Un diálogo en facebook

Mi amigo: “Haz lo que te diga el corazón y Dios estará contento.”

Romualdo: “Mejor: haz lo que te diga Dios y el corazón estará contento…… ;-)”

Mi amigo: “Para mí, es lo mismo…”

Romualdo: “Hoy comienza la Semana Santa… y hace dos mil años, a unos cientos de judíos, el corazón les dijo que pidieran la crucifixión del Cristo… también a un procurador romano, el corazón le dijo que les escuchara y complaciera… ambos hicieron lo que el corazón les pidió y, aunque hubiera estado escrito o fuera necesario para el Plan de Salvación, no creo que Dios hubiera estado “contento” con ellos…

También hace dos mil años, una Madre aguardaba silenciosa, con el corazón traspasado por el dolor, mientras su Hijo inocente colgaba de un madero esperando su muerte… sin duda que su corazón le gritaba que detuviera aquella injusticia, que insultara a los soldados o que hiciera lo imposible para bajar a su Hijo de la cruz… sin embargo, en lugar de hacer lo que su corazón le decía, decidió hacer lo que Dios esperaba de ella: aguardar, confiar y unir su sufrimiento al de su Hijo… al final, no solo fue recompensada con la contentura del mundo, sino con gozo de Vida Eterna…

Esa es la diferencia entre lo que dicen nuestros corazones y lo que quiere el Corazón de Dios…”

* * *

La sociedad actual nos impulsa a buscar nuestra propia satisfacción, lo que nos gusta, lo que nos place, lo que nos hace sentir bien… sin embargo, en lugar de ver gentes “felices”, encontramos que aumentan las tasas de depresión, de suicidios (especialmente entre jóvenes), de personas vacías que buscan cómo llenarse en ese mundo que cada vez les empuja más hacia el abismo… vivimos en la época del hedonismo, de la religión del “yo”… hemos desterrado a Dios y hemos puesto nuestros egos en su lugar…

El hombre es una criatura maravillosa… inteligente, capaz y libre… pero nunca debe olvidar que es eso: criatura… y, como tal, se debe a su Creador… es allí donde está la verdadera felicidad, cuando logramos llegar a ser eso para lo que fuimos creados…

Cada uno de nosotros es único e irrepetible… y Dios nos dice que nos conoce por nuestro nombre… que nos lleva tatuados en la palma de su mano… que antes de que fuéramos, ya Él nos había pensado, nos conocía y tenía un plan para cada uno de nosotros… ¡eso es maravilloso!!!

La felicidad total y verdadera está en encontrar eso que Dios planeó y llevarlo a cabo en nuestras vidas… y eso, aunque parezca difícil o misterioso, eso no es otra cosa que hacer su Voluntad… hacer lo que Él quiere y espera de mí…

Volvamos al comienzo del diálogo… lo que mi amigo decía, en cierto modo, no está del todo mal… para algunas almas escogidas, lo que su corazón les dice es lo mismo que Dios espera de ellas… esas almas han logrado alcanzar un grado de santidad que está fuera de este mundo, ya no se buscan ellas ni lo que les complace, sino que sus corazones beben de la fuente del amor eterno: el Corazón Misericordioso de Dios…

Pero para nosotros, para los simples pecadores de este mundo, la vida sigue siendo una lucha entre mi voluntad y la Voluntad de Dios…

Comparte...

    4 comentarios en Un diálogo en facebook

    1. hola me parece muy buena esta pagina! envienla por los correos y el facebook. saludos dios te bendiga.

      Gise
    2. Tato, mil gracias por tu visita y tus palabras… a veces necesitamos saber que el pequeño esfuerzo que hacemos sirve para algo, y el Señor se asegura de traernos amigos buenos que nos den ánimo para seguir con este ministerio.

      Te cuento que tengo “una tonelada” de artículos de la versión anterior que no he podido subir por falta de tiempo. Espero pronto ir poniéndome al día porque había buenos recursos que no quiero que se pierdan.

      De nuevo, ¡gracias por tu visita!

      Romualdo

      Romualdo
    3. Hola Romualdo:

      Por alguna razon desde hace mucho tiempo no entraba a tu espacio y me encontre conmigo misma… y “para mi…es lo mismo”… siempre en nuestro mundo y no nos acabamos de realizar q hubo una madre q sufrio por su hijo y alguien q murio por nosotros y sigue ahi. Y en vez de estar lamentando debo de dar Gracias por lo q tengo. El Senor te bendiga a ti y a tu ganga siempre…

      Senor:

      Un dia como hoy sufrias por nosotros y moristes por nosotros. te pido person por mi y por todos aquellos q nos alejamos de ti por un momento y no nos damos cuenta q tu nunca te alejas. Q en vez de estar sientiendo dolor debo de estar aqgradecida por todo lo q me das. Gracias mi Jesus por nunca abandonarme a pesar de todas las batallas q he tenido. Gracias por mis hijos y por lo bueno q son y por ser bendecidos pq de verdad q tengo hijos excepcionales. Gracias por mi familia y por darme la fueza q me das diaria para poder seguir adelante. En tus manos dejo mi alma y espiritu…vida y corazon…. esta batalla la gano yo junto a ti pq sin ti no lo podre hacer.

      Sharon Hernandez
    4. Estimado Romualdo:

      Hacía tiempo no entraba en tu página inspirada por el Señor. Esta noche, movido por el Espíritu del tiempo, lo hice. Pude apreciar la actualidad del material.

      He leído mucho y tengo mucho por leer y, al hacerlo, reflexionar.

      Le doy gracias a Jesucristo por haberte concedido el don de buscar, conseguir, organizar y producir (como por ejemplo “el diálogo”) material para la construcción del Reino y que hayas querido compartir ese don con todo el que lo quiera recibir.

      ¿Porque no pones un aviso en la hoja parroquial y/o en El Visitante, para que más personas conozcan de la existencia de este lugar donde se propaga la palabra de Dios?

      Te aseguro que visitaré tu página más a menudo.

      Gracias.

      Tato Angelet

      Luis M. Angelet Fau

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios