La Santísima Trinidad

La Santísima Trinidad es, sin duda alguna, el mayor Misterio de nuestra fe: un sólo Dios, que siendo Uno es Tres… como católicos y como cristianos, estamos obligados a creer esta Revelación que se nos presenta en las Escrituras… un Dios que es Padre, que es Hijo y que es Espíritu Santo…

Pero no nos basta con “creer” en la Trinidad y recitar una fórmula con más o menos convencimiento: “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”… la Trinidad hay que vivirla… y “vivir la Trinidad” significa salir de nuestros egoísmos e individualismos… para abrirnos a la relación con nuestro prójimo… es ir al encuentro del otro, buscar la comprensión y forjar la comunión…

Fíjate… la Trinidad se nos revela para que cultivemos esa imagen con la que fuimos formados y sellados… somos hechos y estamos bautizados a imagen y semejanza de Dios, Uno y Trino… y la Santísima Trinidad es una comunidad de amor que nos habla con fuerza sobre la donación, la comunicación y la comunión… las tres dimensiones que constituyen la comunidad perfecta…

DONACIÓN total de las personas entre sí, de modo que no se reserven ninguna propiedad… generosidad plena… se vacían de sí para llenarse del otro… ¡difícil lección para nosotros, que tanto deseamos y tanto defendemos nuestras “posesiones”…!!!

COMUNICACIÓN, apertura trinitaria, diálogo permanente, sabiduría compartida… en cambio, nosotros, incomunicados porque no nos abrimos el uno al otro… porque nos oímos, pero no nos escuchamos… hablamos mucho, pero cada uno en su propia lengua, según sus intereses e ideologías… no dialogamos sinceramente en busca de la verdad… demasiados prejuicios e incomprensiones; demasiada agresividad o miedo o superficialidad…

COMUNIÓN, porque en la Trinidad las personas no sólo están unidas, sino que son Uno, sin perder su identidad… no sólo se pone en común lo que se tiene o lo que se piensa, sino lo que se ES… este es el gran deseo que manifestó Jesús para nosotros en la Última Cena: “que todos sean uno… en nosotros” (Juan 17, 21)…

Hagamos una oración a la Santísima Trinidad pidiendo, especialmente, por todos esos hermanos que, a pesar de llamarse a sí mismos “cristianos”, no creen en esta Revelación maravillosa de Dios…

¡Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro!

Ayúdame a olvidarme totalmente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquilo, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, oh mi Inmutable, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.

Pacifica mi alma, haz de ella tu cielo, tu morada de amor y el lugar de tu descanso. Que ella nunca te deje solo, sino que esté ahí en todo mi ser, toda despierta en fe, toda adorante, totalmente entregada a tu acción creadora.

Creo que Dios es amor. Creo que es familia –Padre, Hijo y Espíritu Santo– tres Personas, tan unidas por el amor que forman solamente uno. Creo que Dios es felicidad infinita, porque es amor infinito.

Dios eterno… Te doy gracias porque he salido de ti y me siento contento de ser invitado a llegar un día donde ustedes al cielo. Madre tres veces admirable, despierta en mí el amor al Creador, mi Padre; al Hijo, mi redentor y al Espíritu Santo que habita en mí. Amén.

Comparte...

    4 comentarios en La Santísima Trinidad

    1. Por definición, la Santísima Trinidad está compuesta por tres Personas divinas: el Padre, el Hijo (Jesús) y el Espíritu Santo (el Amor entre el Padre y el Hijo)… estás tres Personas son distintas en sus Misiones (el Padre crea, el Hijo redime y el Espíritu Santo santifica), pero comparten una misma naturaleza divina: son Dios… esa comunión (común-unión) entre las tres Personas divinas forma una comunidad…

    2. me podrian ayudar porque la santísima trinidad representa una comunidad

      Daniela
    3. q bien lo describieron bien

      adriana marcela contreras carrillo
    4. me encanto muy buenos los comentarios y oraciones, que esta semilla del amor que ustedes están sembrando siga brotando y hagan que todos conozcan a Dios y vivan en su alegria y misericordia para la paz y el amor del mundo entero, saludos y bendiciones a todos en esta tarea divina y espiritual, con afecto gricelda de castrellon.

      gricelda de castrellon

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios