Un Sacerdote enfrenta su juicio particular ante la presencia de Dios

El padre Steven Scheier fue ordenado sacerdote en el año 1973. Era un sacerdote diocesano y fue asignado a la parroquia del Sagrado Corazón, en la ciudad de Fredonia, al sureste de Kansas.

Durante doce años se preocupó más de lo que los demás pensaban de él, que de su ministerio sacerdotal. Se preocupó de su prestigio como sacerdote, especialmente ante sus compañeros de ministerio. No asistía a la dirección espiritual con otros sacerdotes, o si lo hacía, se quedaba en cosas superficiales, como por salir del compromiso. No hacía las oraciones del breviario ni las que debe hacer todo sacerdote. Para él la misa no tenía un significado especial. Incurrió en sucesivas negligencias en su labor pastoral y se dedicó a muchas actividades de corte social, en detrimento de los fieles de su parroquia. Huyó del sufrimiento propio de su misión y se portó de manera cobarde ante ese sufrimiento.

No amaba su vida de sacerdote. Faltó a los mandamientos. Se confesaba con regularidad, pero no apropiadamente. No tenía propósito de enmienda, ni dolor verdadero por sus pecados. Tomaba la confesión como un seguro contra el infierno. Sus confesiones no lo condujeron a un cambio verdadero de vida. Se confesaba cuando quería, porque pensaba que tenía suficiente tiempo. Él sabía que no estaba haciendo lo que debía, que no era el sacerdote que debía ser, pero no cambió su forma de proceder. Los feligreses, sin embargo, consideraban que era un buen sacerdote.

El 18 de Octubre de 1985 fue a Wichita, más o menos a 130 ó 140 Kms de distancia. Hizo el viaje por la carretera 86, la única carretera accesible entre Fredonia y Wichita. Era una carretera montañosa y peligrosa, sin cunetas y de alto tráfico pesado. Fue a ver a un sacerdote sobre algo que había sucedido en la parroquia de Wichita. Salió por la mañana y regresó por la tarde. En el recorrido de regreso, mientras adelantaba a un camión, se vio involucrado en un accidente de frente con una camioneta en la que iban tres personas que residían en Houston, Texas.

Fue arrojado del vehículo, sufrió laceraciones en la cabeza y el cuero cabelludo se despegó en el lado derecho. El lado derecho del cerebro fue cortado parcialmente y muchas células fueron aplastadas. Quedó prácticamente inconsciente. Una enfermera que iba en un vehículo detrás de él lo ayudó inmediatamente. Vio que tenía el cuello roto. Fue atendido de emergencia y llevado en ambulancia a un pequeño hospital cercano. Un médico le suturó el cuero cabelludo que estaba rasgado. Todos pensaban que no iba a sobrevivir. Lo atornillaron por delante y por detrás de la cabeza, le pusieron una chaqueta rígida para evitar movimientos y lo llevaron en helicóptero a otro hospital en Wichita.

No se atrevieron a operarlo debido a la gravedad de la lesión. Sufrió fractura de tipo C2, o sea la segunda vértebra cervical (es el mismo tipo de lesión que ocurre en las personas que mueren ahorcadas). Cuando esta vértebra se rompe, la persona se asfixia. Si le hubieran movido la cabeza en el sitio del accidente, hubiera muerto. Fue colocado en tracción y los doctores le daban un 15% de probabilidades de vida. Permaneció en Cuidados Intensivos hasta el mes de Noviembre. Estuvo bajo tratamiento de morfina y tracción. Cuando se supo del accidente, los miembros de su parroquia y de otras cercanas se pusieron en oración por él. Se recuperó de manera sorprendente y rápida.

El 2 de Diciembre lo dieron de alta. No esperaban que sobreviviera. Le dijeron que, a pesar de sobrevivir, pensaban que iba a quedar paralizado del cuello hacia abajo, usando un respirador, mirando hacia el techo por el resto de su vida y sin volver a hablar.

En el mes de Abril le retiraron los aparatos que lo tenían inmovilizado. De regreso en su parroquia, una vez estaba celebrando misa entre semana, correspondiendo ese día el Evangelio de San Lucas, Capítulo 13, Versículo 6 y siguientes, sobre el Dueño de un viñedo, quien ordena al viñador cortar una higuera que no daba fruto desde hacía tres años. El viñador intercede ante el Dueño de la viña y le propone abonarla y cuidarla durante un año más para ver si da fruto, o si no, puede cortarla. De repente, mientras se encontraba leyendo este pasaje, la página se volvió luminosa, se agrandó y se acercó hacia él. Sintió un gran sobresalto y terminó la misa como pudo; después tuvo que sentarse y tomar algo para calmarse.

En ese momento recordó una conversación que tuvo lugar muy poco después del accidente. Él no vio a nadie pero sí escuchó las voces. En esa conversación, el padre Steven se encontró en la presencia de Dios. Al sentir el amor puro de Dios en la persona de Jesús, el padre Steven se sintió realmente pecador, pero el Señor le dijo: “Te amo, acércate”.

El padre Steven se vio enfrentado a su juicio particular, en el que fueron puestos en evidencia muchos pecados mortales que no alcanzó a confesar, porque había dejado todo eso para más tarde. Sintió el Amor Justo de Dios cuando El Señor Jesús le dijo: “Tu sentencia es el infierno por toda la eternidad”.

El padre Steven contestó: “Sí Señor, lo sé”. Porque sabía que era toda la verdad de su vida y eso no fue sorpresa para él. Comprobó que Dios nos conoce perfectamente por dentro y por fuera y que no se deja llevar por apariencias o simples opiniones. También supo que ante Dios no valen excusas, ni pretextos, ni justificaciones.

Entonces, el padre Steven escuchó una voz femenina: “Hijo, por favor, ¿puedes perdonar su vida y su alma inmortal?” El Señor contestó: “Él ha sido sacerdote por doce años para sí mismo y no para Mí. Dejemos que coseche el castigo que merece”.

La voz femenina replicó: “Pero Hijo, si le damos gracias especiales, entonces veamos si da frutos; si no, hágase Tu Voluntad”. El padre Steven sintió el amor Misericordioso de Dios cuando El Señor contestó: “Madre, es tuyo”.

El padre Steven no sentía devoción especial por la Virgen, y a partir de ese momento empezó a tenerla siempre presente en su mente y en su corazón. Se dio cuenta que le tomará toda la vida ser el sacerdote que debe ser. Con el tiempo, el padre Steven ingresó a una comunidad contemplativa, no de clausura, que ora e intercede por los sacerdotes. Dios le dio una oportunidad a su alma y a su vida física, corporal, y no hay un día en que no haya pensado en lo que le pasó. Ahora es mucho más consciente que antes de sus pecados.

~*~*~*~*~*~*~*~*~*~

Algunas enseñanzas que podemos aprender de la experiencia del padre Stevens:

  • Hay dos maneras de creer: con la cabeza (es decir, intelectualmente) o con el corazón. Durante muchos años, el padre Steven creyó con la cabeza, es decir, intelectualmente, en Dios, en el cielo y en los santos. Para él, no eran seres vivos, sino más bien representaciones o personajes imaginarios.
  • El infierno existe y los sacerdotes no están exentos de él, por tanto, si faltan a los mandamientos, están expuestos a él. Los sacerdotes tienen que dar cuenta de más cosas que los fieles, puesto que tienen mayores responsabilidades en su misión: “A quién mucho se le dio, mucho se le pedirá”.
  • Dios nos ayuda a conocernos a nosotros mismos para que enmendemos nuestros errores y corrijamos nuestro camino. Tenemos que estar receptivos y cooperar con la Gracia de Dios.
  • Dios nunca le dice “NO” a la Virgen María. Nosotros no conocemos ni apreciamos la importancia, la gracia y el poder que Dios ha dado a la Virgen.
  • Cuando uno huye de los sufrimientos y las cruces propias de su vida y su misión, después aparecen cruces más grandes, donde quiera que uno vaya. Pero cuando las abrazamos, Dios dulcifica los sufrimientos y las cruces personales.
  • El Amor de Dios es más grande que su Justicia… lo que no quiere decir que Él no será Justo en su juicio.
  • No hay que tener miedo de decir las cosas como son. Puede que no seas muy popular para los demás, pero “hay que poner a Dios primero que los hombres”.
  • Pueden morir millones de personas en un mismo instante, pero el juicio es personal y uno lo enfrenta solo. Recuerda que tu salvación depende de tus acciones: la forma como has vivido y amado.
  • Nuestro verdadero hogar está en el cielo. Aquí, en el mundo, somos peregrinos en camino a nuestra patria celestial.


Notas:
El padre Steven sufrió con anterioridad otros dos accidentes de tránsito, el segundo un poco más serio que el primero. Sentía que iba a ocurrir otro mucho más grave, y finalmente ocurrió. Él sabía que eran advertencias para su cambio de vida, pero no quiso hacer caso. Finalmente, Dios le dio una nueva oportunidad, para que fuera testigo de su Amor y Misericordia.

Tomado de la serie de televisión “Madre Angélica en vivo”, Canal EWTN.

27 comentarios en Un Sacerdote enfrenta su juicio particular ante la presencia de Dios

  1. Lo sé… nosotros estábamos en formación usando sus manuales, pero cuando el Arzobispo Lucas (Omaha) suprimió la asociación detuvimos la formación mientras nuestro Arzobispo decidía que hacer con nosotros…

    Gracias a Dios, el carisma de intercesión ha sido siempre una parte importante de la Iglesia y nuestro Arzobispo ya autorizó a seguir la formación utilizando los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, la enseñanza de la Iglesia/Catecismo sobre la oración de intercesión y las enseñanzas de los Padres Fortea y Amorth sobre el Maligno… reanudamos la semana que viene y la nueva formación debe durar cerca de año y medio, así que te pido nos incluyas en tus oraciones…

    A los hermanos que nos vistan, les dejo el enlace directo a la sección de Intercessors Update en el portal de la Arquidiócesis de Omaha, donde pueden accesar la información oficial sobre este asunto…

    Por último, no puedo recalcar suficiente la importancia de la obediencia en la vida del cristiano… esta virtud ha producido muchísimos santos a través de los siglos (un ejemplo reciente es Padre Pío de Pietrelcina)… y la falta de ella ha sido la raíz de herejías y cismas (como Lutero y la Reforma Protestante)…

    En el caso de los Intercesores del Cordero… un grupo de 48 personas, entre sacerdotes, religiosos/as y laicos, decidió ser obediente al Arzobispo Lucas… y la Arquidiócesis de Omaha está cuidando de ellos mientras deciden dónde servirán al Señor y a su Iglesia… otro grupo más pequeño (10 personas, me parece) decidió quedarse con Nadine Brown y siguen operando la corporación civil que es dueña de la propiedad donde se albergaba la Ermita de los Intercesores del Cordero…

    El nombre del Padre Steven Scheier no está en la lista de los 48 que obedecieron al Arzobispo Lucas… pero no tengo los nombres de los que se quedaron con Nadine Brown y no he encontrado ninguna información específica sobre Padre Steven, así que tampoco puedo afirmar que se encuentre entre los que están en desobediencia… de todas maneras, como bien señala Theo, este testimonio se presenta solamente por la experiencia que tuvo el sacerdote… y bajo ningún concepto significa un endoso al grupo de los Intercesores del Cordero Inc….

    Muchas bendiciones para todos… y un feliz día de Acción de Gracias!!!

    Romualdo

    Romualdo
  2. Hermano Romualdo,

    Solamente para dejarte saber que los Intercesores del Cordero fueron suprimidos por su Arzobispo local el pasado mes de octubre del 2010.

    http://www.catholicnews.com/data/briefs/cns/20101018.htm

    http://www.catholicnewsagency.com/news/omaha-archbishop-shuts-down-intercessors-of-the-lamb/

    Sin restarle importancia ni valor a la experiencia de este sacerdote, tenemos que entender que, al menos por ahora, su experiencia no significa un apoyo al modo de vida de los Intercesores. Es una pena porque evidentemente muchos de sus miembros tenían vocaciones legítimas.

    Oremos por ellos.

    -Theo

    TDJ
  3. De nuevo muchísimas gracias por el inmenso aporte y la clarificación tan grande que supone esta página para nuestra fé, como católicos y para adherirnos cada vez más y crecer en ella. Bendiciones mil para los promotores y elaboradores de ella y todos los que participan, como ahora Lizeth. Y es que en mi entorno no supone un peligro el paso a la iglesia protestante, sino el cambiar la Verdad por una sarta de practicas, rituales y majaderías auténticas, llamense New Age, Reiki o como quieran llamarse…
    Las personas, que se creen muy interesantes y muy guay y por encima de cualquier religión, (que no les va a decir a ellas lo que tienen que hacer),no tienen reparo en ir aceptando las mayores imbecilidades, a las que dan crédito, y haciendo de ellas su otra religión; por supuesto mucho mas restrictiva, dañina y desde luego jamás ni humilde, ni solidaria, ni caritativa…, ya que se termina por hacer unas practicas completamente alienatorias, que las hace estar todo el día mirándose en el ombligo, sentirse diferentes y superiores al resto de mortales, de los que ellas han sido ” escogidas”.

    Lo peor es que se comienza de forma inconsciente, y hablo por propia experiencia, y termina uno idiotizado… realmente, cuando me confesaba de ello, sólo le decía al sacerdote, que pedía perdón por haber sido tan inconsciente y tan estúpida y no haber visto claramente con lo que estaba tratando. El buen cura me contestaba algo así como que era evidente. No pensé nunca que fuera maligno, ciertamente, pero sí desviador de la verdad. Ahora empiezo a comprender cuanto perjuicio hace a la persona y que vigilante hay que andar para no dejarse seducir de nada, que nos lleve a perdernos.

    Seductor, de verdad es Jesús, que nos ama y nos conduce por la senda del bien; nos atrae nuestra queridísima Virgen María que nos atrae con su dulzura y su protección, nos sentimos guiados en la Santa Iglesia Católica, donde está nuestro hogar para alabar al Unico Dios, que es Nuestro Padre Celestial.

    ¡Que el Señor nos proteja y nos guarde!

    Con todo mi cariño, reconocimiento y bendiciones en el Señor.

    Carmele
  4. Solo una cosa, todo aquel que haya ido a curanderos, a hechizeros, lecturas del tarot, limpias, lectura de la mano, cafre, limpias y sanaciones reiki, y en si todo lo que tiene que ver con esoterismo debe meditarlo y reconocer que eso no es agradable a Dios y que es una ofensa grave, porque estamos poniendo nuestra confianza no en Dios si no en hombres que nada pueden hacer por nosotros. Por ello una vez que se ha comprendido estó se debe hacer examen de conciencia y el firme proposito de no volver a hacerlo y por supuesto recurrir a la confesión para que quede limpio de ese pecado.

    Solo un comentario que quise hacer, lo demás me parece muy interesante y acertado, pero quise señalar esto porque yo estuve involucrada en el esoterismo, new age etc y la verdad que me pasaron cosas que para que les cuento, fisimas, cuando empecé a comprender la fe católica y decidi volver a ella, el Padre me explicó el porque me habia pasado todo eso, y fue precisamente porque yo habia puesto mi fe en las cosas que no son de Dios y no en el Creador del cielo y la tierra, de todo lo visible y lo invisible.

    Así que ánmio católicos, juntos como hermanos, miembros de una Iglesia, vamos caminando al encuentro del Señor. Pero hay que procurar caminar dentro de sus senderos y siempre en gracia.

    Dios los bendiga y gracias por la página y la oportunidad de expresarme.

    Lizeth
  5. es impactante esa historia, sin duda alguna la Virgen nunca nos defrauda. La salvacion es para todos, pero hay que trabajarla, lucharla hasta el final.

  6. Que gran testimonio y de mucha enseñanza, hoy entiendo que cada dia tengo que esforzarme para ganarme la salvación y de igual manera darselas a conocer a muchas personas, sabemos que siempre la santisima virgen intercede por nosostros.

  7. Me alegra mucho que te sientas bien yendo a la Santa Misa y que tengas planes de confesarte pronto…

    Sobre la Biblia… está muy bien que busques personas que expliquen algunos textos, etc… pero no te pierdas de la riqueza de leerla por ti mismo… comienza por los Evangelios… y después ve leyendo, poco a poco, los demás libros…

    Fíjate, el Prólogo del Evangelio según San Juan comienza diciendo: «En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios»… Juan se refiere a Jesús… Jesús es la Palabra… la Biblia (la Palabra de Dios) no es un “libro” sino una “persona”…

    Como cristianos, necesitamos cultivar una relación con Jesús… ¿sabes cuál es la misión del Espíritu Santo? Se dice que es el Paráclito o el Abogado, que nos santifica, que ora en nosotros, que nos infunde sus dones, que es el Amor de Dios que se ha derramado en nuestros corazones… todas esas son formas de decirnos lo que el Espíritu Santo desea hacer… su misión es encarnar nuevamente a Jesús en nosotros… que pensemos como Jesús… que actuemos como Jesús… que amemos como Jesús… Él quiere transformarnos en “Jesuses”… eso es algo maravilloso!!! Pero figúrate, ¿cómo vamos a poder ser como Jesús si no le conocemos… si no le hemos experimentado? Por eso necesitamos conocer la Palabra…

    No tienes que leer mucho, solamente unos versículos cada día… tal vez, antes de acostarte… o al iniciar el día, para ir “rumiando” esa Palabra mientras estudias o trabajas… verás que pronto le tomas el gusto…

    Bendiciones…

    Romualdo

    PD- Entre las apariciones de la Virgen aprobadas por la Iglesia se encuentran Fátima (Portugal), Lourdes (Francia) y Guadalupe (México)… aquí te dejo una página con más información…

    Romualdo
Página 2 de 2«12

Últimos comentarios