Novena de la Misericordia | día séptimo

Señor… Tú que recordaste las palabras que el Padre nos dijo a través del profeta Oseas: «misericordia quiero y no sacrificios»… Tú que eres la Misericordia misma… que te apiadas y compadeces de las miserias de este mundo… hoy quiero traer ante Ti a todas las almas que veneran y glorifican Tu Misericordia de modo especial

Mi buen Jesús… estás almas guardan una devoción especial por tu infinita Misericordia… y continúan la misión que le encomendaste a Santa Faustina, siendo ellos los “apóstoles” que Tú has elegido para propagar esta “última tabla de salvación” que le ofreces a la humanidad…

Te suplico por ellas, acógelas y guárdalas en tu amantísimo Corazón… ellas son el reflejo de tu Amor inmenso y sirven como instrumentos para acercar a los pecadores hacia el mar de tu Misericordia… también te pido por sus intenciones particulares y por todas las personas que ellas traen a ante Ti durante esta Novena

Que la humanidad pueda verte y encontrase contigo en estas almas… que sus ojos reflejen la bondad que hay en los Tuyos… que sus labios hablen las Palabras de alivio que salen de tus labios… que sus manos consuelen como lo hacen las Tuyas… y que sus corazones amen con todo el Amor que hay en tu Corazón…

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Quiero también, en este día, presentarte una intención muy especial… te pido por todos las personas que nos vistan en esta página o que nos siguen a través de la página de Facebook… Señor mío, Tú conoces lo más íntimos de los corazones… y tu mirada compasiva escruta los rincones más escondidos de las almas… te ruego que derrames torrentes de gracias y bendiciones sobre cada uno de ellos… sobre sus familias… y sus amigos… atiende prontamente sus necesidades y alivia sus cargas… pero sobre todo, que este día no termine sin que todas ellas hayan experimentado tu Amor, tu Misericordia y tu Paz…

Esto te lo pido por Tu Dolorosa Pasión,
y Tu Sangre preciosa derramada en la Cruz…
¡Jesús… yo confío en Ti!

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios