Para vivir la Cuaresma

La Arquidiócesis de San Juan ha preparado una serie de Catequesis para acompañarnos durante los tres años que durará el Trienio en preparación del V Centenario de la llegada de la Iglesia a Puerto Rico y América… este primer año está dedicado a la Familia, como Iglesia Doméstica… y la catequesis de esta semana nos presenta una interesante historia que nos puede ayudar a prepararnos mejor para vivir este tiempo de Cuaresma que comienza hoy… veamos,

Ésta es la historia de un viajero que fue a parar a una ciudad de Francia. El caminante se admiró de ver la cantidad de canteros, albañiles y carpinteros dedicados a la construcción de un magnífico edificio para la Iglesia. Se acercó a uno de los canteros para interesarse por su trabajo.

– “¿Podría explicarme en qué consiste su trabajo?”, le preguntó.

El hombre, molesto por la pregunta, le contestó de mala forma:

– “Estoy picando estos bloques de piedra con el marrón y el cincel, y después los estoy ensamblando tal y como se me ha indicado para hacer un muro. Estoy sudando la gota gorda y además me duele muchísimo la espalda. Y para colmo, este trabajo me aburre y me paso el día soñando con el día en que pueda dejarlo.”

Ante tal respuesta, el viajero prefirió marcharse y charlar con otro cantero.

– “¿Podría explicarme en qué consiste su trabajo?”, preguntó nuevamente.

Y el segundo cantero le contestó:

– “Pues mire usted: como tengo mujer e hijos necesito un trabajo para ganarme un sueldo. Me levanto pronto cada mañana y vengo a picar la piedra, tal y como se me ordena. Es un trabajo repetitivo, como se puede imaginar, pero gracias a él puedo alimentar a mi familia, que es lo que me importa; estoy contento con tener este trabajo.”

Más animado por esta segunda respuesta, el forastero se acercó a otro trabajador.

– “Y usted, ¿qué está haciendo?”

Y el tercer cantero, con los ojos brillantes de emoción y con el dedo índice apuntando hacia el cielo, le contestó:

– “Estoy levantando una catedral. ¡Una preciosa catedral! No podría soñar con un trabajo más hermoso al que dedicar mi esfuerzo.”

Esta historia nos viene muy bien para meditar con qué actitud debemos vivir este tiempo de Cuaresma. Podemos ver la Cuaresma como una carga sin sentido, algo obsoleto y hasta rutinario, justo como veía su trabajo el primer cantero. O por el contrario, la podemos vivir como una oportunidad que nos da la Iglesia para sentirnos mejor con nuestro compromiso cristiano, y aprovechamos el ayuno para rebajar algunas libras de más o para dejar momentáneamente algún vicio, y nos conformamos tal y como lo hizo el segundo trabajador.

Sin embargo, la mejor actitud para vivir la Cuaresma nos la presenta el tercer cantero, nos reta a ver el sentido real del ayuno, la oración y la caridad, que es ir construyendo una vida en santidad. Viviendo desde la esperanza de la Pascua de Resurrección y haciendo posible el reino de Dios en el aquí y ahora de nuestra vida.

Te invito a que hoy, en algún momento del día, se detengan a dialogar juntos en familia acerca de cómo han de vivir esta Cuaresma y cuál ha de ser la meta, recordando que estamos invitados a vivir en santidad… ¿Qué ayuno realizaremos? ¿Qué tiempo dedicaremos a orar juntos? ¿A qué personas de la comunidad podríamos visitar para llevarle alegría y esperanza o ayudarle en alguna necesidad?

Oración
Al empezar esta Cuaresma, te pedimos, Señor, que nos des un verdadero espíritu de conversión: así la austeridad de la penitencia de estos días nos servirá de ayuda en nuestra lucha contra el espíritu del mal. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Comparte...

    8 comentarios en Para vivir la Cuaresma

    1. Acabo de escuchar esta carta, que la leyó en una conferencia don Pablo Domínguez, y no he podido evitar buscarla tras ello. Es una historia devastadora, que sólo una persona con una enorme fe y fortaleza puede afrontar. Creo que lo más duro no es el daño tanto físico, mental como el cambio de vida que ahora deberá llevar esta jóven novicia, sino el poder perdonar a las personas que sin motivo alguno han cometido un acto tan atroz. El hecho de ser una religiosa hace que el crimen sea más cruel, por denotar el enorme odio que pueden albergar hacia alguien que pertenece a la Iglesia. Sin palabras. Solo decir que me ha impactado enormemente, espero que ambos estén bien, porque no dudo que esta mujer pondrá de su parte cuanto pueda para sacarlo adelante. Me ha encantado que publiqueis esta carta, no sé que más decir, sólo que estoy impactada.

      Ceres
    2. Muy bueno.

    3. Quiero decir que los tres personajes estan binculados con las umanidad. Hay depende de cada uno de nosotro si tomamos la cuaresma en serio o no. Yo creo que el tercer personje que esta contento porque esta edificando el edificio para Dios esta Feliz porque piensa en el Cielo y no en las cosas de la tierra. Esa es la invitacion de st, Pablo cuando dice busquen las cosas del cielo y no las de la tierra. Dios les bendiga por esta refflecion,esta noche la boy a utilizar en un tema que boy comartir en la Iglesia Catolica de St. Maria del valle.

    4. El texto me invita a reflexionar en cuanto al trabajo, pues debemos considerarlo como una bendición, desafortunadamente , cuando lo tenemos no sabemos agradecercelo a nuestro Creador, sino que lo tomamos como una pesada carga, sin mirar cuantos no cuentan con un trabajo. Además considero la página como una herramienta que permite la evangelizacion , ya que en ocaciones requerimos de material variado para motivar a las personas. MIL BENDICIONES AL CREADOR DE LA PAGINA, COLABORADORES Y LECTORES.

      Martha E. Fernández Vásquez
    5. me lleno mucho la reflexion , ya que estamos viviendo la cuaresma y deverdad me encantaria recibir temas asi de interesantes que me sean de ayuda en mi vida espiritual

      claudia c.
    6. Querida hermana Eliza,

      tengoseddeti.org es una página católica que enseña doctrina católica… ni es un foro público ni un lugar de reunión ecuménico, mucho menos un terreno para debates apologéticos. Por esta razón, me reservo el derecho de aprobar o no cualquier comentario que esté fuera del contexto de los artículos que aquí se publican. Tanto tu comentario, como el tono del mismo, estaban fuera de lugar.

      De todas formas, traté de enviarte un correo a la dirección que dejaste en el comentario, pero vino devuelto por ser una dirección de email “descontinuada”… si interesas que te responda o te interesa entablar un diálogo doctrinal serio y respetuoso, puedes escribirme usando la forma de contacto y gustosamente te responderé.

      Que Dios te bendiga,

      Romualdo

    7. hola excelente reflexion, gracias a Dios por esta enseñanza que me ayuda a edificar mi espiritualidad dia a dia. A entender mas el compromiso al cual el me llama.

      ADRIANA
    8. Gracias por el aporte, para poder vivir esta cuaresma. El cuento me resultó muy ejemplificador para poder entender los valores de la austeridad, la penitencia y el ayuno.

      Saludos desde Argentina!

      Guillermo

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Últimos comentarios