Miércoles de Ceniza: día de los católicos ausentes

Mañana comienza la Cuaresma… como cada año, los templos se llenarán hasta desbordar de personas que van para que se les impongan las cenizas… muchos escucharán las palabras del sacerdote sin saber lo que realmente significan… y otros tantos volverán a su vida habitual sin haberse detenido siquiera a pensar porqué estaban allí…

Pero mañana también habrá otros que buscarán encontrarse con el Señor… que desde su pequeñez y su miseria, verán la grandeza de Dios… su Misericordia y su Bondad infinita… que aún reconociéndose pecadores, se dispondrán a comenzar un viaje de 40 días por el desierto de su corazón… con la seguridad de que es Jesús mismo quien los acompaña… para al final de su viaje, morir un poco más a su humanidad.. y resucitar con el Maestro a una vida de más entrega a Dios…

Señor, fortalécenos con tu auxilio al empezar la Cuaresma para que nos mantengamos en espíritu de conversión; que la austeridad penitencial de estos días nos ayude en el combate cristiano contra las fuerzas del mal. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

-Oración Colecta, Miércoles de Ceniza

Comparte...

    4 comentarios en Miércoles de Ceniza: día de los católicos ausentes

    1. Significado simbólico de la Ceniza

      La ceniza, del latín “cinis”, es producto de la combustión de algo por el fuego. Muy fácilmente adquirió un sentido simbólico de muerte, caducidad, y en sentido trasladado, de humildad y penitencia. En Jonás 3,6 sirve, por ejemplo, para describir la conversión de los habitantes de Nínive. Muchas veces se une al “polvo” de la tierra: “en verdad soy polvo y ceniza”, dice Abraham en Gén. 18,27. El Miércoles de Ceniza, el anterior al primer domingo de Cuaresma (muchos lo entenderán mejor diciendo que es le que sigue al carnaval), realizamos el gesto simbólico de la imposición de ceniza en la frente (fruto de la cremación de las palmas del año pasado). Se hace como respuesta a la Palabra de Dios que nos invita a la conversión, como inicio y puerta del ayuno cuaresmal y de la marcha de preparación a la Pascua. La Cuaresma empieza con ceniza y termina con el fuego, el agua y la luz de la Vigilia Pascual. Algo debe quemarse y destruirse en nosotros -el hombre viejo- para dar lugar a la novedad de la vida pascual de Cristo.

      Mientras el ministro impone la ceniza dice estas dos expresiones, alternativamente: “Arrepiéntete y cree en el Evangelio” (Cf Mc1,15) y “Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver” (Cf Gén 3,19): un signo y unas palabras que expresan muy bien nuestra caducidad, nuestra conversión y aceptación del Evangelio, o sea, la novedad de vida que Cristo cada año quiere comunicarnos en la Pascua.

      Fuente: ACIprensa – http://www.aciprensa.com/fiestas/cuaresma/ceniza.htm

      Romualdo
    2. PERO EXPLIQUEN ESENCIALMENTE QUE ES EL SIGNIFICADO DE LAL CENIZA. PORFA

      GRACIAS.

      REINA ISABEL MATAMOROS
    3. Sé que la nota suena un poco fuerte… pero es que hoy sentí la necesidad de “jamaquear” un poco a mis lectores… crearles conciencia de que la ceniza, aunque es un sacramental, no es algo mágico… sino que debe recibirse con un auténtico espíritu de conversión… si no, la ceniza será solamente eso: ceniza…

      Muchas bendiciones para ti… y gracias por la visita…!!!

      Romualdo
    4. Me quedo con lo positivo. Que comenzamos un viaje de 40 días por el desierto del corazón. Desde mi blog también iniciamos este viaje de un modo especial. Muchas bendiciones, a la distancia.

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios