Los gatitos del pesebre

Todos los años ponemos un Belén a la entrada de la tienda. Antes le hacíamos un “establo” que le servía de marco, pero los últimos dos años le hemos puesto debajo de un gran árbol de Navidad.

Hace dos años, también, llegó una gatita a los alrededores. La alimentamos y, como era tan cariñosa, decidimos “adoptarla” en la tienda. Para sorpresa nuestra y de nuestros clientes, Misuri (así la bautizamos) hizo su camita en la escena del nacimiento y parecía una figura más mientras dormía a los pies del Niño y entre las ovejas. “La gatita del pesebre,” la llamábamos todos.

Misuri dio a luz unas semanas más tarde: tres hembritas y dos machitos, uno de ellos parecía una copia de su madre. Para hacerles una historia larga, corta… esta vez adoptamos los dos machitos y San, así se llama el que se parece su mamá, este año también decidió formar parte del nacimiento. ¡Ahora no es uno, sino dos los gatitos del pesebre…!!!

A unos pocos días de la Navidad, le pido al Señor nos conceda la gracia de poder vivir echados a sus pies, respirando la Paz de saberse siempre en su presencia. DLB!

Comparte...

    1 comentario en Los gatitos del pesebre

    1. maravilloso

      miriam

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios