Desconectar para conectarse

El domingo estábamos cenando en un restaurancito cerca de nuestra casa y me llamó la atención lo que sucedía en la mesa de al lado… lo confieso: pequé de curioso y miré más de lo que debía… pero es que me llamó tanto la atención que no pude evitarlo…

Verán… en la mesa había una familia de cinco personas: los dos padres, una joven de unos 16 ó 17 años, y dos hermanos de algunos 14 y 9 años… una vez iban terminando de cenar, cada uno echaba mano a su teléfono móvil (el más pequeñín también tenía uno) y entre las llamadas, los mensajes de texto y los jueguitos se pasaron el resto de la velada… no hubo una mirada ni una palabra entre ellos… eran como extraños compartiendo una misma mesa…!!!

Hoy me encuentro con este impactante comercial tailandés y tengo que preguntarme, ¿qué es lo que Dios quiere que les diga sobre esto?

Pues, aparte del evidente deterioro de la familia y la sociedad en general… me parece que tiene mucho que ver con la actitud de los cristianos de hoy en día… vivimos separados… cada uno por su lado… somos “hermanos” que no conocemos el amor fraternal… más aún… vivimos tan ensimismados en nuestros pequeños “mundos” de fantasía… que nos hemos desconectado de Dios…

Que estos días que nos quedan antes de llegar a la Semana Santa nos ayuden a “desconectarnos” de nosotros mismos… para que podamos enchufarnos, adherirnos, enlazarnos, acoplarnos y conectarnos al Corazón que salvó al mundo… al Corazón Misericordioso de Jesús…

Comparte...

    2 comentarios en Desconectar para conectarse

    1. Querido Edgar…

      En un periódico hay varias secciones… por ejemplo: hay noticias de varios temas… hay una sección de deportes… otras de farándula, de moda, de tecnología… y hay otras secciones de opinión entre las que están los editoriales, las columnas y las cartas que escriben los lectores…

      En el caso del tema que presentaste sobre Abraham, tu profesor pretendía que se diera como una noticia… que se informan los hechos y punto… pero los blogs no pretenden ser informaciones objetivas, sino que encuentran su comparación con las secciones de opinión en un diario… los temas no se piensan como noticias, sino como editoriales o columnas… y como tales, tienen que reflejar la personalidad o vivencia de quien las escribe… de la misma forma, los comentarios que los visitantes dejan vienen a ser como las cartas del lector, donde los lectores reaccionan a lo que otros han expuesto… y ofrecen, como tú has hecho, tu opinión sobre el tema…

      En este tema particular… comenté sobre la familia no con la intención de juzgar a esa familia específica… sino de presentar una realidad que está latente en nuestra sociedad: la institución de la familia está en crisis… y entre los muchos factores que la afectan, uno es la falta de comunicación entre sus miembros… que viven “desconectados” unos de otros…

      Un abrazo fraternal en los Corazones de Jesús y María…

      Romualdo

      Romualdo
    2. Visito esta pagina por que me gusta mucho, pero sinceramente a veces no me gustan “tus opiniones” con respecto a un post, publicación, vivencia, situación, problema, etc; creo que es poco profesional de la manera en que opinas, hasta cierto punto soberbio el “ver” que tienes demasiada consciencia y hasta cierto punto “juzgando” a la familia y a los pobres hijos. El articulo esta muy bueno y, lo mejor de lo mejor, es el vídeo, es mas: creo que si solamente hubieras puesto el titulo del post junto con el video, aun asi, se hubiera comprendido exactamente el mensaje.

      Una vez estando en el Seminario Diocesano de mi ciudad, en aquel entonces seminarista, me tocaba exponer un tema sobre Abraham, recuerdo que mi maestro en aquel entonces sacerdote (hoy obispo), me pasó al frente y expuse bien, tan bien que le “puse” de mi cosecha y di mi punto de vista, al final, me comentó que me limitara a dar el tema de Abraham y que no diera mi opinara sobre el tema; a veces las opiniones no son la mejor manera de exponer un tema.

      Por lo general, me gustó el mensaje del video, esta genial, los felicito por la pagina la sigo desde varios años.

      Que Dios los siga bendiciendo.

      Edgar

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios