La estola peregrina

La estola peregrina

En nuestra parroquia tenemos un cáliz y una estola peregrinos que se van pasando de familia en familia para orar por el aumento de la vocaciones sacerdotales en nuestra isla y, en especial, en nuestra comunidad parroquial.

Para Noemí y para mí fue una bendición cuando nos llamaron hace unos días para pedirnos que trajéramos la estola peregrina esta semana a casa. Y fue una experiencia gratificante comenzar el año pidiéndole al Señor que envíe “obreros a su mies”.

Y es que —reflexionaba yo ayer en la mañana— la Navidad también es esto. La Navidad se trata de dar. Dar de uno mismo: nuestro tiempo, nuestra compañía, nuestro esfuerzo y nuestras oraciones. Y si Dios nos dio a su Hijo, como no vamos nosotros a darle los nuestros para que ÉL siga bendiciendo al mundo a través de ellos.

Este fin de semana pasaremos la estola peregrina a la próxima familia, pero antes quisiera pedirles que se unan a nosotros orando con las palabras de san Juan Pablo II*,

El Espíritu Santo haga que la Iglesia entera sea un pueblo de orantes, que eleven su voz al Padre celestial para implorar vocaciones santas para el sacerdocio y la vida consagrada. Oremos para que aquellos que el Señor ha elegido y llamado sean testigos fieles y gozosos del Evangelio, al que han consagrado su existencia.

A ti, Señor,
nos dirigimos con confianza.

Hijo de Dios,
enviado por el Padre
a los hombres
de todos los tiempos
y de todas las partes
de la tierra,
te invocamos
por medio de María,
Madre tuya y Madre nuestra:
haz que en la Iglesia
no falten las vocaciones,
sobre todo
las de especial dedicación
a tu Reino.

Jesús, único Salvador del hombre,
te rogamos
por nuestros hermanos y hermanas
que han respondido “sí”
a tu llamada al sacerdocio,
a la vida consagrada y a la misión.
Haz que su existencia
se renueve de día en día,
y se conviertan en Evangelio vivo.

Señor misericordioso y santo,
sigue enviando
nuevos obreros
a la mies de tu Reino.
Ayuda a aquellos que llamas
a seguirte en nuestro tiempo:
haz que, contemplando tu rostro,
respondan con alegría
a la estupenda misión
que les confías
para el bien de tu pueblo
y de todos los hombres.

Tú, que eres Dios,
y vives y reinas
con el Padre y el Espíritu Santo
por los siglos de los siglos.

Amén.


*Del mensaje de san Juan Pablo II para la XLI Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.
Comparte...

    1 comentario en La estola peregrina

    1. Gracias amigo yo te sigo y rezo y pido a Jesús que emvie santos sacerdotes que sepan llevar el evangelio a tuda familia y todos aprendamos amar a Jesús, como Él quiere que seamos.
      Feliz año y que este año nuevo sepamos agradar a Dios y pasar el año santamente, haciendo el bien, alos demas y asi amaremos a nuestro progimo como a nosotros mismos.
      Le pido que pida a Dios por mi salud fisica y espiritual, para así cumplir con Él Señor mejor cada dia. Gracias. Que alegria que desde otro lado de la tierra pidan por mi a Dios. Gracias
      que Dios se lo pague. Gracias. José Cesar.

      Jose Cesar

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios