Orar: 20 errores comunes

Acabo de leer un artículo muy bueno que el Padre Evaristo Sada publicó en el blog la-oracion.com. En él nos explica los errores comunes que cometemos al momento de hacer oración y me ha parecido necesario compartirlo con ustedes.

Orar: 20 errores comunes

20 errores comunes en las oraciones. ¿También tú los tienes?

P. Evaristo Sada LC

Hoy te ofrezco un elenco de errores frecuentes en la vida de oración, tal vez te sientas identificados con algunos de ellos. La semana entrante ofreceré la contrapartida.

  1. Acudo a Dios sólo para pedirle que me resuelva problemas y necesidades que me interesan: salud, trabajo, familia, tranquilidad, etc.
  2. Cuando voy con mis preocupaciones, mi oración termina siendo una reflexión personal acerca de cómo resolverlas. Ya no hablo con Dios sino sólo conmigo.
  3. Hablo, hablo y hablo, sin escuchar a Dios. Más aún, no sé qué significa escuchar a Dios, ni cómo habla Él.
  4. Creo que oro bien si los sentimientos son bonitos. Si no, pienso que algo estoy haciendo mal, que no sé orar.
  5. Mi oración se reduce a fórmulas memorizadas que la mayoría de las veces repito sin atención.
  6. Cuando rezo hago cosas, pero no entro en contacto personal de corazón con Dios. Mi “oración” es una especie de acto intimista en solitario.
  7. Trato poco a Cristo Eucaristía.
  8. Uso muy poco la Biblia en mis meditaciones.
  9. Concibo la oración sólo como iniciativa humana: soy yo quien tiene la iniciativa de establecer comunicación con Dios y me esfuerzo por alcanzarlo.
  10. Mi relación con Dios va en paralelo de mi vida ordinaria, es un apartado en la rutina diaria o semanal, como una actividad más junto al resto de mis quehaceres.
  11. No medito o mi meditación se limita a pensar, a desarrollar reflexiones teológicas.
  12. Rezo como me enseñaron de niño y allí me quedé.
  13. Mido y cuento el tiempo que le dedico a Dios. Soy tacaño con Dios, mi tiempo con Él no es tiempo de calidad, con frecuencia le dejo las migajas del día.
  14. Creo que ya me las sé todas en materia de oración, que no tengo más que aprender. Cuando otros hablan del tema, pienso que yo sé más…
  15. Evito las oraciones comunitarias.
  16. Voy a rezar tan distraído que al final sé que entré y salí de la iglesia o capilla sin haber entablado un mínimo contacto personal con Dios.
  17. Estoy tan acostumbrado y me he resignado ya a cómo es mi oración, que ya no deseo ni suplico a Dios que me conceda una mayor intimidad con Él, ni creo en el fondo que Él me la desee conceder.
  18. Considero que tengo hilo directo con Dios y descuido sin embargo mi vida sacramental (misa, comunión, confesión) y espiritual (vida interior, virtudes, recurso a medios de perseverancia como la dirección espiritual, etc.)
  19. Rezo sólo cuando me siento digno de rezar. Cuando me siento indigno, porque he pecado, o me he enojado, o no estoy bien conmigo mismo o con los demás, me excuso diciendo que sería hipócrita si rezara, y dejo de hacerlo.
  20. Mi objetivo es cumplir con aquello a lo que me comprometí. Muchas veces no sé ni lo que hago, sólo rezo con tal de cumplir (misa dominical, liturgia de las horas, rosario….)

Si quieren completar la lista, adelante…

Comparte...

    6 comentarios en Orar: 20 errores comunes

    1. En inglés solamente existe una palabra: “pray”… en español, por la riqueza de nuestro lenguaje, tenemos dos palabras para designar la misma acción… dicho de otra forma, orar y rezar es lo mismo… la diferencia es que hay personas que oran/rezan bien… y hay personas que oran/rezan mal… la falta está en el corazón, no en la palabra que le demos… DTB!

      Romualdo
    2. EN MI OPINIÓN, REZAR ES UNA COSA Y ORAR ES OTRA, ORAR PARA MI ES HABLARLE A DIOS, CON CALMA, CON PACIENCIA, SERENIDAD, PERO SOBRE TODO COMPLETAMENTE CONCENTRADO EN ELLO, PUEDE SER EN COMUNIDAD, PERO SIEMPRE HE PREFERIDO A SOLAS, LOS SALMOS ES UNA BUENA INTRODUCCIÓN, PERO LA ALABANZA DE CORAZÓN, LA GRATITUD, LAS PETICIONES VAN SURGIENDO HASTA QUE MI MENTE SE AQUIETA Y A VECES, NO SIEMPRE, LLEGA EL SILENCIO, ESE SILENCIO QUE TE DA LA CERTEZA DE QUE EL SEÑOR ESTA CONTIGO. HAGO LA OBSERVACIÓN QUE NUNCA HE VISTO NADA, HE ESCUCHADO NADA O ME HA TOCADO ALGUIEN, LO ÚNICO QUE SÉ ES QUE ME ESCUCHA Y ESTA AHÍ. TE AMO SEÑOR

      OFELIA PRISCA LARA FLORES
    3. no necesariamente se tiene que hablar en lenguas porque el orar es hablar con Dios yo estuve leyendo algo parecido en en dias pasados en una web cristiana http://misionerafm.org, si se habla en lenguas o se tiene experiencias sobrenaturales amen pero el objetivo principal para mi es orar para hablar con Dios lo demás seria un complemento, que no siempre sucedera de la misma forma.

      Mario aquino
    4. Buscar solo la propia voluntad y no considerar la voluntad de Dios

      Ignacio
    5. 22. Dejo la oración para después, para cuando tenga tiempo, para cuando tenga ganas… la peor oración es la que no llega a hacerse.

      Marta
    6. 21. Siento que la oración no es completa si no hay manifestaciones sobrenaturales como hablar en lenguas o tener visiones y revelaciones.

      Marcos

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios