Un poco de humor y una gran lección

El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto: se detuvo en la línea de paso para los peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección.

La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó la bocina por un largo rato e hizo comentarios negativos en alta voz, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección… y para colmo, se le cayó el celular y se le regó el maquillaje.

En medio de su pataleta, oyó que alguien le tocaba el cristal del lado. Allí, parado junto a ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial le ordenó salir de su coche con las manos arriba, y la llevó a la comisaría donde la revisaron de arriba abajo, le tomaron fotos, las huellas dactilares y la pusieron en una celda.

Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales:

“Señora, lamento mucho este error”, le explicó el policía. “Le mandé a bajar mientras usted se encontraba tocando bocina fuertemente, queriendo pasarle por encima al automóvil del frente, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces. Mientras la observaba, me percaté que de su retrovisor cuelga un Rosario, su carro tiene en su bumper un sticker que dice ‘¿Qué haría Jesús en mi lugar?’, su tablilla tiene un borde que dice ‘Yo escojo la Vida’, otro sticker que dice ‘Sígueme el domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperarse, supuse que el auto era robado.”

Esta simpática historia muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos. Para ser cristiano no basta con ir a Misa los domingos o leer la Biblia de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida: el estilo de vida de Jesús… Así que la próxima vez que vayas en el auto, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver a Jesús en ti.

Comparte...

    10 comentarios en Un poco de humor y una gran lección

    1. es una muy linda reflexion ya que no pensamos antes de actuar sino actuamos para despues pensar y es bien dificil aceptar la realidad

      concepcion perez
    2. Es verdad que nosotros queremos encontar en nuestros semejantes el rostro de Jesus ;pero que pasa cuando nuestros semejantes quieren ver en nosostros a Jesus , a veces no lo mostramos y decimos que creemos en EL, de aqui que pienso para ser un buen discipulo del maestro hay que esforzarse por mostralo en cada momento de nuestra vida.

      Guadalupe Moreno Herrera
    3. me hacen meditar de como es la vida y sin Dios no somos nadie

      mercedes
    4. Típico en Tegucigalpa Honduras,abundan los vehículos,con esos rosarios en el retrovisor,o unas calco manías que dicen piensa en Dios,pare de contar,es la gente mas detestable que uno ve al conducir,para colmo un día de estos,había una muchacha atropellada en el anillo periférico mientras le dábamos los primeros auxilios esperando la ambulancia,el trafico se interrumpió apareció un caballo, digo caballero en un carro que tenia un símbolo de esos organismos de ayuda humanitaria,comenzó a sonar su bocina y lanzar gritos porque no podía pasar,incoherencia de vida?…Vale destacar que la ambulancia del cuerpo de bomberos acudió asi instantáneamente al llamado.

      german velasquez
    5. hola me gustan los temas de reflexión ya me enriquesen en todos los aspectos me gustaria me emviaras a mi correo gracias dio
      s te bendice

      daniel rincón sanchéz
    6. aunque estoy pasando por algunas dificultades estos temas de reflexion me dan animos para seguir adelante

      leoncio
    7. a quien escribio esta reflexion le agradezco por permitir que podamos leerla, la verdad esta bien buena, y lo que nos enseña ess que tenemos que cuidar la forma en que le hablamos o tratamos a los demas, xq todos somos seres humanos y tenemos sentimientos

    8. Muy buena reflecccion, espero recibir en mi correo mas de estas reflecciones.

      Hector C. Cedillo
    9. muchas gracias por esa reflexion .. la verdad es que como seres humanos que somos cometemos muchos errores imprudencias .. pero debemos procurar ser mejores cada dia y con la ayuda de DIOS lo lograremos…
      GRACIAS….!!!

      jefferson barrera
    10. Hola, mi amigo Romualdo, y a todos los amigos de la página, con respecto a, éste tema, y al que voy a tratar más adelante, les digo: Cuando una persona vive una vida simple en la que no hace párticipe a Dios en su vida, todas estas cosas pueden pasar, pero cuando uno vá caminando de la mano de Dios, poniendo cada proyecto, que uno realice en sus manos, las cosas cambian, teniendo en cuenta que los errores siempre van a existir, pero la persona vá a ser más cuidadosa ahora, en adelante, de de lo que era al principio, porque, yá no está sola, Dios vive en ella. Este, es otro mensaje del que también podemos decir, muchas cosas. El título es: Una Oportunidad. Una mujer, de mediana edad sufre un ataque al corazón. Mientras está en la mesa de operaciones, tiene una experiencia cercana a la muerte. Ve a Dios, y le pregunta si en verdad se íba a morir. Dios, le dijo: No, vas a vivir 30 o 40 años más. La mujer se recuperó y decidió aprovechar, que yá estaba en el hospital, y hacerce una cirujía estética, liposupción, tratamiento de várices, y todas esas cosas para rejuvenecerse. Pensó que si íba a vivir 30 o 40 años más, mejor que sería, que se vea bien. Cuando sale del hospital, luego de su última operación, cruza la calle y la atropella una ambulancia. Ahora sí, se muere…..llega otra vez frente a Dios, y le pregunta: i Pero cómo ! ¿No era que íba a vivir 30 o 40 años más? Dios le responde: Sí es verdad, pero es que, estabas tan cambiada, que nó te reconocí. Todos tenemos oportunidades en la vida, momentos en los que Dios nos motiva a ser más reflexivos, y revisar nuestra vida, nos dá la alternativa de cambiar nuestras actitudes, nuestra manera de pensar, de ser y saber dar oprtunidades también a los demás de que cambien, nos enseña a perdonar y ser más comprensivos y tolerantes, pero prestamos más atención a las cosas superficiales, lo material, cuando nuestra vida espiritual es lo primero, nuestra forma física envejece, nuestro amor a Dios permanece. Bendiciones para todos mis amiguitos.

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios