Sagrado Corazón de Jesús

San Juan nos dice que Dios es amor… y que ese amor de Dios por los hombres se manifestó de una manera extraordinaria en Su Hijo, que entregó su vida para que todos vivamos por medio de Él… “Nadie ama más que quien da la vida por sus amigos”, dijo Jesús… ¡y dio su vida por nosotros!

A lo largo de los siglos, la Iglesia ha visto reflejado ese amor infinito de Dios en la imagen del Corazón traspasado de Jesús… Corazón del que nació la Iglesia al brotar sangre y agua, el agua del bautismo y la sangre de la Eucaristía…

Santa Margarita María Alacoque era un humilde religiosa que pertenecía a la Orden de la Visitación… en el año 1673, un día que santa Margarita Maria estaba en oración ante el Santísimo Sacramento, tuvo la primera manifestación visible de Jesús, manifestación que se repetiría todos los primeros viernes de mes por espacio de dos años…

El 16 de junio de 1675, durante la octava del Corpus Christi, Jesús se le apareció y le mostró Su Corazón… que estaba rodeado de llamas de amor, coronado de espinas, con una herida abierta de la cual brotaba sangre, del interior de su Corazón salía una cruz… Jesús, señalando con su mano, le dijo:

“He aquí este Corazón que ha amado tanto a los hombres, que no ha omitido nada hasta agotarse y consumirse para manifestarles su amor, y por todo reconocimiento, no recibe de la mayor parte más que ingratitudes, desprecios, irreverencias y tibiezas que tienen para mí en este sacramento de amor.”

Fue entonces cuando Jesús le dio el encargo de difundir la devoción a su Sagrado Corazón… devoción cuyo único objeto es honrar el Corazón misericordioso de Jesús como símbolo del amor de Dios por nosotros… y que una mirada a su Sagrado Corazón, abrasado de amor por los hombres y al mismo tiempo despreciado por ellos, nos mueva a amarle ardientemente y a ofrecer nuestros sacrificios como reparación por todas las ingratitudes que se cometen contra Él…

Hoy, viernes 1 de julio, es la octava de Corpus Christi y la Iglesia celebra esta gran fiesta del Sagrado Corazón de Jesús… hoy es día de grandes gracias… Jesús le hizo 12 promesas a Santa Margarita para todos aquellos que guardaran la devoción a su Sagrado Corazón:

  1. Les daré todas las gracias necesarias para su estado de vida.
  2. Les daré paz a sus familias.
  3. Las consolaré en todas sus penas.
  4. Seré su refugio durante la vida y sobre todo a la hora de la muerte.
  5. Derramaré abundantes bendiciones en todas sus empresas.
  6. Los pecadores encontrarán en mi Corazón un océano de misericordia.
  7. Las almas tibias se volverán fervorosas.
  8. Las almas fervorosas harán rápidos progresos en la perfección.
  9. Bendeciré las casas donde mi imagen sea expuesta y venerada.
  10. Otorgaré a aquellos que se ocupan de la salvación de las almas el don de mover los corazones más endurecidos.
  11. Grabaré para siempre en mi Corazón los nombres de aquellos que propaguen esta devoción.
  12. Yo te prometo, en la excesiva misericordia de mi Corazón, que su amor omnipotente concederá a todos aquellos que comulguen durante nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento.

Consagración al Sagrado Corazón de Jesús

Me entrego y consagro al Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesús Cristo, mi persona y vida, acciones, penas y sufrimientos para que utilice mi cuerpo solo para honrar, amar y glorificar al Sagrado Corazón.

Este es mi propósito definitivo, único, ser toda de Él, y hacer todo por amor a Él, y al mismo tiempo renunciar con todo mi corazón cualquier cosa que no le complace, además, tomarte, Oh Sagrado Corazón, para que seas el único objeto de mi amor, el guardián de mi vida, mi seguro de salvación, el remedio para mis debilidades e inconstancia, la solución a los errores de mi vida y mi refugio seguro a la hora de la muerte.

Sé pues, Oh Corazón de bondad, mi intercesor ante Dios Padre, y líbrame de su sabia ira. Oh Corazón de amor, pongo toda mi confianza en Ti, temo mis debilidades y fallas, pero tengo esperanza en tu divinidad y bondad.

Quita de mí todo lo que está mal y todo lo que provoque que no haga tu santa voluntad, permite a tu amor puro a que se imprima en lo más profundo de mi corazón, para que yo no me olvide ni separe nunca de ti.

Que yo obtenga de tu amada bondad la gracia de tener mi nombre escrito en tu Corazón, para depositar en ti toda mi felicidad y gloria, vivir y morir en bondad tuya. Amén.

Comparte...

    4 comentarios en Sagrado Corazón de Jesús

    1. Querido Martín…

      El rezo del Vía Crucis es la meditación del camino de Jesús al Calvario, desde que es sentenciado a muerte hasta que expira en la cruz… para esto se “contemplan” catorce escenas o “estaciones”…

      Antes de comenzar, se hace la señal de la cruz y se reza el acto de contrición…

      Se enuncia la estación y quien dirige dice: “¡Te adoramos, Cristo, y te bendecimos!” A lo que los demás responden: “Que por tu santa cruz redimiste al mundo.” En mi parroquia acostumbramos ponernos de rodilla un momento, en veneración de la cruz.

      Luego se procede a leer algún relato o meditación sobre la estación. Recuerda que no todas las estaciones son bíblicas, sino que pertenecen a la Tradición: las caídas de Jesús, el encuentro con su Madre y la Verónica…

      Se puede terminar la estación rezando un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria… para luego pasar a la próxima estación…

      Las estaciones son,

      1. Jesús es condenado a muerte.
      2. Jesús carga con la cruz.
      3. Jesús cae por primera vez.
      4. Jesús se encuentra con su Santísima Madre.
      5. Simón de Cirineo le ayuda a llevar la cruz.
      6. La Verónica limpia el rostro de Jesús.
      7. Jesús cae por segunda vez.
      8. Las mujeres de Jerusalén lloran por Jesús.
      9. Jesús cae por tercera vez
      10. Jesús es despojado de sus vestiduras.
      11. Jesús es clavado en la cruz.
      12. Jesús muere en la cruz.
      13 .El cuerpo de Jesús es bajado de la cruz.
      14. El cuerpo de Jesús es colocado en el sepulcro.

      Y puedes encontrar muchas buenas reflexiones haciendo una búsqueda en Google…

      Un abrazo y que el Señor haga brillar su rostro sobre ti por el amor tan grande con que le amas…

      Romualdo

      Romualdo
    2. hola…

      Romualdo te hago una pregunta por acá porque a lo mejor otra persona tiene la misma inquietud mía.
      He aprendido a rezar “la coronilla” y sé que para la misma se necesita un rosario común. Pero me interesa rezar el “vía crucis” y no lo sé. ¿Se necesita un rosario? ¿Cómo se reza? Së que se trata de “estaciones” pero no sé rezarlo… Por favor me podrías explicar!!!

      MARTIN
    3. Querido Jony…

      Gracias por la confianza de acercarte a mí con tus dudas… trataré, si el Señor lo permite, de arrojar un poco de luz sobre estas cosas que te preocupan…

      El texto sobre la ascensión que mencionas esta al comienzo del libro de los Hechos… si te fijas, antes de la ascensión se da un diálogo entre Jesús y los Apóstoles… Él les dice que permanezcan en Jerusalén esperando “la Promesa del Padre” (el Espíritu Santo)… y ellos preguntan si es en ese momento cuando va a restablecer el Reino de Israel… a esto, Jesús les contesta que a ellos no les toca conocer “el tiempo y el momento que ha fijado el Padre”… y un instante después, asciende al cielo…

      Es en este marco que se da el comentario de los ángeles: «Galileos, ¿qué hacéis ahí mirando al cielo? Este que os ha sido llevado, este mismo Jesús, vendrá así tal como le habéis visto subir al cielo»… estos se refieren a la pregunta que le formularon un momento antes a Jesús: en la plenitud de los tiempos, cuando llegue el momento de instaurar el Reino de Dios en la tierra, Jesús volverá tal y como lo han visto marchar…

      En el Nuevo Testamento hay muchos pasajes que al igual que este, hacen referencia a “la segunda venida de Cristo”… pero estos no tiene nada que ver con las apariciones y/o mensajes que han recibido algunas personas a través de la historia de la Iglesia… como es el caso del Santa Margarita María de Alacoque y el Sagrado Corazón de Jesús… o Santa Faustina Kowalska y la Divina Misericordia… estas son “revelaciones privadas”… y aunque son “aprobadas” por la Iglesia… no constituyen “dogma” y no es obligación creer en ella para obtener la salvación…

      La frase que Jesús pronuncia en la Cruz antes de morir: «Todo está consumado», al igual que el texto de la ascensión, se refiere otra cosa… veamos el texto completo para que tengas una idea mejor del mismo,

      «Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura, dice: “Tengo sed”. Había allí una vasija llena de vinagre. Sujetaron a una rama de hisopo una esponja empapada en vinagre y se la acercaron a la boca. Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: “Todo está cumplido”. E inclinando la cabeza entregó el espíritu» (Juan 19, 28-30)…

      En Jesús se cumplen todas las promesas y profecías del Antiguo Testamento sobre el Mesías… así lo van señalando los evangelistas a través de los cuatro Evangelios… y Él mismo lo certifica antes de su último suspiro: “todo está cumplido”…

      En tu pensamiento está la premisa de que al morir Jesús ya todo estaba dicho, sin embargo nuestra fe se basa en la fe de los Apóstoles… nosotros creemos porque ellos creyeron… nosotros no conocimos personalmente a Jesús, sino que creemos en lo que ellos nos han contado… inclusive, las frases que Jesús pronunció también nos llegan por medio de ellos… por eso, la Revelación no termina con Jesús sino con la muerte de Juan, el último de los Apóstoles…

      Aún así, aunque nada nuevo se puede añadir a la Revelación, la Iglesia sigue reflexionando y profundizando en el Mensaje de Salvación… lo vemos desde el primer concilio de Jerusalén, donde se decidió si los gentiles debían someterse a la Ley Mosaica o no…

      Las “revelaciones privadas”, como la del Sagrado Corazón a Santa Margarita María, no aportan nada nuevo al Mensaje de Salvación… de hecho, el principal criterio para que eventualmente, después de un cuidadoso y exhaustivo estudio, lleguen a considerarse “verdaderas” es que no se oponga a las Escrituras ni al Magisterio de la Iglesia… además, aunque la Iglesia puede recomendar una devoción, nunca la impondrá como un dogma que es necesario creer para nuestra salvación… o sea, que no importa si soy devoto del Sagrado Corazón o no… de cualquiera de las dos formas puedo alcanzar mi salvación…

      Por otra parte, tanto el Sagrado Corazón como las demás revelaciones privadas tienen la “virtud” de recordarnos algún atributo de Dios, como su Misericordia… y de invitarnos a una vida de oración, conversión y entrega a Dios… así que aunque no aporten nada nuevo, para algunas personas son una forma de vivir mejor su cristianismo…

      Espero haberte sido útil y que esta pequeña explicación sirva para aclarar un poco tus dudas…

      Dios te bendiga…

      Romualdo

      Romualdo
    4. yo soy católico, y estoy orgulloso de serlo, he sido catequista y actualmente pertenezco a un grupo de Acción Católica en mi capilla; no obstante, a veces tengo dudas como la que a continuación le describo y se la expreso a Ud. porque he leído las respuestas que le da a personas que se han dirigido también a Ud. y que me han parecido aclarecedoras; dígame, en la Biblia se lee que Cristo al elevarse al cielo unos ángeles se les aparecieron a los apóstoles y les preguntaron qué hacían allí parados, pues así como habían visto al Señor ascender a los cielos también lo vamos a ver a su regreso, entonces por qué Cristo se le aparecería a esta mujer y sólo a ella y dictando una serie de privilegios a las personas que honren a Su Sagrado Corazón, que dicho sea de paso, en mi casa como en la mayoría de las católicas hay una de estas imagenes, si Él ya lo había dicho todo, pues unas de Sus últimas palabras en la Cruz fueron Todo se ha consumado. Mucho le agradeceré su respuesta, que Dios le bendiga, y a propósito, le felicito por esta bella y edificante labor apostólica, gracias

      jony pallares

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Últimos comentarios