El sufrimiento de Haití

Ya ha pasado casi un año desde el terremoto de Haití… quizás diste un donativo en aquella ocasión… y alzaste tus manos al cielo pidiendo al Señor misericordia para este pobre pueblo… tal vez volviste a solidarizarte con su dolor cuando surgió un brote de cólera hace dos meses… pero ahora, con los preparativos para la Navidad, puede que hayas olvidado que ellos siguen sufriendo… y depende de nosotros mitigar su dolor…

Que el Señor ponga en nuestros corazones espíritu de caridad, para que compartamos con estos hermanos algunas de las muchas bendiciones que el Señor nos ha dado… al fin y al cabo, ese es el verdadero espíritu de Navidad… descubrir al Señor en nuestro prójimo, pequeño y necesitado…

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios