Una reflexión sobre la muerte

El Padre Ángel Peña, en su libro Luces en el camino, nos dice,

La Madre Angélica, contaba que iban a someter a una operación quirúrgica a un anciano de más de 60 años y su hija Linda estaba preocupada. Entonces, su padre le dijo:

- Hija, ¿no te he hablado alguna vez de que hace más de sesenta años tu abuela dio a luz a un niño muerto? Era un varón, un niño voluminoso a quien le había resultado sumamente difícil entrar en este mundo. Después de darle unas cuantas palmadas, sin obtener reacción alguna, la comadrona lo dio por muerto. Lo envolvió en una manta y lo dejó sobre la mesa. Todo el mundo lloraba. Pero tu abuela saltó de la cama, se acercó a la mesa y cogió a su hijo en brazos. Sosteniéndolo por los pies, comenzó a darle palmadas, mientras exclamaba: “Vamos, hijo, vamos”. A los pocos momentos se oyó un grito y después un chillido. Hay quien dice que, desde entonces, nunca ha dejado de aullar.

- ¿Eras tú?

- Sí, era yo y considero cada uno de los momentos que he vivido en este mundo como un don de Dios. Dios me otorgó el don de la vida y, a continuación, me ofreció la gracia extraordinaria de saber que, si ha llegado mi hora, no puedo quejarme. En lo que a mí se refiere, toda mi vida ha sido un milagro y estoy agradecido a Dios por cada momento de vida, que me ha regalado.

El papá de Linda falleció en aquella operación, pero creemos que ya estará feliz con Dios en el cielo. Él sabía algo que muchos todavía no han aprendido: que la muerte no es algo que ocurre por azar o por mala suerte. La muerte está prevista por Dios desde toda la eternidad y tiene determinado el momento. La muerte no es algo absurdo, por más que ocurra por medio de un accidente sin sentido. Dios nos llama a través de un accidente o de una operación o de un infarto o de un cáncer, lo importante es saber que nuestra vida está en las manos de Dios y no querer morirse antes de tiempo. Él busca el momento más favorable para llevarnos, pero debemos estar siempre preparados. ¿Estás preparado para morir? ¿Acaso crees que la vida te pertenece y puedes disponer de ella hasta cuando quieras y como quieras?

Por eso, agradece la vida que Dios te ha dado. Agradece a tus padres que no quisieron abortarte como tantos otros y dales las gracias con tu respeto, tu agradecimiento y tu amor sincero.

Comparte...

    56 comentarios en Una reflexión sobre la muerte

    1. Hermanos gracias por ese comentario del señor que falleció en la operación, yo estoy sufriendo mucho mi madre falleció el día 06 de junio de 2014, yo la cuidaba yo siempre viví con ella murió a los 81 años enfermo y murió en un tiempo de 20 días, me hace una falta increíble no se vivir sin ella fue mi mejor amiga, mi confidente, mi consejera la intercesora por mi vida ella era el verdadero amor que yo conoci en vida

      Magda lizeth Ramos Espinal
    2. Especialmente para Guillermo, espero que te ayude mucho!

      El Amor nos Espera

      Un inmenso amor nos espera cuando damos el paso hacia la vida eterna. No conocemos sus detalles; pero eso no importa. El Dios de las Sorpresas nos está preparando todo lo que nos hará exclusivamente felices. Fuimos, después de todo, hechos para ser amadas/os, y al Final, el Amor en Persona nos envolverá. Junto a las Tres Personas Divinas estarán todas/os los que nos precedieron, encantadas/os de nuestra esperada llegada. En esta vida, a menudo nos sentimos como un maratonista solitario durante la carrera; pero luego nos vemos entrando a un enorme estadio, con una inmensa multitud aplaudiéndonos de pie. Seguramente caeremos de rodillas y lloraremos; pero nuestras lágrimas serán de alegría, no de pena. Dios nos tomará de la mano y nos presentará a la comunidad reunida, en la cual todas y todos están de nuestro lado.

      Si esto parece antojadizo, recordemos al hijo pródigo. El padre no espera que llegue: corre hacia él, lo abraza y lo lleva a su casa. Lo viste con elegantes ropas, y luego, orgulloso, lo presenta en la gran fiesta.

      Cuando atendemos a los moribundos, podemos recordarles que ellos están siendo llevados hacia el Corazón del Amor. El Amor viene hacia ellos para llevarlos a casa, diciendo: “Levántate, mi amor, mi hermosura, y ven por acá: acaba de pasar el invierno… muéstrame tu rostro, déjame oir tu voz; porque tu voz es dulce y amoroso tu semblante.” (Cantar de los Cantares 2:10-15). ¿Podríamos pedir más?

      - Adaptado de la obra de Brian Grogan SJ: Where To From Here? The Christian Vision of Life After Death. Dublin, Veritas, 2011.

      Silvia Cristina
    3. Nunca me había sentido, mas triste que el día que mi hijo murió repentinamente en un accidente de transito, un joven de 22 anos de edad, estudiante universitario cursando el octavo ciclo de administración de negocios internacionales, fue un joven muy dinámico, disciplinado, sano respetuoso, era como un ángel muy correcto, falleció un 29 de setiembre del 2013, todo mis proyectos se cayeron, era mi seguidor, mi esperanza, mi vida, parece que ahora no tengo, ansias de continuar trabajando, solo tengo mi unica hija que me queda

      Guillermo
    4. DIOS BENDIGA A TODAS AQUEYAS PERSONAS QUE HACEN POSIBLE ESTA PÁGINA, HE ENCONTRADO EN ELLA MUCHAS COSAS MARAVILLOSAS LA MAS IMPORTANTE SABER QUE EL CATOLICISMO ES LA RELIGION VERDADERA. AMÉN

    5. mi padre acaba de fallecer y se fue demasiado joven me siento tan triste y desconcertada fue algo repentino pero yo se que el hubiera querido que siempre lo recordaramos con una sonrisa como el siempre estaba,ahora mi consuelo es que el ya esta junto a mi madre.esta reflexion me ayudo a aceptar de diferente forma la muerte de mis padres y solamente espero que dios nos de la fuerza y recignacion que necesitamos .

      yvonne
    6. Dios nuestro Senhor tenga misericordia de nosotros y nos lleve a la vida eterna. Amen

      nancy
    7. Amen

      nancy
    8. Me es grato felicitar a los colaboradores de esta página. En estos momentos estoy pasando por una situacion muy dificil y sé que si tengo a Dios nada me faltará, aún así mi condición humana me hace sentir muy triste y a veces con desesperación y lo que hoy he leido en esta maravillosa pagina que por gracias de Dios encontré, me ha fortalecido grandemente. Gracias a mi Padre bendito por acordarse de mí en cada segundo de mi vida. Dios y la Virgen Santísima los bendiga a todos los que hacen posible esta página y que ayuda a tanta gente que como yo, estamos sumidos en la depresión y en la preocupación. Me uno a las plegarias de todos los que necesitamos a nuestro Creador para que junto con El recorramos el camino del amor y encontremos la solución a nuestras preocupaciones. Dios los bendiga.

      Mónika
    9. Hace 18 años y 8 meses, sufri un accidente y la verdad que por un milagro no mori, pero la verdad mi hija sólo tenia 4 meses de nacida, y en el momento del accidente le pide tanto a nuestra madre Maria, que no me llevara que me tenia que quedar porque mi hija estaba muy pequeñita, y me concedio el pedido, hasta ahora estoy agradecida y mi hija ya casi de 19 años aun me tiene a su lado

      TECHY
    10. Gracias a Dios que me permite vivir!!Gracias a mis padres que dieron su “Sí” al saber de mi presencia en sus vidas!!Gracias Señor por lo que soy y lo que tengo, todo te lo debo!!

      María Elena-Atilio Ibarra
    11. creo fervientemente que hay vida despues de la muerte mis padres me lo dicen en cada sueño que tengo con ellos los veo en un lugar hermoso y me dicen que ellos me esperan ahi .

      marcela asis
    12. MANANA ES DIA DE REYES Y MI AMADO PADRE CUMPLE 28 DE ESTAR REUNIDO CON DIOS Y TODAVÍA LO LLORO,SU MUERTE FUE TOTALMENTE INESPERADA PARA TODOS .PERO EL SABIA QUE SE IBA Y TRATO DE ADVERTÍRMELO EL DIA ANTES ,Y EN ESE MOMENTO NO LO ENTENDI ,AL PASAR LOS A?os lo comprendi.su presencia siempre estara con nosotros al igual su amor.

      MARIA
    13. MUY BUENO LES FELICITO SIGAN ADELANTE QUE DIOS ME LOS BENDIGA

      PATRICIO
    14. Magnífico escrito y una verdad grandísima. Seguimos disfrutando este blog y llenándonos de su sabiduría.

      ¡Muchas gracias!

      Tere y Jose

      Jose
    15. Amén ;-)

      Romualdo
    16. Muchisimas Gracias por tu respuesta Romualdo…
      Sé perfectamente que no debemos preocuparnos por saber si morimos o no antes, y como conclusión saco que no hay que preocuparse porque por mas que se fallezca antes o después de lo estipulado, si estamos en la presencia de Dios, todo va a salir bien.

      PD: fijate que en el tema “A que Dios sirven los católicos” ahí también tenes un escrito mio que quiero que leas.

      MARTIN
    Página 3 de 3«123

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Últimos comentarios