Una casa diferente

Uno de los primeros libros que leí cuando comencé a andar por los caminos del Señor fue “Los milagros sí ocurren”, de Sister Briege McKenna… es un librito sencillo, donde Sister Briege narra su negativa a aceptar el ministerio de sanación al que Dios le llamaba… y la forma como Él la fue seduciendo para que aceptara su Voluntad…

Ese librito, entre otras cosas, es el responsable de que comenzara a hacer adoración eucarística… pues Sister Briege contaba que para poder llevar el Amor de Jesús a otros, primero tenemos nosotros que llenarnos completamente de Él… y para eso no hay mejor forma que dejarse arropar por Jesús Eucaristía arrodillados delante de la custodia…

Otra historia que me impresionó grandemente fue La tienda raída… donde relataba cómo Jesús nos va transformando interiormente… poco a poco… hasta que encontramos, como dice San Pablo, que “ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí”…

Hoy leí una frase de C.S. Lewis que me hizo recordar la tienda raída de Sister Briege… te la comparto con la esperanza de que te ayude a comprender un poco mejor esas cosas que a veces pasamos… y comprendiendo lo que el Señor quiere hacer con nosotros, te dejes moldear como barro en manos del Alfarero…

Imagínate a ti mismo como una casa viva. Dios viene a reconstruir esa casa. Al principio, quizás, puedes entender lo que Él está haciendo. Él está destapando los desagües, tapando las filtraciones del techo y cosas como esas; tú sabes que hay que hacer esas reparaciones así que no estás sorprendido. Pero de pronto, Él empieza a golpear la casa de una manera que duele terriblemente y que no parece tener ningún sentido. ¿Qué rayos se trae entre manos? La explicación es que Él está construyendo una casa muy diferente de la que habías pensado – edificando una nueva ala aquí, agregando un piso adicional por allá, erigiendo torres, abriendo patios. Tú pensaste que te estaban convirtiendo en una casita decente: pero Él está construyendo un palacio. Y piensa venir a habitarlo Él mismo.

– C.S. Lewis, en “Mere christianity”

Comparte...

    2 comentarios en Una casa diferente

    1. WOW…. gracias, nunca lo habia visto de esa manera.

      Alfred Montes
    2. Que bien! gracias por compartirlo :)

      EliLópez

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios