Vuelve a casa

Publiqué este artículo el año pasado, pero hay algo que me impulsa a traerlo nuevamente… tal vez el Señor conoce a alguien que necesita leerlo en este momento… o tal vez era yo quien necesitaba recordarlo…

~*~*~*~

La parábola del hijo pródigo es una de las más hermosas historias contadas por Jesús… pues en ella se encierra todo el Amor que el Padre siente por cada uno de nosotros, sus hijos…

El hijo que es seducido por mil cosas y se marcha lejos del hogar… cae y no puede levantarse solo… que estando en lo más profundo de la fosa, se siente perdido… y lo está… pero un rayo de esperanza toca su corazón… es la gracia de Dios que ilumina su conciencia, aunque aún no lo reconozca… y hay algo en su interior que le hace querer volver… y vuelve… para encontrar el abrazo del padre que lo espera para llenarle de su amor…

Esta historia no se trata de perdón… aunque está presente en el silencio del encuentro: el hijo que lo pide y el padre que lo otorga… en la historia del hijo pródigo el gran mensaje es la Misericordia… esa compasión que brota desde lo profundo del corazón para volcarse en amor sobre la miseria del que sufre… la misericordia sana, renueva, restaura y salva… y así es el Amor de Dios para cada uno de nosotros…

Es interesante, pero no importa quién eres… siempre estás representado en uno de los personajes de la historia… tal vez hoy seas el hijo que necesita regresar a los brazos de su padre… o el padre que aguarda con los brazos abiertos el regreso del hijo… o el hermano que siente celos a pesar de tenerlo todo… incluso los sirvientes que son testigos e instrumentos en la reconciliación… quizás no se trata de un regreso físico, sino espiritual… pero estoy seguro que puedes verte en uno de los personajes de la historia….

El video que acompaña esta reflexión cuenta una versión moderna de la parábola del hijo pródigo… y me toca de manera especial pues a diario me cruzo en el automóvil con jóvenes que bien podrían ser este personaje… deambulan por las calles pidiendo una limosna… tal vez para saciar su adicción… tal vez para un bocado de comida… no lo sé… como tampoco sé las circunstancias que les ha tocado vivir… pero oro al Señor para que puedan abrir sus corazones y se dejen alcanzar por su Misericordia… y tal vez alguno de ellos quiera regresar a su hogar…

Comparte...

    3 comentarios en Vuelve a casa

    1. hola, estoy muy emocionada con el vídeo, me pareció una genialidad hecha realidad.gracias me ayudo para una clase final de Lucas el evangelista…..

      patricia isabel
    2. Gracias a ti… DTB!!!

      Romualdo
    3. Gracias, hermano, por esa reflexión, y el video. Estoy compartiéndolo.
      Un abrazo.

    Tienes algo que decir

    La dirección de email no será publicada, pero debe completar los blancos marcados con *.

    *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Últimos comentarios