El niño del tambor

Este villancico nos habla de un pobre pastorcito que quiere presentarse ante el Niño Dios pero no tiene nada que ofrecerle… solamente su viejo tambor… y el cántico ronco que éste produce… pero el niño sabe que para Dios no hay regalo pequeño… basta que pongamos ante Él lo mejor que nosotros podamos… con humildad y amor… y el regalo más pobre se convierte ante Él en el más preciado tesoro…

Estamos a pocos días de su Nacimiento… ya has preparado tu regalo para Jesús…?

El camino que lleva a Belén
baja hasta el valle que la nieve cubrió,
los pastorcillos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón…
Ro po pom pom, ro po pom pom…

¡Ha nacido en un portal de Belén
el Niño Dios!

Yo quisiera poner a tu pies
algún presente que te agrade Señor,
mas Tú ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor.
Ro po pom pom, ro po pom pom…

¡Ha nacido en un portal de Belén
el Niño Dios!

El camino que me lleva a Belén
yo voy marcando con mi viejo tambor,
nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor.
Ro po pom pom, ro po pom pom…

¡Ha nacido en un portal de Belén
el Niño Dios!

Comparte...

    1 comentario en El niño del tambor

    1. Lo mejor de regalar no es el regalo que se compra si no lo que tenemos por dentro, pues no se necesita dinero para dar un beso y un abrazo de oso y el compartir en familia una comida humilde pero con mucho amor, hagan la prueba para que vean lo bien que se siente.

      Maria Rosalba

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios