Los clavos del mal carácter

Los clavos del mal carácter

Érase una vez un joven que tenía un carácter malo y violento. Pero confiaba en su padre y le pidió que le ayudara a controlarlo. Su padre, viendo su deseo de mejorar, le dio una bolsa de clavos y le dijo:

— “Mira, hijo, cada vez que pierdas la paciencia y el control de ti mismo, cada vez que hieras a alguien de palabra o de obra, clava un clavo de estos detrás de la puerta de tu habitación.”

El primer día, el muchacho clavó 37 clavos detrás de la puerta. Las semanas que siguieron, a medida que él aprendía a controlar su mal genio, clavaba cada vez menos clavos en la puerta. Finalmente llegó el día en que pudo controlar su carácter durante todo el día.

Después de informar a su padre de su éxito, éste le sugirió que retirara un clavo por cada día que lograra controlar su carácter. Uno, dos, diez, treinta… los días fueron pasando y por fin el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban más clavos por retirar de la puerta.

Entonces, su padre lo tomó de la mano y lo llevó hasta la puerta. Mirándole tiernamente, le dijo:

— “Hijo mío, has trabajado duro, pero mira todos esos hoyos que han quedado en la puerta…. ¿Ves?, nunca mas será nueva otra vez, nunca será la misma y siempre guardará las señales de los clavos que una vez recibió. Cada vez que pierdes la paciencia y descargas tu ira en los demás, les dejas cicatrices exactamente como las que ves aquí.

Así es nuestra vida. Podemos hacerle daño a alguien y luego, arrepentidos, abrazarle y pedirle perdón; pero el golpe le habrá hecho sufrir y el recuerdo del dolor perdurará por siempre.

Un buen amigo es tan fuerte como esta puerta. Como ella, guardará nuestros secretos y nos abrirá el corazón. Pero tenemos que cuidarlo como un tesoro porque, si recibe la injusticia de nuestros golpes, sufrirá en silencio… y la herida siempre dejará una cicatriz en su corazón.”

Comparte...

    1 comentario en Los clavos del mal carácter

    1. Es impredecible las cosas pero no es facil creer.

      Norelys

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios