigo, pues Jesús ha dicho: Lo que hiciereis a uno de estos mis hermanos más pequeños a Mí me lo hacéis (Mt 25, 40). Y debemos reconocer que, con frecuencia, es muy poco lo que amamos a Jesús, pues es muy poco lo que amamos a nuestro peor enemigo.

Una buena manera de liberarnos del rencor es orar por nuestros enemigos, pidiendo a Dios que los bendiga. Es como ir en contra del odio, que nos llama a vengarnos y a desear el mal; la oración nos invita a bendecir y a pedir el bien para nuestros enemigos. De ahí que sería una contradicción que alguien vaya a la iglesia a rezar para que Dios castigue a sus enemigos o mande celebrar una misa para que Dios les haga pagar sus culpas. Dios quiere que perdonemos, no que les deseemos el mal o que le pidamos que los castigue.

Otro medio muy importante es la confesión. La confesión es liberación de nuestros pecados, que, a veces, son como pesos insoportables de llevar. Pues bien, cuando nos confesamos del rencor con el propósito y la decisión de perdonar, aun cuando todavía sintamos rechazo a esas personas, ya estamos dando los pasos para descargar así el peso de la venganza o del resentimiento. La confesión es una verdadera liberación, que también nos sana sicológicamente, pues el peso de un pecado grave, no confesado durante mucho tiempo, puede crear tensión interior y malestares que afectan a nuestra salud.


Del libro “La alegría del perdón”, por el Padre Ángel Peña… puede descargar este y otros de sus libros en autorescatolicos.org/angelpena.
Comparte...

    3 comentarios en La alegría del perdón | Perdonar es una decisión (1)

    1. Es muy lindo todo los mensajes y ante todo pongamos lo en práctica es difícil perdonar pero no imposible, especialmente cuando es de alguien de quien no lo esperas , tratar de perdonar para ser mejor cristianos y gozarnos en el amor de nuestro señor

      Lili
    2. Hermoso! y me ha ensenado en esta tarde que es el perdon… pero mi confusion en mi corazon….sera posible sentir en ocasiones sentimientos negativos y ya haber perdonado?… siento que he perdonado pq rezo por mis enemigos y no les deseo mal… sera que no he perdonado por completo?… es bien dificil tener que tratar con una persona que tu sabes que te ha tratdo mal que te ha deseao mal y tener que seguir ayudando… sera mi cruz hast aque aprenda a perdonar por completo?… Solo le pido a nuestro Dios que me de su paz y tranquilidad y llevarla en mi alma…que me haga una mujer sabia para poder seguir adelante. Que Dios tenga misericordia de mi y de el mundo entero! … La palabra de hoy de Dios era en “Daily Bible” es:

      Rejoice always,
      pray without ceasing,
      give thanks in all circumstances for this,
      is the will of God in Christ Jesus for you.

      Amen

      Sharon
    3. Hola hermano en Cristo. Ya he leido todo lo que tú explicas y te digo que estoy de acuerdo con tigo, yo no me gusta juzgar anadie pues cada una tiene que llevar la cruz que yalla sembrando en su vida y Dios nos dara lo nos meracemosNo devemos nunca juzgar a nadie y asi tampoco nos juzgaran a nosotros y SÍ perdonar a todo el que nos a faltado y no pagado su deuda a cada uno. Es dificil pero hay que perdonar. en esto es parte de ser un buen cristiano.
      Padre le recomiendo que compre un nuevo libro muy barato pero muy buena se llama:
      ¿ porque isrrael? de Mariu Baralt solo te costara 40 euros lo esta bendiendo AMAZON.ES
      Tambien lo puedes pagar a Lorena Cuartas su banco es .0081-0436-95-001235927.
      TE HARA MUCHO BIEN Y TE GUSTARA MUCHISIMO Y SELO RECOMENDARAS A MUCHAS JENTES QUE TU QUIERES. Y despues de leerlo lo volveras a ler una y otra vez
      y sacaras muy buen provecho. Tenemos la obligacion de ayudar a personas que estan junto a Jesús y enseñan como amar a Jesús.Y ya me contras y me daras las gracias.
      Mariu Baralt es maria Eugenia Baralt y su sobre nombre se le a puesta Jesús.
      Esto es un regalo que te hecho, Recibe un abrazo en Cristo de José Cesar.-

      Jose Cesar

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios