Nueve días con María

Mi vida no siempre fue como ahora… digamos que vivía en el mundo y no me interesaba saber nada sobre Dios… así me sentía “libre”… pero, aunque hacía todo lo que quería, nada me satisfacía… y debo admitir que no era feliz…

En aquel tiempo no lo entendía, pero llegó un momento en que me sentí desgarrado internamente… estaba lleno de amargura, de soberbia, de ira con el mundo y conmigo mismo… podríamos decir que estaba en el fondo de la fosa que mencionan los salmistas… y desde ese lugar, solamente se puede mirar en una dirección: hacia arriba… hacia Dios…

El motivo de este artículo no es relatarte mi testimonio… de eso ya escribí un pedacito aquí y aquí… lo que quiero es compartir contigo una de las gracias más hermosas que el Señor me regaló en ese tiempo… e invitarte a unirte a mí durante nueve días para orar por aquellos que necesitan de su Misericordia en este momento…

Recuerdo una noche… era muy tarde y acababa de balbucear una oración lo mejor que pude… y algo me empujó a buscar en mi mesa de noche… fue mas bien un impulso a abrir la gaveta… y en el fondo, debajo de unos papeles y otros cosas viejas, me encontré con un pequeño librito blanco… para decirte la verdad, nunca he sabido de dónde vino ni quién lo puso allí… pero ese librito cambió mi vida y fue la escalera que me ayudó a salir de aquel pozo donde me encontraba… en su portada leía: “Novena en Honor a la Virgen María, Madre Tres Veces Admirable, Reina y Vencedora de Schoenstatt”

Aquella noche comencé a rezar la Novena… y los nueve días que siguieron fueron muy especiales… luego, nueve más… y nueve más… y nueve más… y esa pequeña Novena se convirtió, casi sin darme cuenta, en mi oración diaria… poco a poco empecé a ver con claridad lo que Dios quería de mí… poco a poco se fueron solucionando algunas de las situaciones que me rodeaban… pero más importante, poco a poco fui encontrando la paz que anhelaba mi corazón…

Es hermoso sentir la mano de Dios obrando en nuestra vida… siempre me ha llamado la atención como esas páginas siempre me dicen algo nuevo y me dan una palabra de sabiduría, sin importar por la situación que esté pasando… también es hasta simpática la forma como me metieron en “problemas” a veces… recuerdo una vez… ya había empezado a escribir algunos artículos para un semanario católico y esa semana rezaba la Novena sin ninguna intención específica… el propósito para aquel día era: “Hoy dí un deseoso sí a todo suceso imprevisto que te suceda”… y al poco rato me llamaron para invitarme a dar una charla sobre María a un grupo de jóvenes… resultó ser un Congreso de la Legión de María donde había 500 muchachos con sus padres… y yo no soy conferenciante, de hecho, le tengo pánico a hablar en público…!!! Pero a pesar de los nervios, la gracia de Dios y la compañía de María estuvieron siempre presentes…

Han pasado más de diez años desde la noche que encontré aquella Novena y todavía acudo a ella en momentos especiales… y ahora quiero compartirla contigo…

Esta semana quiero invitarte a que la recemos juntos… podemos empezar mañana lunes y cada día pondré en nuestra página de Facebook el propósito para ese día… la rezaremos por las intenciones de todos… por las tuyas y las mías… por las de nuestros familiares y amigos… por lo matrimonios, por los jóvenes y los niños… por nuestros sacerdotes… por los enfermos y los moribundos… por los que padecen algún tipo de vicio o adicción… por los que viven en el dolor y por los que no pueden perdonar… por los que se sienten solos, cansados y abatidos… y por aquellos que estén más necesitados de la Misericordia de Dios…

Gracias por acompañarme… espero que tú también encuentres en esta oración todo el Amor que Dios me mostró aquella noche… DTB!

Comparte...

    8 comentarios en Nueve días con María

    1. Madre acompáñame en mi labor de hija, mama , abuela . Yo te lo pido dame tu protección.

      Juana Rosa
    2. Te pido por mi familia, por mi por los problemas que me agobian y me hacen sentirme inútil sin vida.

    3. Yo conoci a la Virgen María por que me crie en una familia catolica no practicante, pero hace cuatro años vivi un retiro y ahí la conoci realmente como una madre amorosa y preocupada por sus hijos, pero en enero de este año, una mañana fría de invierno yo me dirijia a mi trabajo como todos los dias y como la rutina hace la costumbre caminaba en automatico cuando una joven de novicia de un convento cercano me detuvo para regalarme una medalla de la virgen de la paz, en casa pasabamos por momentos dificiles y nos esperaban mas sucesos que por la gloria de Dios y el inseparable amor de la Virgen María hemos poco a poco superado, en lo personal tengo algunos cuestiones que resolver pero si mi Madre del Cielo no me abandona espero superarlos favorablemente, sobre todo en cuestiones de salud, aun cuando recuerdo esa mañana y tengo la seguridad de que no fue producto de la casualidad y creo que ella nunca nos deja solo nos pide que nos acerquemos a su hijo amado y en ella pongamos todas nuestras penas y necesidades. La pequeña oración que acompaña la medallita “María Se Mi Madre como lo Fuiste de Jesús ” AMÉN

      Carolina
    4. “Si yo fuera leproso, mi madre me abrazaría. Sin miedo ni reparo alguno, me
      besaría las llagas.

      —Pues, ¿y la Virgen Santísima? Al sentir que tenemos lepra, que estamos
      llagados, hemos de gritar: ¡Madre! Y la protección de nuestra Madre es como un
      beso en las heridas, que nos alcanza la curación.” ~ San Josemaría Escrivá, Forja, 190.

      +JMJ,
      ~Theo

      TDJ
    5. Querido hermano en Cristo te dire desde que me escribiste esa primera vez en que pedia oraran por mi ya que me sentia vacia y tu me hablaste de esta novena no he parado de hacerla y como tu hoy mi vida ha cambiado siento un Cristo vivo en mi y una manera distinta de ver la vida, Maria y Jesus son el camino para llegar al Padre y alcanzar la vida eterna.

      Miladys
    6. Gracias por aceptar el reto de ser instrumento de evangelizacion… Que el Espiritu Santo siga manifestandose en tus escritos para avivar corazones.
      DTBS!
      Que Viva Jesus y Maria!!!
      Soraya

      Soraya
    7. hola yo tambien estare acomañandolos en la realizacion de est novena, pero quiero agregar por favor la siguiente intencion: “Por todos aquellos jovenes que son profesionales y que aun no han podido conseguir un empleo digno que es permita sentirse utiles como profesionales”.

      Gracias….

      MERLYN CECILIA MELENDEZ BAUTISTA
    8. Aqui estare acompañandoles con la novena tan nesecitada

      Zulema

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios