Sanando las heridas desde el vientre materno

El Padre Jamut habla mucho sobre la necesidad de sanar las heridas que llevamos dentro… inclusive, en ocasiones habla de sanar las heridas que traemos desde el vientre materno… heridas que tal vez ni siquiera somos conscientes de ellas… pero que están escondidas en un rinconcito escondido de nuestra alma… y si no las sanamos, se convierten en pequeñas cadenas que no nos dejan entregarnos por completo al Amor de Dios…

Estamos a unos días de terminar la Cuaresma… y me parece que esta oración del Padre Jamut nos puede ayudar a entrar en la Semana Santa con el corazón más dispuesto a recibir la gracia, el amor y la misericordia que Dios quiere derramar sobre cada uno de nosotros…

Sanando las heridas desde el vientre materno

Espíritu Santo, llénanos de la gracia de la resurrección, para que podamos ser una nueva criatura. Abre nuestros corazones para saber recibir y dar amor. Armoniza con tu amor nuestro espíritu, alma y cuerpo, reubicando correctamente nuestras emociones, sensaciones, y sexualidad. Llena cualquier vacío de ternura paterna o materna que podamos aún tener.

Danos la gracia de elegir la vida y de amarla. Abre nuestro ser a la alegría y a la recepción del otro. Danos un corazón que perdone con facilidad, y el deseo de desprendernos de las frustraciones y los deseos de venganza. Abre nuestros corazones al amor paterno de Dios y a la simplicidad de aceptar la propia vida tal como es.

Espíritu Santo, que tu gracia abundante se derrame en nuestros corazones y que aceptemos, en la vida, nuestro lugar de criaturas Que sepamos reconocer los beneficios que continuamente recibimos de ti, nuestro Creador. Amén.

«Tú amas todo lo que existe y no aborreces nada de lo que has hecho,
porque si hubieras odiado algo, no lo habrías creado»
(Sabiduría 11, 24).

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios