Imagen de la Divina Misericordia

El primer elemento de la devoción a la Divina Misericordia que le fue revelado a Santa Faustina fue la Imagen de la Divina Misericordia… El 22 de febrero del 1931, Jesús se le aparece con rayos de luz irradiando desde su Corazón y le dice:

“Pinta una imagen según el modelo que vez, y firma: ‘Jesús, en ti confío’. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y luego en el mundo entero… Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerta. Yo Mismo la defenderé como Mi gloria” (Diario 47-48).

“Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica las almas. EL rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas… Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi misericordia cuando Mi Corazón agonizado fue abierto en la cruz por la lanza… Estos rayos protegen a las almas de la indignación Mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, por que no le alcanzará la mano justa de Dios” (Diario 299).

“Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias. Este recipiente es esta imagen con la firma: Jesús en Ti confío” (Diario 327).

“A través de esta imagen concederé muchas gracias a las almas, ella ha de recordar a los hombres las exigencias de Mi misericordia, porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil” (Diario 742).

La primera imagen de la Divina Misericordia fue pintada en Vilna en 1934, en el taller de Eugeniusz Kazimirowski, Santa Faustina dirigió personalmente el trabajo del artista. Al ver el lienzo terminado, se afligió mucho y llorando se quejaba al Señor Jesús, “¿Quién puede pintarte bello como eres?” En respuesta oyó, “No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia” (Diario 313).

Por primera vez la imagen fue presentada y venerada públicamente en el santuario de la Madre de Dios de la Misericordia en Ostra Brama (Vilna), entre el 26 y el 28 de abril de 1935, despertando mucho interés entre los fieles.

Pero es la imagen de Lagiewniki en Cracovia, pintada por Adolf Hyla, la que se hizo famosa en el mundo. La primera imagen de este artista, ofrecida como voto por la salvación de su familia de la guerra, fue bendecida el 7 de marzo de 1943 y a partir de aquella fecha se celebran oficios públicos a la Divina Misericordia en el santuario de Cracovia. Como la imagen era demasiado grande y no cabía en el altar donde se la colocaba para celebrar oficios a la Divina Misericordia, la madre superiora pidió a este mismo artista otra imagen de tamaño y forma correspondientes al nicho del altar lateral. El primer domingo después de Pascua, el 16 de abril de 1944, se bendijo la nueva imagen que presentaba a Jesús Misericordioso con una pradera y un matorral al fondo. En 1954, Hyla repintó el lienzo eliminando la pradera y el matorral, haciendo el fondo oscuro y pintando el suelo bajo los pies de Jesús.

Aunque la imagen de Jesús Misericordioso de la capilla de Cracovia-Lagiewniki no fue la primera, es ella la que se hizo famosa por las gracias. Sus copias y reproducciones se divulgaron por todo el mundo cumpliéndose así el deseo de Jesús, “Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y luego en el mundo entero…” (Diario 47).

Últimos comentarios