La oración del corazón | Oración de abandono (3)

La oración del corazón | Oración de abandono (3)

La venerable María Angélica Álvarez Icaza refiere lo siguiente: Estaba un día gravemente enferma. Poco a poco, me fui quedando sin movimiento, la mitad del cuerpo ya no lo sentía y no podía hablar, pero la cabeza la tenía muy despejada el oído finísimo. Estando así, me vino una tentación muy fuerte que consistía en hacerme temer que me fueran a enterrar viva y me vino con una vehemencia espantosa. ¡Qué tentación tan terrible! ¡Dios mío, si me entierran viva y yo me desespero, me voy al infierno y te pierdo para siempre, pensaba! Dios mío ¿qué haré para moverme? Me preocupaba perder a Dios. Así luché espantosamente casi toda la noche hasta que, a la madrugada, hice un acto de abandono en las manos de Dios: “Yo me dejo, Dios mío, a tú disposición, haz de mí lo que quieras, lo acepto todo, tú eres mi Padre y me amas; haz de mí en el tiempo y en la eternidad lo que sea de tu agrado”.

Apenas terminé este acto de abandono, me invadió la paz y tras ella una comunicación inefable con Dios que jamás había experimentado, como si Él me dijera: “Tu único temor era perderme…, no, no me perderás, me entrego a ti” ¡Oh, lo que entonces comprendí de un Dios enamorado! En esa noche, se me abrió una ventanita del cielo. Fue el principio de las gracias más grandes de Dios.

Otro caso… Dice el Padre Larrañaga: En una ciudad de México me pidieron que fuera al hospital a visitar a una mujer de 35 años, madre de cinco niños entre dos y doce años, que por una intervención quirúrgica mal hecha estaba agonizando y estaba en coma. Fui a su habitación en la clínica. La joven madre tenía todos los síntomas del estado de coma: inmovilidad absoluta, no oía ni miraba, respiración dificultosa con aparatos especiales. Al lado, el marido lloraba. En medio de una pena difícil de medir comencé a improvisar en voz alta, con fervor, una oración de abandono, expresándome con toda el alma, poniéndome en el lugar de la agonizante.

Al terminar la oración, la joven madre no dio la más pequeña señal de reacción. Efectivamente, estaba en coma profundo. Al mes y medio, estando yo en otra ciudad, me comunicaron que la señora estaba en casa con sus cinco hijos completamente restablecida y feliz. Manifesté mi deseo de saber qué había pasado y la señora me hizo llegar las siguientes informaciones: Ella había oído todo cuanto había dicho. Y había asumido con emoción y fervor la actitud de abandono que le dio una completa tranquilidad y paz. Como consecuencia de tanta paz, según los médicos, pudo comenzar un ascenso en el proceso de su restablecimiento hasta llegar a sanarse completamente.


Del libro “La oración del corazón”, por el Padre Ángel Peña… puede descargar este y otros de sus libros en autorescatolicos.org/angelpena.
Comparte...

    3 comentarios en La oración del corazón | Oración de abandono (3)

    1. Yo le doy las gracias a Cristo jesus q me ha demostrado estar conmigo me ha levantado de enfermedades gracias a sus milagros de sanacion le pedí un carrito sencillo y medio uno nuevo del año. Y hoy le estoy pidiendo me sane de diabetes y estoy seguro me aliviará porque el es mi amigo mi guía mi medico de médicos para el no hay imposibles y lo amo con todo mi corazón. Le pido esta su tierra de tantos secuestros tantas cosas negativas. Que nos traiga La Paz la armonía la salud a todos sus hijos. Bendiciones para todo el mundo. Amen. Gracias Cristo jesus que nos has escuchado.

      Wences
    2. dios este contigo, por lo que estoy viendo tu pides para ti , y no quieres que saber de “estas personas tan mal de salud” pero quieres que te ayudemos a “pedir por mi” te gustaría que te contestara igual? “yo ya tengo lo mio ” . Cuando uno ora por otras personas nos va mejor, no seas egoísta José Cesar, dios nos quiere y nos ayuda a todos, según sea su voluntad, pide perdón a dios y cuando ores pide por la humanidad, por los enfermos, por los niños de la calle, por los niños de educación especial, por la paz mundial, por tus hijos, por ti, y por a todo a quien quieras ayudar, dale gracias a dios todos los días y recibiras muchas bendiciones de dios, que dios te colme de bendiciones

      ANA
    3. Parami es muy duro hablarme de estas personas tan mal de salud porque yo ya tengo lo mio y me entristecemas todabia.mas mi vida. Necesito la ayuda de Jesús que me devuelva mi salud; que me cure y me haga vivir una vida sin dolores y me conceda que me debuelvan mi casa
      para hacer una mudanza y irme a vivir alli y alli estar el resto delos años de vida que Jesús me de.Le ofrezco a Jesús como una penitencia para que mis hijos buelvan a mi y a Jesus sobre todo y se salven y vallan al Cielo Le pido a Jesús que le día que me llame valla yo tambien de su mano al Cielo. Hoy esun dia muy especial para pedir a Jesús me mande al Espiritu Santo a mi cuerpo ami alma y me ayude a ser mejor y mas sano y yo sepa merecerlo, Gracias Dios mio
      Pedir por mi. Recibir un abrazo en Cristo. José Cesar.-

      Jose Cesar

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios