Los tres árboles

Esta noche celebramos el nacimiento de Jesús… aquel día glorioso cuando cielo y tierra se juntaron para que Dios pudiera nacer en un pequeño establo en Belén… imagino la alegría de María y de José, contemplando al Niño por primera vez… los imagino mirando sus manitas, sus piececitos, sus ojitos… deben haber quedado extasiados ante el insondable Misterio que tenían frente a ellos… ¡Dios hecho hombre… el Todo que se apoca para tomar forma humana! Nunca podremos comprender la grandeza de su Amor por nosotros…

Esta mañana, al salir a trabajar, contemplaba el pequeño pesebre que tenemos en casa y pensaba en María y José… de seguro ellos tenían muchos sueños para su vida juntos… María había consagrado su virginidad a Dios… y José anhelaba una vida de familia junto a aquella hermosa joven de Nazareth con la que se había desposado… pero con el anuncio del ángel los dos sueños cambiaron radicalmente… y sin embargo, se cumplieron con una plenitud exquisita…

Esta noche pidámosle al Señor que igual que María y José, también nosotros podamos ver realizados en nosotros todos esos sueños que Él ha soñado para nuestra vida… y de esa manera, lleguemos a ser un día esos hombres y mujeres que Él soñó desde toda la eternidad…

Comparte...

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    Últimos comentarios