El poder del Rosario

El poder del Rosario

A lo largo de la historia, se ha visto cómo el rezo del Santo Rosario llena de bendiciones a quienes lo rezan con devoción, aleja las tentaciones y pone al demonio fuera de la ruta del hombre y de la Iglesia. Ha sido la misma Virgen María quien ha pedido su rezo con insistencia, principalmente en sus apariciones de Fátima y Medjugorje.

Es que el Rosario es una verdadera fuente de gracias para los cristianos. La Virgen María es la medianera de todas las gracias de Dios… Fue a través de ella que llegó el Salvador al mundo. Fue por intercesión de ella que Jesús obró su primer milagro en las Bodas de Cana. Y es también a través de ella, que Dios quiere que recibamos sus gracias.

Todo cristiano puede rezar el Santo Rosario y obtener una gran cantidad de beneficios espirituales a través de él. Es una oración sencilla y muy completa, pero para poder rezarlo bien debemos poner en nuestra oración no solo en nuestra voz, sino en nuestra mente y en nuestro corazón.

Rezar el Rosario es como llevar diez flores a María en cada misterio. Es una manera de repetirle muchas veces lo mucho que la queremos… y el amor no se cansa nunca de repetir las mismas palabras, porque siempre contienen algo nuevo en el corazón.

Al rezar el Rosario, recordamos y meditamos los misterios de la vida de Jesús y los misterios de la conducta admirable de María… quien nunca se cansa de intercede por nosotros, sus hijos… Si lo rezamos todos los días, la Virgen nos cubrirá con su manto, nos llenará de sus gracias y nos acercará cada día más a Jesús.

Últimos comentarios