Letanías Lauretanas

Letanías Lauretanas

Después de rezar los Misterios del Rosario, muchas personas suelen rezar las “Letanías Lauretanas” o “Loretanas”, pues provienen del Santuario Mariano de Loreto en Italia… La palabra letanía significa súplica o ruego, ruegos públicos… y son invocaciones que honran a la Santísima Virgen, Madre de Dios, con símbolos y figuras tomados sobre todo de la Sagrada Escritura…

Iniciamos las Letanías con una invocación a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo… reconociendo nuestra naturaleza indigna y pecadora, e imploramos su misericordia…

Quien dirige las Letanías hace la invocación… y todos le respondemos repitiéndola…

Señor, ten piedad de nosotros…
Cristo, ten piedad de nosotros…
Señor, ten piedad de nosotros…

Cristo, óyenos…
Cristo, escúchanos…

A las siguientes respondemos… “Ten misericordia de nosotros…”

Dios, Padre Celestial
Dios, Hijo, Redentor del mundo
Dios, Espíritu Santo
Trinidad Santa, un solo Dios…

En el rezo de la Letanías buscamos honrar a la Santísima Virgen María e implorar su intercesión por nosotros y por nuestras intenciones… a las invocaciones que siguen todos respondemos… “Ruega por nosotros…”

Santa María…
Santa Madre de Dios…
Santa Virgen de las vírgenes…
Madre de Cristo…
Madre de la Iglesia…
Madre de la divina gracia…
Madre purísima…
Madre castísima…
Madre virginal…
Madre sin mancha…
Madre inmaculada…
Madre amable…
Madre admirable…
Madre del Buen Consejo…
Madre del Creador…
Madre del Salvador…
Virgen prudentísima…
Virgen digna de veneración…
Virgen digna de alabanza…
Virgen poderosa…
Virgen clemente…
Virgen fiel…
Espejo de justicia…
Trono de sabiduría…
Causa de nuestra alegría…
Vaso espiritual…
Vaso digno de honor…
Vaso insigne de devoción…
Rosa mística…
Torre de David…
Torre de marfil…
Casa de Oro…
Arca de la Alianza…
Puerta del cielo…
Estrella de la mañana…
Salud de los enfermos…
Refugio de los pecadores…
Consuelo de los afligidos…
Auxilio de los cristianos…
Reina de los Ángeles…
Reina de los Patriarcas…
Reina de los Profetas…
Reina de los Apóstoles…
Reina de los Mártires…
Reina de los Confesores…
Reina de las Vírgenes…
Reina de los Santos…
Reina concebida sin pecado original…
Reina elevada al cielo…
Reina del Santísimo Rosario…
Reina de la familia…
Reina de la paz…

Se terminan las alabanzas a la Virgen María con tres invocaciones a Cristo, usando la figura mística del cordero pascual, que es Jesucristo…

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo…

Perdónanos, Señor…

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo…

Escúchanos, Señor…

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo…

Ten misericordia de nosotros…

Oraciones finales…

Bajo tu protección nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas nuestras súplicas en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita…

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios… Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo…

Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que lo que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de la Resurrección…
Por Jesucristo Nuestro Señor…
Amén.

Últimos comentarios