Oración de san Juan Pablo II a Nuestra Señora de la Asunción

Madre asunta al Cielo:
Tú eres esplendor
que no ensombrece la luz de Cristo,
porque vives en Él y para Él.

Todo en ti es “SÍ”:
Tú eres la Inmaculada,
eres transparencia y plenitud de la gracia.

Aquí estamos, pues, tus hijos,
para buscar amparo bajo tu materna protección
e implorar confiados tu intercesión
ante los desafíos ocultos del futuro.

Te encomendamos a todos los hombres,
comenzando por los más débiles:
a los niños que aún no han visto la luz
y a los que han nacido en medio de la pobreza y el sufrimiento;
a los adolescentes rebeldes;
a los jóvenes en busca de sentido,
a las personas adultas que no tienen empleo
y a las que padecen hambre, olvido, violencia y enfermedad.

Te encomendamos a las familias rotas,
a los ancianos, venerables y patriarcas que carecen de asistencia
y a cuantos están solos y sin esperanza.

Abre nuestros corazones a la justicia y al amor,
y guíanos hacia una comprensión recíproca
y hacia un firme deseo de paz.

Amén.

Comparte...

    1 comentario en Oración de san Juan Pablo II a Nuestra Señora de la Asunción

    1. Virgencita Santísima, hoy que es día de tu Asunción, te ofrezco hoy y siempre madre mía mi cariño y veneración. Por tu poderosa intercesión te encomiendo la vida de mis tres hijas para que tu hijo amado me las revista de salud de cuerpo y alma, y me les ayude en todas sus actividades. También te encomiendo el problema de la UNAH para que ya cese el paro de clases y así nuestra juventud pueda continuar estudiando. Te saludo con esta oración: ¡Bendita sea tu pureza eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A tí soberana princesa, Virgen sagrada María, yo te ofrezco en este día, alma , vida y corazón, no me dejes madre mía!. Amen.

      MARIA EUGENIA

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios