¿San Valentín o Miércoles de Ceniza?

Acabo de leer una interesante reflexión que Padre Leo (nuestro párroco) hizo en el boletín parroquial de este fin de semana. Se las comparto…

Para pensar:
¿Celebramos San Valentín o Miércoles de Ceniza?

Algunos se hacen esta pregunta dada la coincidencia este año de la fiesta del santo con el inicio de la Cuaresma.

¡¡¿De verdad hay tanta preocupación por celebrar el día de este santo?!!

Pues situémonos en el siglo III d.C., a finales del cual fue martirizado Valentín, presbítero (sacerdote) romano, que residía en la capital del imperio.

Por su gran caridad se había hecho merecedor del nombre de “padre de los pobres”.

Valentín, por su fama, fue llamado a una entrevista con el emperador, ante el cual no dejó de interceder en favor de su fe católica y contra el estado de persecución en que se encontraba sumida la Iglesia. Luego interrogado por Asterio, teniente del prefecto, Valentín continuó haciendo profesión de su fe, afirmando que Jesucristo es «la única luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo».

Valentín, después de ser encarcelado, cargado de cadenas, y apaleado con varas nudosas hasta quebrantarle los huesos, se unió íntima y definitivamente con Cristo, a través de la tortura de su degollación.

En primavera había en Roma festejos dedicados al amor y a sus divinidades. La Iglesia con el empeño de cristianizar las fiestas paganas enseñó a los fieles a invocar a San Valentín —martirizado en primavera— como protector del amor honesto.

¿Podemos celebrar a San Valentín este miércoles de ceniza? ¡Seguro que sí!

Esta breve biografía nos sugiere cómo hacerlo. Si eres devoto de San Valentín y quieres celebrarlo puedes, por ej.:

  1. Vivir intensamente la caridad como él, sobre todo con los pobres.
  2. Si era invocado como protector del amor honesto, vivir con pureza el amor con tu novia(o) o esposo(a) y amigos.
  3. Conocer a Jesús y su Evangelio y dejar iluminar toda tu vida por Él.
  4. Defender la fe en Cristo, como lo hizo él, si es necesario hasta la muerte.
  5. Orar por los cristianos perseguidos.

Lo demás no es celebrar ni a San Valentín ni el Miércoles de Ceniza, sino pura manipulación comercial.


Fuente: Hoja parroquial de la Parroquia María Madre de la Misericordia.
Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios