Medjugorje… el comienzo

Medjugorje es una pequeña aldea situada en Bosnia-Herzegovina, una provincia de la antigua Yugoslavia… esta nación surgió de las dos guerras mundiales y está vista como un conjunto de etnias, religiones, alfabetos e idiomas distintos…. se independizó políticamente de la Unión Soviética y soportó la dictadura de Tito bajo un régimen comunista y ateo… este sistema político generó numerosas persecuciones contra las diferentes religiones, especialmente contra la Iglesia Católica… a pesar del régimen comunista, los residentes de esta pequeña aldea (mayormente agricultores del tabaco y de la uva), han sido gente católica y muy piadosa que ha conservado siempre su fe, incluso durante la dominación turca entre los siglos XV y XVIII…

Es justamente aquí, en medio de este enclave constitucionalmente ateo, donde la Virgen Santísima se hace presente para hacerle al mundo un último y urgente llamado a la conversión…

Medjugorje significa “entre montañas” porque se encuentra entre una colina llamada Crnica o Podbrdo y el Krizevac o monte de la Cruz… fue en el Krizevac donde en el año 1933, las mujeres de la aldea construyeron una gran Cruz conmemorando los mil novecientos años de la muerte de Jesucristo, y pidiendo a Dios por el regreso de sus hombres, que tenían que ir a sitios como Alemania para trabajar… desde el comienzo de las apariciones ésta Cruz ha sido objeto de numerosas señales para los habitantes de Medjugorje, quienes la han contemplado iluminada durante la noche o dando vueltas en distintas direcciones… también en ocasiones han visto la silueta de la Virgen en vez de la Cruz…eEn el próximo artículo hablaremos un poquito más sobre el Krizevac y la Cruz que allí se levanta…

¿Cómo comenzaron las apariciones?

El día 24 de junio de 1981, aproximadamente hacia las seis de la tarde, iban pasando por la zona del monte Podbrdo las jóvenes Ivanka Ivankovic (de 15 años de edad) y Mirjana Dragicevic (de 16 años) cuando vieron en la colina la figura de una mujer joven, extraordinariamente bella, con un niño en brazos y rayos de luz que la rodeaban… al principio se asustaron y corrieron a casa de algunos familiares donde estaban pasando las vacaciones de verano… más tarde regresaron con otros amigos (dos de los cuales sólo vieron a la Virgen esa única vez) y nuevamente vieron a la bellísima mujer: la “Gospa”, así se dice “Virgen” en idioma croata…

Al día siguiente por la tarde, 25 de junio, volvieron a la colina y esta vez las acompañaban Vicka Ivankovic (la mayor de todos, con 17 años), Ivan Dragicevic y Marija Pavlovic (ambos de 16 años), y Jacov Colo (con sólo 10 años)… estos, junto Ivanka y Mirjana, formarían el grupo definitivo de videntes que serían los testigos de las apariciones…

Ese segundo día un destello de luz les indicó una presencia sobrenatural y vieron, en lo alto de la colina, a la Virgen que les sonreía y les hacía gestos con las manos para que subieran hasta donde Ella estaba… se detuvieron por unos instantes pero luego una fuerza extraña los empujó hacia arriba, y como si tuvieran alas llegaron rápidamente ante la Virgen… al instante cayeron en éxtasis, mirando a la Virgen, la cual estaba rodeada de una luz intensísima y purísima… tenía un vestido color gris, pero de un gris desconocido en la tierra… su velo era blanco y en la cabeza tenía una corona de doce estrellas… los videntes le preguntaron: “¿Por qué has venido?”… y Ella les contestó: “Porque aquí he encontrado mucha fe”…

Al día siguiente, el 26 de junio, sintieron la urgencia de acudir nuevamente a la colina… una vez allí vieron una luz que destelló tres veces en lo alto de la misma… esta luz también fue percibida por personas de aldeas vecinas (Bijakovici, Miletina y Citluk), quienes acudieron al sitio movidos por la extraña luz… algunas mujeres les aconsejaron a los niños llevar agua bendita con ellos para rociar la aparición y así asegurarse de que no fuera el demonio… en el momento de la aparición Vicka lanzó el agua bendita hacia la visión, diciendo: “Si eres nuestra Madre bendita, por favor quédate, y si no, aléjate de nosotros”… la Virgen sonrió al oír esto y se quedó con ellos… entonces Mirjana le preguntó su nombre, y ella le contestó: “Soy la bienaventurada Virgen María”…

La Virgen rezó con ellos y les pidió que recitaran siete padrenuestros, siete avemarías y siete glorias (una antigua tradición croata), haciendo que añadieran un Credo a esta oración… y luego les habló… Ivanka le preguntó por su madre, que hacía dos meses que había fallecido, y Mirjana le pidió una señal para demostrarles a las otras personas que no estaban locos ni eran mentirosos, como algunos los acusaban… la Virgen le dijo a Ivanka: “Tu madre está dichosa junto a mí”… cuando le preguntaron si volverían a verla al día siguiente, les contestó asintiendo con la cabeza… la Virgen les dijo finalmente: “Vayan en la paz de Dios, mis ángeles”…

Luego, mientras descendía de la montaña, la vidente Marija es misteriosamente empujada a un lado del camino por una fuerza invisible… ella vuelve a ver a la Virgen, quien se le aparece llorando y cargando una Cruz de madera… entonces le dice:

“¡Paz, Paz, Paz! ¡Reconcíliense! ¡Sólo Paz! Hagan la paz con Dios y entre ustedes mismos. Para eso, es necesario creer, orar, ayunar y confesarse.”

Es el primer mensaje de la Virgen, en el cual hace ver que la verdadera paz está ligada a la Cruz… desde ese momento la vidente Marija es escogida como instrumento para dar a conocer los mensajes que la Santísima Virgen enviará al mundo desde allí…

La Virgen quiso desde el inicio que se la conociera como Reina de la Paz y así lo expresó el 6 de agosto de 1981: “Yo soy la Reina de la Paz”… la Virgen ha dicho también que ésta es su última aparición en la tierra… el 2 de mayo de 1982 dijo: “He venido a llamar al mundo a la conversión por última vez. Después, ya no apareceré más en la tierra”…

Debemos recordar que estas apariciones comenzaron al mes siguiente de que el turco Mehmet Ali Agca intentara asesinar al Santo Padre Juan Pablo II… este hecho anunciaba el cumplimiento de lo predicho por la Virgen en Fátima, referente al sufrimiento por el cual atravesaría el Papa y la persecución de la Iglesia…

El mundo no ha respondido al llamado de conversión Fátima y éste parece ser el último llamado de nuestra Madre Celestial… Ella conoce el plan del Altísimo para estos tiempos y por la seriedad de éste llamado, debemos entender que todo el acontecimiento de Medjugorje representa una gracia muy especial para la humanidad, un don que Dios quiere dar a sus hijos en este tiempo que María, nuestra Madre, ha señalado en muchas ocasiones como “tiempo de gracia”…

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios