La lucha permanente entre el bien y el mal

Vivimos en medio de una gran batalla… la batalla entre el bien y el mal… una lucha que comenzó desde el comienzo de la humanidad, cuando el Enemigo tentó a nuestros primeros padres… y que seguirá hasta el final de los tiempos… nosotros conocemos de Quien es la Victoria… pero aún así, tenemos que pelear la batalla hasta el final…

Hoy les traigo un capítulo del programa de EWTN, Nuestra fe en vivo… donde Pepe Alonso entrevista al exorcista español Padre José Antonio Fortea sobre la lucha permanente entre el bien y el mal…

Dios me los bendiga mucho… y San Miguel Arcángel les acompañe, librándoles de todo mal…

Romualdo

Comparte...

    10 comentarios en La lucha permanente entre el bien y el mal

    1. Al comienzo de mi conversión también me resultaba difícil rezar el Rosario. Mientras más empeño ponía, más se me dificultaba… pero en lugar de desistir o dejarme arrastrar por la frustración, ponía todavía más empeño. Si un Avemaría la rezaba distraído, no la contaba y volvía a rezarlo. Si durante un Misterio me había enfocado en mis cosas en lugar de la escena del Señor que contemplaba, volvía a rezarlo completo. Mis Rosarios duraban una hora y media o más… pero poco a poco fue desapareciendo la distracción, la ansiedad y la falta de atención. Entonces me di cuenta que es el enemigo que no quiere que recemos (o que recemos mal) para privarnos de todas las gracias que la Virgen nos alcanza de manos de su Hijo a través de esta oración. Persevera con ánimo, verás como pronto comienzas a disfrutar de esta gran bendición.

      Romualdo
    2. hace pocos años tuve mi experiencia de conversión y desde entonces el Rosario los sacramentos y la oración además del ayuno forman parte de mi di a día, o mejor dicho formaban parte porque desde hace una semana no rezo. Hace una semana pille un virus estomacal y fui a urgencias, allí me llevAron a Observación unas 3 horas. Me sentaron en una silla de ruedas con una vía en el brazo y decidí que lo mejor que podía hacer era rezar el Rosario como de costumbre. Nada más empezar sentí una desesperación tan grande, una necesidad tan imperiosa de salir de allí corriendo que sólo podía pensar en pedir el alta voluntaria o arrancarme la vía y salir corriendo.Le rogué a Dios en mi desesperación que me quitara aquella sensación tan horrible y de hecho poco a poco se me fue pasando hasta. que incluso cabecee en la silla hast que me dieron el alta una vez pasadas las tres horas. Hoy sigo en casa con un súper resfriado yy muchas ganas de vomitar, pero no he vuelto a rezar el Rosario, apenas dos oraciones cortitas y nada más. No se qué pensar, es muy raro y espero a mejorar un poco y volver a mi rutina de oraciones, pero me resulta muy cuesta arriba comenzar a rezar el Rosario.

      a.c.
    3. Hola, amigo Romualdo, Martín y a todos los amigos de la página. Estoy contenta por lo que dices, en tu mensaje, amigo Martín. Cuando una persona invoca la presencia de Dios, él obra en uno. El está ayudándote en ese cambio, porque tú lo buscas, lo llamas, te interezas en conocerlo. Y cuando uno busca encuentra. Dios va poniendo en tus manos, los medios necesarios del cual tú, te vas a valer para poder conocerlo y amarlo en verdad. Y la verdad, es creer en él, y su palabra. Palabras que muchos no quieren escuchar. ¿Porqué? no, se lo piden de corazón. Porqué , si tan solo, unieran, su corazón, al de él. Sabrían, que él, no quiere (Separación ). Porque, él. Lo que quiere es: Reconciliación, unión, y que todos vivamos en paz. Y estar en Paz, es: Buscarlo y amarlo. ¿Porque, amándolo?,( Amas ) y ¿Cuándo, amas? recibes. Y recibes para darlo a los demás. Y eso, es lo que hace nuestro Padre Bueno. Darnos amor, para darlo a los demás. Porqué, cuando uno lo tiene. Quiere compartirlo, con los demás. Por eso sigue así, mi amigo. Buscando y sintiendo el amor de Dios. Y como dice, esta frase hermosa de una canción: El Señor, es mi roca, mi fuerza y salvación. Para que tú amor por ellos, quede simentado. Y como, Nuestro Señor, Jesucristo nos lo enseña y dice: Hagan, pues, que brille su luz ante los hombres; que vean estas buenas obras, y que por ello den gloria al Padre de ustedes que está en los cielos.Bendición para tí mi amigo, y para todos los amigos, de la página.

    4. IM-PRE-SIO-NAN-TE !!! INÉS. No sabía que te agradaban mis posteos, gracias je!! No soy tan culto como Romualdo o vos pero me las arreglo jajaja!!.

      De Vos me encantan tus historias, esas parábolas geniales que siempre dejan alguna enseñanza.

      Antes yo era una persona que ni pisaba la Iglesia, hace mas de 10 años que no hiba, ahora hace como 2 o 3 meses que voy seguido a misa los domingos, rezo siempre que puedo y ahora estoy tomando el hábito de rezar el Rosario junto con un chico. No lo rezaré el 100 por ciento como realmente se debe pero espero que mis intenciones si valgan, porque he dedicado aparte de mi, flias, amigos en fin personas cercanas a mi, he dedicado para la religion, y para la Virgen, por el día de la madre (tardisimo pero bueno recien ahora estoy aprendiendo a rezarlo, xq mi idea era darselo para el dia de la madre), y he dedicado para las almas del purgatorio, para los niños…. etc etc.

      Como decía antes ni hiba a misa, nada ahora voy, rezo y me confieso. Antes tal vez no hiba por verguenza a la Iglesia porque van casi todos mayores, ahora me da PLACER y si me dicen algo, ni bola le doy. Imaginense un dia salí del boliche y les dije a los chicos, mañana voy a misa y ellos se reian,y yo ni mú, no les dije nada pero tampoco les di bola porque ME DA PLACER IR A MISA. Yo antes era una persona que si te hacía como quien dice “la cruz”, chau fuiste, no te hablaba mas y ni se te ocurra pedir perdon, ahora no, ahora hasta he PERDONADO a personas que yo en mi error antes decia que eran “imperdonables”.. Osea imaginense el cambio que Hizo Dios en mí, porque el cambio en mi persona no lo hise sólo, Dios lo hizo y yo puse un poquitito de voluntad.. (digo poquitito porque creo que todavia me falta y mucho)…

      Martin
    5. Hola, amigo Romualdo, y a todos los amigos de la página, y a ti mi amigo Martin, sabes cuando leo tus mensajes dan gusto, porque le preguntas cada tema a Romualdo y se ve que tienes mucho empeño en aprender. Pareces el hijo que pregunta cada cosa, y Romualdo el padre bueno, que enseña y del cual también aprendemos. Sabes, cuando nos dirigimos al Padre tiene que haber inocencia, amor, paciencia, respeto, etc. Y es así como nos dirigimos a él, para poder esperar las cosas buenas que él tiene reservadas para nosotros. Porqué en la inocencia no hay malicia. En la inocencia no hay pecado. Y como dice Nuestro Señor Jesucristo: Si no sois, como niños, no entrareis en el Reyno de Dios. A veces como que uno quisiera retroceder a cuando era niño. Por qué , cuando eres niño eres inocente tu vida es más simple, no tienen los problemas que tiene uno, de adulto. Pero nuestra transformación depende de Dios. Decimos: Amor, ¿Por qué? ¿Por qué? porque conforme vayamos acercándonos a él, él irá actuando en nosotros y su amor se hará como una necesidad en la que ya no puedas dejarlo porque la hiciste tuya. Y conforme vayas conociéndolo más y más, él ira llenando el vacío que hay en tu vida para fortalecerla para la vida. Y ¿Por qué? Para la vida. Porque la vida, es una lucha constante entre el bien y el mal. Nosotros en nuestras vidas nos regimos a dos leyes: La ley de la carne, que nos lleva al pecado y a la destrucción. Y la ley del Espíritu, que nos lleva a la vida de paz, con Dios. El bien y el mal están en uno. Nuestro Señor Jesucristo, nos dice : Venzan el mal , con el bien que puedan hacer. Pero nosotros, como personas simples muchas veces nos hemos dejado guiar más por el mal, que por el bien. Y ¿por qué? Porque, nuestro amor a Dios, no estaba simentado, porque no tomábamos conciencia, de quien es: Dios, Y lo que representa, para nuestras vidas. En Romanos 18,20 dice: Puedo querer hacer el bien, pero hacerlo, no. De hecho no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso ya no es obra mía sino del pecado que habita en mi. Y eso es cierto Martín muchas veces hemos hecho cosas, que no queríamos hacer, habíamos pensado en hacer las cosas bien y de pronto todo lo hicimos mal, y el bien que queríamos hacer se quedó solo, en intención . Y uno se lamenta y dice, pero si yo no quería hacer esto, ¿porque lo hice? Y nos sentimos mal, y es allí que uno busca a Dios, Y le dice: Padre porque hago todas estas cosas, yo no quería hacerlas, ayúdame, Ya no quiero ser el mismo de antes, me quito la vestidura vieja que me ataba al pecado, para revestirme de la vestidura nueva que me lleva hacia ti, para vivir una vida plena en ti. Pero para llegar a él, son muchos pasos que tenemos que dar. Y en la vida siempre se nos van a presentar: Miedos, dudas, obstáculos, y caídas que siempre las vamos a tener. Pero ahora hay una diferencia. Ahora caminamos con él a nuestro lado, pero nuestro amor por él tiene que ir perseverando, todo lo que tú puedas hacer por él es válido. Tú dices: No se algunas oraciones, pero las leo. También son válidas, porque él las escucha. Nuestra Madre Teresa de Calcuta decía: Todas las cosas que ustedes hagan, si las hacen con amor, eso es agradable a Dios. Otro de los puntos es la paciencia. A veces cuando hemos pedido algún favor a Dios, pensamos que las cosas se nos van a dar, pronto. Pero las cosas no funcionan así, todo depende de él. Solo él sabrá, cuando dártelas. Y lo que hace la paciencia. Es hacerte madurar. Hace que nuestra manera de ser, de pensar y de sentir, ya no sean las mismas, de cuando habíamos empezado. Porque Dios se irá manifestando en el transcurso de nuestras vidas. Pero así como Dios o nuestro Señor o Nuestra Madre santa, ángeles y santos, están allí para nosotros. Allí también está, el maligno. Que trata de destruir todo lo que uno buenamente pueda forjar para ellos. ¿Por qué? Porque el diablo quiere que nuestra alma se pierda. Pero como nosotros pertenecemos a Dios, por qué nos hicimos hijos suyos, y en el momento que invoquemos su santo nombre, él nos va a ayudar, proteger y a salvarnos de las fuerzas del maligno. Pero esto no quiere decir que no vamos a cometer algún pecadillo. Claro que sí. Por qué, todavía somos personas simples en busca del espíritu de Dios. Cuando cometemos algunas faltas. Podemos hacer méritos. ¿Qué quiere decir esto? Hacer algo, para reparar nuestras faltas. Ya sea: Oraciones, ayuno, limosna etc. O algo que para nosotros sea un sacrificio, y podamos entregárselo a él. Dios nos va a entender. Porque sabe que nos cuesta, el fallar. Porque escucha cuando nos lamentamos y le pedimos perdón. Pero él va ir moldeándonos, poco a poco a su manera. Pero también está el hecho de que nosotros pongamos de nuestra parte, y acatar los designios que él nos da. Luego está el respeto. El respeto es como el temor. Porque si decimos: Dios me está ayudando, y me está mostrando tantas cosas, como puedo fallarle. Entonces vamos a tener cuidado de hacer mejor las cosas, de pensarlas dos veces como se dice. Porque, entonces donde queda lo que decimos de. “Amar a Dios,” como que hay un temor de hacer algo, que a los ojos de Dios. Sea desagradable. Es entonces que tratamos de cuidarnos pidiendo siempre, siempre su ayuda, para que cuando se nos presente un obstáculo, podamos saltarlo. Habrá caídas. Pero que, en esas caídas, siempre esté la mano poderosa de Dios. Obrando en uno, para nuestra transformación. Bendiciones para ti mi amigo, Martín, Romualdo y para todos los amigos de la página. Ya les contaré otras cosas.

    6. Mis queridos amigos( si, amigos, cada día más en mi corazón y en mi mente)… y ahora, al hilo de lo que expone Martín.
      En la Iglesia está nuestra fuerza.., sigamos intentándolo y acudiendo. Este consejo me lo daba una señora mayor bien sencilla, que sin hacer mas divagaciones lo había sentido en ella, como flojeaba, si dejaba de asistir. La Iglesia, las celebraciones en el templo católico dan fuerza y nos recargan para la lucha diaría… ¿ Y sabes por que..? ¿ En que se fundamenta esto…? Pues, como lo acabo de conocer, lo quiero compartir ( ya Romualdo nos lo aclarará, si no lo hago de forma muy ortodoxa)

      Ayer mismo, en el Evangelio, Jesús nos dice que edifiquemos nuestra casa sobre roca,… pues bien La Roca es El y en cada iglesia católica, el altar consagrado es la ROCA VIVA, simbolizando a Jesucristo sobre la que se apoya y sustenta la asamblea, que se congrega para celebrar con el sacerdote. Fíjate, como besa el altar al comenzar y al despedirse: ¡¡¡Esta besando y adorando a Jesús!!!

      En Roma, en la Basílica de San Pedro, el altar está sobre la tumba de Pedro, sobre la que Jesús instituyó su Iglesia, que ha de prevalecer, contra cualquier ataque del mundo… Esta explicación nos ha llegado aquí con la consagración por el papa del templo de la Sagrada Familia en Barcelona. Con una belleza impresionante y una liturgía, que parecía la antesala del cielo, el papa ha procedido a consagrar el altar, ungiéndolo detenidamente, en un simbolismo que presenta a Jesucristo como el Ungido… y lo sagrado del rito, que hasta al mismo pontiífice ha sobrecogido…

      Martín, nuestra fuerza, nuestra roca está ahí, en todos los altares católicos consagrados y en todas nuestras iglesias, sean fabulosas basílicas o pequeñas capillitas en la selva.. y , ahora comienzo a verlo… dándonos, sí, la fuerza, que les ha hecho, p.ejemplo a los mártires de Irak, el ir a la misa ese domingo cruento de su muerte, a sabiendas de que su vida estaba en peligro.

      Me he alargado demasiado… es la inspiración que me viene con este impulso mutuo que recibimos aquí: ¿Que el buen Dios, que todo lo puede, nos ayude a edificar bien nuestras casas…!

      carmele
    7. Con respecto a tu segunda Respuesta Inés… Vos dijiste :

      “Yo soy una persona que al igual que ustedes va en busca de Dios, que se equivoca muchas veces … y que en en medio de las dificultades siempre vamos a encontrar el amor del Padre que nos escucha y alivia de nuestros pesares….”

      Vos sabes que es así, todos nos equivocamos, yo de mi parte, quisiera NO pecar, quisiera tener CERO pecado pero me he imposible, siempre alguno aparece y todas las semanas tengo que confesarme y de hecho me hace re bien a mi alma pero como dije quisiera estar en CERO pecado y siempre alguno aparece. No sé si a vos te ha pasado pero he notado que cada vez que mi Fe crece mas y mas, se me hace mas dificil andar en el camino del señor, y lo digo en el sentido de que cada vez me acerco mas al señor, mas fuertes son las tentaciones. Cada uno sabe cual o cuales son sus tentaciones mas “grandes” digamos, y yo al acercarme cada vez mas al señor, esas tentaciones “grandes” toman mas fuerzas y como que me quieren alejar del señor y lucho contra eso… ¿alguna te pasó así Querida Inés? Creería que lo que dije es una muestra de la eterna lucha del bien y el mal, el mal que quiere que peque y el bien que quiere que mi fe crezca mas y mas y mas.

      PD : (digo mi “fe” crece porque antes ni rezaba, ahora lo hago casi siempre, rezo el rosario y voy a misa)

      Espero que me hayas entedido, lo que intenté desir.

      MARTIN
    8. Con Respecto al primer mensaje, es impactante pero demuestra como Dios quiso que vos Inés Rezes el Rosario para las almas del Limbo porque ellas necesitan que alguien oren por ellos y como el señor sabe que vos lo haces, no te dejó dormir y te lo hizo Rezar. Está bien te asustate un poco quizás pero ahora muchas almas seguro te lo agradeceran!!…

      Me quedó marcada la frase “…Cuando uno lo va conociendo uno ya no pide por uno nada más, sino tanbiém por los demas…. “. Como dije esta frase me marcó porque es lo que me pasa a mi, primero pedia para mi, ahora por mi y por los demas.

      PD: Vos que Rezas el Rosario pregunto ¿Está bien si yo lo rezo pero no sé algunas oraciones? Digo porque yo lo rezo, pero hay oraciones que no las sé entonces la leo. DE mi parte creería que está bien porque lo que vale es la intención, pero no sé, quisiera acordarme todas las oraciones de punta a punta…

      MARTIN
    9. Hola, amigo Romualdo, y a todos los amigos de la página, quería decirles que anteriormente cuando yo me estaba interesando en el tema de los ángeles, años atrás había visto temas de los ángeles, en documentales, y después en el programa de la madre Angélica. Pero una vez, leí testimonios de los ángeles que se te aparecían en la noche, y a veces en la oscuridad, y una vez, un testimonio de una persona que estaba durmiendo y al despertarse en la madrugada vio a un ángel, al principio se asustó, pero después el ángel le dijo que no temiera que venía a ayudarla, y como yo, ya había escuchado la voz de mi ángel, como que empecé a sentir miedo, porque yo decía, que tal si me voy a acostar y como todo está oscuro, vaya a ser que vea a mi ángel y me asuste, claro que uno se siente indigno, porque solo Dios sabe a quién, mostrárselo, pero cuando a uno se le meten ideas en la cabeza, solo Dios te ayuda. Y me veía agarrándome el corazón y creo que hasta desmayándome, había quedado tan asustada que cada vez que iba a dormir y como estaba oscuro, sentía un poco de miedo y decía : Padre cuídame, me tranquilizaba, me cambiaba y cuando tenía que apagar la luz, era otro susto, agarraba mi rosario y con en el rosario en la mano, decía: Dios tú me cuidas, iba a mi cama, y en la cama, si era valiente, decía: Padre. ¿Por qué tengo miedo? ¿Por qué esa sensación de que subiendo a la cama, como que me van a jalar del pie? ¿Porqué? Ayúdame. Los primeros días, hasta temblaba, pero una vez que ya estaba en la cama y hablaba con Dios y le contaba lo que me sucedía, mi semblante cambiaba tenía la confianza, la seguridad de que él me protejía, rezaba unas oraciones y la oración para el ángel de la guarda y me quedaba dormida. Yo no sé, pero antes no era así, me quedaba hasta tarde, mis hermanos más bien se asustaban de mi, ¿Porqué? Les cuento. Una vez quería rezar de noche, y dije : Mis hermanos ya se fueron a acostar, voy a ir a la sala y allí voy a rezar, la luz de la sala estaba apagada, solo alumbraba la luz que se traslucía de la calle hacia la ventana de la sala, mi hermano se había olvidado de echar llave a la puerta, en eso prende la luz del comedor y de improviso ve a alguien sentado, y yo ya veía que se iba a asustar, por las reacciones que tenía, claro que yo, no lo había hecho a propósito y agarrándose la mano al pecho ,dice: Muchacha, que me asustas que haces ahí sentada a oscuras, y yo también decía: Soy yo, no te asustes, es que quería rezar a solas, y mi hermano me dijo y porque, no prendes la luz, creo que yo quería que nadie me viera rezando, pero bueno a veces, así ocurren las cosas. No fue al único al que asusté, ahora lo hago en mi cuarto, allí a nadie asusto. Y es que me pasan cosas, y es como si Dios quisiera decirme, que no tengo porqué temer a mi ángel. ¿Cuándo mi madre vivía, rezábamos el rosario, ella decía: Hijita hay que rezar el rosario, y después vamos a pedir por todas las almas del purgatorio, para que sus almas sean purificadas, porque Dios al escuchar nuestras oraciones, va ir perdonándolos y solo así se van a ir purificando, y solo él sabe, cuándo verán su gloria. Reza siempre por ellos. Mi madre, era buena, rezaba por todos sus parientes, amigos vecinos etc. Lo más hermoso que me dejó, fue amar a Dios, a rezar el rosario y a quererla, y porque digo quererla y no amarla, ¿Por qué, a veces uno se pregunta. ¿Abre querido bien a mi madre? ¿Padre Mío? Uno llora, y se lamenta porque no la tienes, pensamos que ellos siempre van a estar con nosotros, pero así es el destino. Cuando nosotros hablábamos ella me decía: Si Diosito quiere llevarme algún día, yo no tengo miedo a la muerte. Yo le decía, mamá no hables esas cosas, ella como que ya estaba preparada para la muerte. Prosiguiendo, yo no sabía de las almas del limbo, es así que empiezo averiguar y supe que eran las almas de los niños abortados, no deseados, sin bautizo. Me dio tanta pena, que dije: Voy a rezar por ellos, y me acordé del alma de mi bebé, que no pude tener, tenía dos meses y días de embarazo, un día me sentí mal, fui al doctor, me aplicaron inyecciones pero no pude retener el feto y se me vino, era un mar de lágrimas, lloraba y lloraba, mi madre me decía: Ya no llores hijita, solo Dios sabe porque hace las cosas, pero yo le decía a mi mamá: Pero yo quería tenerlo, ¿porque lo perdí,? pasé muchas tristezas, y siempre le preguntaba a Dios, porque no pudo nacer mi bebe, rezaba y me resignaba, yo sé que mi madre cuando estaba en vida también rezaba por mí, porque me veía mal . Por eso es que me acuerdo de mi madre y por todo lo que me decía. Solo tengo una hija, y ella ahora tiene 18 años. Un día estaba rezando por las almas del limbo, había terminado de rezar por ellos, y ya para pedir por mí había puesto mis manos en la biblia, cerrado mis ojos y de pie, y derrepente cuando estaba pidiendo siento el chamusqueo de la vela y me asusté, era la primera vez que escuchaba ese ruido, sabía que era de la vela, pero era algo nuevo para mí, en ese momento le dije: Padre es a ti a quien estoy invocando, cuídame, proteje mi ser, y a la vez alegría de saber que estaba allí, como que se estaba manifestando. Termine y me fui a hacer mis cosas, claro que me quede con esa idea de la vela pero me sentía contenta. Una de mis hermanas y yo, siempre nos turnamos para ir a comprar flores a la virgensita, que tenemos en un esquinero de nuestro comedor, ella no pudo ir a comprarlas el día que le tocaba y me dice : Vimi, cómpralas tú, y yo las pongo a la hora que vengo, ese día estaba ordenando las cosas, antes de irme a dormir, y cuando fui al cuarto, mi esposo ya se había dormido, la luz estaba apagada, todo estaba oscuro, voy a abrir la puerta y un aroma a flores, entre mi, dije, ¿Qué ángel me está visitando?, pero también me decía: ¿Tan fuerte es el olor de las flores que estaban en la cocina que se me ha impregnado en la ropa?, no, no. El olor viene de aquí, del cuarto, entré y rezando, hice mis cosas, y decía , no tengo que tener miedo porque tú me cuidas Dios, para no sentir miedo, porque son cosas que me están pasando y como que Dios me hace ver que no debo temer, y que de él depende si alguna vez veo o no a mi ángel. Una de las cosas que he aprendido también es, que cuando hablo a mi Señor y rezo para él, también debo ensalzar a mi Padre. Y ¿Por qué?, una vez leyendo un párrafo de la biblia, nuestro Señor decía: Ensalcen a Dios, Alábenlo, y cuenten todas sus maravillas. ¿Porqué ? El poder que tengo, me viene de él. Nuestro Señor Jesucristo con su humildad, ensalza a su Padre, y nosotros también como sus hijos también debemos ensalzarlo porque él nos dio el ser para amarlo y depender de él para nuestra salvación. Todos los miedos y dudas nos la pone el maligno para alejarnos de DIOS. Yo soy una persona que al igual que ustedes va en busca de Dios, que se equivoca muchas veces y llora, pero se que en medio de las dificultades siempre vamos a encontrar el amor del Padre que nos escucha y alivia de nuestros pesares. Bendiciones para todos mis amigos.

    10. Hola, amiguito Romualdo, y a todos los amigos de la página, yo quería contarles una experirncia y con esto no quiero jactarme ni creerme más. Una vez me había sentido mal y por curarme me había medicinado yo, las pastillas que había tomado eran muy fuertes y habían sido ya tres días que las venía tomando y me chocaron, me levantaba con una depresión y me sentía triste, con decirles que el cuerpo me temblaba de la nada, no soy de tomar muchas pastillas, pero bueno por quererse medicinar uno, lo que pasa, entonces dejé de tomar los medicamentos, y me dije voy a rezar a mi padre para que me ayude a sentirme bien, pero anteriormente ya le había dicho como me sentía y era como si Dios me probara y estaba igual,entonces rezando le pedía que ya no quería sentirme de esa manera, que por favor sintiera su amor y me alegrara para que me diera ánimo y como lloraba, seguía pidiendo su ayuda, y le decía: Tu eres presencia viva, tu estás aqui escuchando mis ruegos no me abandones que me siento mal, me siento desanimada, como sin fuerzas, con miedo, y le decía: Padre esta tristeza no viene de tí ayúdame, estos temores que hacen que quiera alejarme no vienen de ti,ayúdame, Padre mío. Comencé a rezar el rosario, termine y le agradeci por todo, más tarde dije, voy a entrar a la página aunque estaba desanimada porque me sentía mal, y era como si quería decirles a ustedes que me ayudaran y rezaran por mí y me den ánimo pero sentía verguenza de pedirselos y no me animaba y no se, como veo un mensaje del hermano josé Leonardo que pedía ayuda, y les dije: Me he sentido triste y desanimada pero siempre pidiendo la ayuda del señor para poder restablecerme y estar animosa en todo lo que haga, sabiendo que no estamos solos que siempre vamos a contar con la ayuda de Dios y de ustedes mis amigos que nos escuchan y en un momento como éste, para poder reforzarnos, esas palabras que en un momento dado reanima el fuego del amor de Dios y que quiero dejarla para tí mi amigo José Leonardo, porque sabes Dios no nos abandona en estos ni en ningún momento de nuestras vidas. Y es alli que empiezo a hablar del cántaro y de la última gota, pero yo sentía que Dios llenaba mi mente y mi corazón para dejar ese mensaje, aunque chico pero había el amor de Dios esa fuerza que impulsa a hablar de él de su amor como llena , como endulza, como alivia y hace que ya no estes triste sino que te llenes de él, porque al querer aliviar a otra persona te alivia también a ti, porque cuando uno lo va conociendo uno ya no pide por uno nada más, sino tanbiém por los demas. Aferrarnos a él con todas nuestras fuerzas aunque pecadores somos y cometemos muchos errores y tenemos debilidades pero con todo eso nos aferramos a sus brazos amorosos, porque cierto es que el maligno anda suelto y así como caminamos con nuestros ángeles, así también el maligno camina con nosotros para desanimarnos, y a veces hacerle preguntas a Dios, ¿Porqué me abandonas Padre ? ¿Porqué no te siento? ¿ya no me quieres? sabiendo uno mismo que lo que decimos no lo sentimos, que tan solo son dudas. porque después terminamos diciendo : Perdóname Padre, no se, ¿ porqué? te digo todas estas cosas , si se que tu éres presencia viva, que me quieres, que me escuchas y velas por mi. Esas dudas son del maligno que quiere alejarnos, y desanimarnos. Anteriormente me han pasado algunas cosas qu e se las voy a contar, pero como se trata de hablar del maligno, les digo esta última que me pasó: Un día había terminado de hacer las cosas tarde, me disponía a dormir en eso siento que el perrito llora, tenemos un cachorrito, mi hija se levanta y me dice tu le preparas la leche y yo me quedo a hacerle jugar un rato, luego mi hija se fue y la dejé porque ella se va a la academia temprano y no quero que en la academia se quede dormida, me quede con el perrito luego lo acosté y me fui a dormir cuando veo la hora, eran las tres y media de la mañana, yo pensaba, ahora voy a dormir menos de dos horas y media, porque tengo que levantarme temprano, preparar el desayuno y alistar todas las cosas para ellos, menos mal que todo salió bien, y es que cuando ellos se van, rezo un rosario para la virgen y luego un rosario para las almas del limbo, pero me sentía tan cansada y más era el sueño, que decía: Señor tengo mucho sueño, por favor perdóname, sino rezo el rosario para las almas del limbo porque el otro ya lo había rezado, y se que si rezo este otro me voy a quedar dormida, para esto me acuesto y agarro mi rosario, tenía el rosario en la mano, le volví a pedir perdón y le dije solo déjame dormir un poquito hasta que recupere mi sueño, perdoname,y que mi angelito de mi guarda me despierte, me cuide y me libre del maligno, cuando termino de decir mi ángel me libre del maligno, siento mi puerta que sonó fuerte como si alguien saliera tropezandose con ella y la dejara retumbando,volteo y no había nada, senti un poco de miedo pero luego dije tu me cuidas padre y mi angelito de mi guarda que tu pones a disposición nuestro también nos cuida porque tu nos quieres, y les pides que nos cuiden y protejan, ya no pude dormir, me levanté y reze el rosario que era para las almas del limbo, y dije nuevamente, tu me cuidas Dios mío y mis angelitos que pones a mi dispocisión, gracias Padre ayúdame a amarte como tú mereces ser amado, se que cuando uno empieza a querer a nuestro Padre, a buscarlo llamarlo, sentirlo y hacer de él nuestras vidas él nos va a protejer porque somos su propiedad, somos sus hijos, y nos quiere, luego les contaré otras cosas, Bendiciones para todos mis amigos.

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios